Acabamos esta temporada con uno de los pecados capitales. Todos hemos mentido pero ¿lo justificamos? Tranquilos, hoy no filosofeamos demasiado. Solo tenemos tiempo para la discursión y el consultorio final. ¡Hasta pronto pencas!


Selma Escalona