‘La infamia’, dirigida por José Martret, llega a las Naves del Español en el Matadero. Se trata de una adaptación de Lydia Cacho y José Martret basándose en ‘Memorias de una infamia’, de Lydia Cacho. Una impresionante obra de teatro protagonizada por Marta Nieto hasta el 2 de enero y por Marina Salas hasta el 16 que terminan las representaciones.

Lydia Cacho es una periodista y activista mexicana que ha estado toda la vida luchando contra la violación de los Derechos Humanos, y especialmente contra la discriminación que sufren las mujeres. Ella es una mujer decidida, valiente y muy comprometida con aquello en lo que cree. Ha peleado y sigue peleando por los derechos de la mujer y está en contra del feminicidio que asola su país. Se juega la vida en cada una de sus investigaciones periodísticas defendiendo con uñas y dientes las causas justas y necesarias.

Durante años ha desafiado y denunciado a mafiosos, políticos poderosos o empresarios multimillonarios y sin escrúpulos que atacan, abusan, violan o asesinan a mujeres, niñas y niños mexicanos. En 2005 publicó el libro ‘Los derechos del Edén’, un estudio en el que denunciaba una red internacional de pedofilia y explotación sexual infantil, dirigida por el empresario hotelero Jean Succar Kuri. La presentación de este libro cambió su vida por completo ya que a los pocos días un dispositivo policial “legal” la secuestró en Cancún.

‘La infamia’ da a conocer esta historia universal puesto que muchas periodistas todavía son secuestradas, torturadas e incluso asesinadas solo por ejercer de manera legal su profesión. Una obra autobiográfica sobre un hecho cruel que ocurre más a menudo de lo que podamos imaginar. La propia Lydia Cacho ha participado en la creación de la obra y eso es de agradecer y se nota en el texto. Combinando la narrativa teatral con la cinematográfica, ‘La infamia’ es un relato difícil de presenciar pero muy bien construido. Una invitación precisa para conocer a una mujer excepcional.

Fotógrafo: José Alberto Puertas

‘La infamia’ es una pieza teatral que está muy bien narrada. La puesta en escena es impecable y de lo más original con una cámara siguiendo a Marta Nieto por todo el escenario para que el público pueda ver primeros planos a través de una pantalla. Una idea brillante para que los espectadores se sientan partícipes de la historia y no te pierdas ningún detalle de su magnífica interpretación. Alessio Meloni ha sido el encargado del diseño de este espacio escénico.

Sale a escena con mucha fuerza y poder derrochando talento. Con una presencia escénica brutal, Marta Nieto se mete al público en el bolsillo con tan solo una mirada cargada de significado. Una hora y media de monólogo que me saben a poco porque su interpretación es completamente hipnótica y cautivadora. Marta Nieto no necesita a nadie más para hacer que ‘La infamia’ sea una obra potente y buena, ella sola se basta.

‘La infamia’ es una obra de teatro angustiosa por la historia que cuenta y la forma que tiene de hacerlo. Una historia basada en hechos reales que es dura de escuchar y hasta de creer. Una realidad que han plasmado muy bien y Marta Nieto sabe transmitir a la perfección metiéndose en el papel de Lydia Cacho de manera casi natural. ‘La infamia’ es una obra de teatro tan sencilla y directa al grano, que merece totalmente la pena.


Paloma Arwen