religion-moda-conflictos

Un recorrido por las colecciones más polémicas,  inspiradas en la religión

A lo largo de la historia,  la moda y la religión se han fusionado interpretando los diferentes códigos sociales, artísticos, políticos y civiles. Dos mundos a primera vista opuestos, pero que siempre comulgaron juntos. Una unión ya consagrada, que en muchas ocasiones ha estado rodeada por la polémica.

Según la especialista en artes y literatura contemporánea Andrea Imaginario, la religión es un sistema de creencias, principios,  costumbres y símbolos establecidos por la idea de la divinidad o de lo sagrado. Las religiones siempre han estado fuertemente ligadas al ser humano, incluso se han considerado el principal elemento de cohesión del sistema de valores establecido en la sociedad. 

Todos los símbolos impuestos por la religión han servido como base de inspiración en la moda, su magnetismo ha eclipsado a los grandes diseñadores de la industria. Pero mientras muchos alaban cada una de las creaciones, muchos estallan en solemnes críticas. La religión siempre lleva consigo el conflicto, es un tema delicado, complejo y lleno de matices, además engloba factores sociales que ponen en juego muchas cuestiones como el poder, dinero, ideología, territorio e identidad. 

“Todos los símbolos impuestos por la religión han servido como base de inspiración en la moda”

En el año 1993, Jean Paul Gaultier fue el primero en enfrentarse a las tradiciones religiosas. El francés presentó en París una colección otoño-invierno llamada Rabbi chic, inspirada en la vestimenta de los judíos jasídicos, los más conservadores. Durante la presentación la pasarela se iluminó con candelabros de siete brazos, además y se sirvió la única bebida alcohólica permitida por esta religión,  el vino Kosher Manischewitz. Gaultier sabía que podía enfrentarse a múltiples críticas, pero sorprendentemente la comunidad judía no se sintió del todo ofendida.

1993-jean-paul-gaultier
Rabbi Chic de Jean Paul Gaultier, Pinterest

“En el año 1993, Jean Paul Gaultier fue el primero en enfrentarse a las tradiciones religiosas”

#Un recorrido por el catolicismo 

Jean Paul Gaultier se define como un diseñador atrevido, en 2007 volvió a la inspiración religiosa, pero esta vez se decantó por el catolicismo. Ataviadas por coronas, velos, y mini vestidos, las modelos desfilaron como auténticas vírgenes o santas. Pero Gaultier no fue el único en inspirarse en las vírgenes, Dolce & Gabanna en 2018 se inspiró en la mismísima virgen de Guadalupe para su colección más mexicana. Aunque los italianos ya eran expertos en estas referencias, ya que en 2013 presentaron una colección inspirada en los mosaicos de las paredes de la catedral de Monreale en Sicilia. 

No podíamos cerrar el recorrido por las referencias católicas, sin nombrar a Alexander McQueen y su crucifixión. El diseñador escocés presentó su primera colección como director creativo de Givenchy con poco éxito, por ello, decidió apostar alto y tomar como inspiración la crucifixión. McQueen decidió estampar en unas chaquetas a modo de patchwork el cuadro del flamenco Robert Campin Gestas, el mal ladrón (1430).

alexander-mcqueen-givenchy
Alexander McQueen y su crucifixión, Pinterest

#Sembrando el escándalo con el mundo árabe

En 1994 Karl Lagerfeld subió a la pasarela de Chanel a Claudia Schiffer, vestida con un corpiño en el que estaban bordados unos versículos del Corán. Lagerfeld en un primer momento pensó que era una frase de amor a la Maharani del Taj Majl, ya que lo vio en un libro sobre esta joya india. El fallo humano se convirtió en todo un escándalo, y tanto el diseñador alemán como los directivos de Chanel tuvieron que pedir disculpas públicamente ante el Imán de la Mezquita de París. Chanel no fue la única en ser criticada, Claudia Schiffer llegó a recibir amenazas de muerte, y tuvo que ser escoltada por guardaespaldas durante un largo período de tiempo. 

Lagerfeld no ha sido el único en sembrar el escándalo con el mundo árabe, dos años después Hussein Chalayan presentó una colección llamada Burka. Esta línea se presentó como un ejercicio tremendamente provocador, en el que el diseñador turco quiso explorar la tradición musulmana, a través de  burkas de diferentes tamaños. Lo más conflictivo y significativo de todo fue que las modelos iban totalmente desnudas, y la única prenda que  lucían era el burka. Con esta colección  Chayalyan, pretendía reflejar la opresión y sumisión que viven las mujeres musulmanas. 

“Lo más conflictivo y significativo de todo fue que las modelos iban totalmente desnudas. Chayalyan, pretendía reflejar la opresión y sumisión que viven las mujeres musulmanas”

Miguel Adrover también se inspiró en la multiculturalidad del mundo árabe, para presentar su colección Utopía en 2001. Sus prendas buscaban reflejar la diversidad social en la cultura árabe a través de la mujer.  A través de su Utopía Adrover intentó consolidarse en la moda, pero la fecha de su presentación lo marco todo, fue unos días antes del atentado del 11 de septiembre, lo que provocó un estallido de críticas acusándolo de simpatizante.  De la misma forma se vio salpicado  David Delfín en 2003, con su colección primavera-verano Cour des miracles inspirada en el movimiento surrealista. Las modelos lucían su rostro cubierto y una soga alrededor del cuello, algunos críticos vieron claras referencias a los talibanes y la guerra de Afganistán. 

religion-moda
Utopía de Miguel Adrover y Claudia Schiffer para Chanel en 1994, Pinterest

“A través de su Utopía Adrover intentó consolidarse en la moda, pero la fecha de su presentación lo marco todo, fue unos días antes del atentado del 11 de septiembre”

Culminamos este recorrido por las inspiraciones religiosas más sonadas, con las sacerdotisas paganas de Rick Owens. El diseñador californiano presentó Priestesses of Longing, una colección sobria en tonos negros y grises, todas las modelos llevaban cubierta la cabeza con pañuelos a modo de toca. Algunos críticos afirmaron que Owens quiso representar a monjas, otros hablaron de los kafts egipcios, pero realmente su creación giraba sobre la necesidad que tenemos los humanos de poseer algo.

No hay duda de que la moda y la religión se renuevan constantemente, ambas son armas poderosas de pensamiento y disputas,  juntas y separadas son capaces de generar una huella cultural indiscutible en el mundo entero. 


Olga Juárez

Periodista y documentalista, dispuesta a aceptar nuevos retos y a adaptarme a cualquier cambio que me haga salir de mi zona de confort.