Llama la atención solo por el nombre. Atractivo, popular y muy identificativo. A lo largo de nuestra existencia, todos hemos tenido problemas con nuestras madres alguna vez. Nos aman incondicionalmente, y eso muchas veces las lleva a inmiscurise en nuestras vidas y en la de la gente de nuestro alrededor. Cualquier persona puede tener inseguridades a nivel laboral, amoroso, con amigos, con su propio físico, pero el tema de las madres es algo a lo que todos asentimos, resigándonos a lo que pase y conformándonos con un «La madre que me parió«.

Fresca, actual y con una cola que dobla la Plaza de la Luna. «La madre que me parió» llena el Teatro Lara. Una obra escrita por  Ana Rivas y Helena Molares, con Gabriel Olivares como director y con un maravilloso elenco con Ana VillaAlicia GarauEva HiguerasSara VegaMarisol AyusoJuana CorderoAurora Sánchez y Diego París como principales protagonistas.

Imagina que el día de tu boda te das cuenta de que has cometido el mayor error de tu vida y quieres «arreglar lo que se pueda». Tu madre siempre va a estar ahí, apoyándote, aunque a lo mejor primero te mata un poquito. Nuestro mayor miedo no es envejecer, estar solos, o ser infelices; nuestro mayor miedo es darnos cuenta de que, lo queramos o no, nos parecemos a nuestras madres.

«La madre que me parió» en el Teatro Lara juega con ese cliché tan identificativo para ofrecer una comedia inteligente, amena y súper divertida que es capaz de encandilar hasta el más duro espectador. Un guión fresco, rápido y dinámico que mezcla diferentes personalidades, estilos de vida y argumentos enrevesados que alimentan las risas de la sala. Aunque eso sí, y alerta spoiler: buscar qué madre se parece más a la tuya es inevitable.

Es una obra que disfrutarás, con la que te reíras y con la que, inevitablemente, saldrás con las ganas de llamar a tu madre para darle las gracias y decirle que la quieres. La madre que me parió es una catarsis hecha con humor, que te alecciona y que te hace reflexionar sobre la «macroimportancia» que le damos a los diferentes aspectos de nuestra vida. Madre e hijas siempre tendrán secretos entre ellas y siempre discutirán, pero a la hora de la verdad, siempre se mostrarán unidas para defenderse la una a la otra con uñas y dientes. ¿Y qué hay más bonito que eso?


Lauren Izquierdo

Ah, creo que es ahora cuando tengo que decir que dirijo este sitio. Así que sí, soy la Directora de Status of Empire. ¿Quieres saber mis dos mayores secretos? Soy un cuadro y siempre escribo sobre lo que me da la gana. Llevo en el mundo de la moda desde que tengo 15 años y eso me ha dejado un poco cucú. Pero ahí vamos, sobreviviendo (aunque cada vez tengo más ganas de irme a vivir al campo). Además, también soy experta en belleza. Una, que se adapta a los nuevos tiempos. ¿Otro secreto? Venga, escribo sobre amor porque capitalizar sentimientos es un mood y es el mío, tengo un podcast que se llama Estas Crías y he publicado dos libros que son como mis hijos, Espinas de terciopelo y Silencio. Ale, y ahora a leer todas mis cosas, que tienes para rato.