lady gaga

En la industria de la música hay superestrellas que desfasan. Se impregnan en nuestra mente durante años y pasan de generación en generación. Muchas sirven de ejemplo de superación en distintos colectivos que se ganan un gran hueco en la memoria de todos. Durante los 70 tuvimos a Queen, en los 80 y los 90 Michael Jackson rompió los moldes, y en la actualidad, Lady Gaga es la reina del trono. Y que, casualmente, su nombre se debe a la canción Radio Gaga de los británicos. Pero, no solo forma parte del mundo de la música, sino que también destaca en el cine y, hasta en la moda.

Si decidimos presentar a Lady Gaga, la primera definición más acertada sería “la nueva reina del pop”. A pesar de comenzar en el 2008 su carrera tan exitosa, no ha tardado mucho en llevarse este gran título, que antes habían defendido otras artistas como Madonna o Britney Spears. Stefani Joanne Angelina Germanotta, su nombre actual y verdadero, se consagró con esta distinción a poco de saltar a los escenarios. Y, como hemos dicho no a destacado solamente por su música a lo largo de esta década.

La vida de Gaga no fue ni la más bonita ni la más fácil. Sufrió bullying desde muy pequeña, pero nunca se rindió ante lo que le estaba por venir. Siempre soñó con llegar a donde está ahora, incluso me atrevo a decir que no esperaría ni un cuarto de lo que ha conseguido. Comenzó muy joven en el mundo musical, pero no fue hasta 2008 cuando debutó a lo grande.

#Música

A punto de tirar la toalla, Lady Gaga lanzó en 2008 al mundo su primer disco, The Fame, con el que consiguió llegar a ser número uno en varios países, y ser la ganadora de dos de los cinco premios Grammy a los que estuvo nominada. Paparazzi y Poker Face fueron las siguientes en consagrarse como unos temazos a nivel internacional. Un año después nos deleitó con un nuevo álbum de estudio, The Fame Monster, con el que lo petó. ¡Además realizó la famosa colaboración con Beyoncé en Telephone! A partir de aquí es cuando se comenzaron a amontonar los premios de música en su casa, entre los que destacaban MTV Video Music Awards, Billboard Music Awards y 13 Grammys más.

Dos años más tarde se produjo el lanzamiento de Born This Way, un clarísimo grito a la sociedad y apoyo incondicional sobre todo a colectivos oprimidos, como el colectivo LGTBIQ+. Born This Way, el single, fue un éxito inmediato, y no es de extrañar con su letra tan precursora y liberadora. En 2013 Artpop aparecía en nuestras vidas como agua de mayo, un disco mucho más electrónico y hip hop que los que había hecho hasta ese momento. Aunque, desgraciadamente no fue tan rompedor como se esperaban. Aplausse fue un boom, pero no lo suficiente.

El toque más country de Lady Gaga vio la luz en 2016 con Joanne, su quinto disco. Million Reasons, una de sus mejores baladas, tan queridas por medio mundo, rompió records y volvió a estar nominada en varios galardones internacionales. Y, tras un parón para centrarse en el cine, volvió en 2020 con Chromatica. Este último disco es probablemente uno de los más electrónicos de su carrera. Una nueva Lady Gaga quiso romper con el molde y nos sorprendió con una aparición estelar junto a Ariana Grande, con Rain On Me. 911 y Stupid Love representan lo más íntimo y personal de la artista, y muchos de sus seguidores han querido analizar sus videoclips descubriendo ideas bastante elocuentes.

Otras muchas aportaciones estelares de la estadounidente es su participación en la película A Star Is Born, que compartió escenario con el famosísimo actor Bradley Cooper y cantaron juntos Shallow. ¡Y una vez más su canción tuvo una repercusión mundial!

#Cine

Además, para añadir mucho más caché a su currículum, Lady Gaga ha protagonizado varias películas y ha hecho cameo en muchas otras. La más famosa, y por la que las personas que aún no le ponían cara supieron quién era, fue A Star Is Born. Dio vida a Ally, una cantante sin mucho éxito que una noche se topó con Jackson Maine, interpretado por Bradley Cooper, y con el que inicia una relación romántica. Los dos se unen para ser la pareja más aclamada por el público, pero la fama no tarda en hacer estragos en su vida. Con ella ganaron decenas de premios, entre los que destacan un Óscar, cuatro Grammys y un Golden Globe Award. Todo ello con una banda sonora que fue la favorita durante varios años.

La artista también ha participado en filmes y series como American Horror Story, Gossip Girl y su propio documental el Netflix. Próximamente podremos disfrutar de otra de sus apariciones protagonizando La Casa Gucci, donde interpreta a Patrizia Reggiani, la ex mujer de Maurizio Gucci. El 26 de noviembre será la fecha de su estreno y, desde que se conoció su participación es una de las películas más esperadas de este 2021.

#Moda

Para terminar de dar un repaso a su carrera, no podemos olvidarnos de su estilo. Siempre se ha definido como extravagante, ecléctico e inesperado. Pasamos de verla en una alfombra roja con un vestido hecho íntegramente de filetes de carne, a sombreros que tapan literalmente toda su cara, e incluso a unos tacones tan altos y finos que cualquiera temería por su vida. Sin embargo, con el paso de los años parece que Lady Gaga tomó un camino muy distinto y sofisticado, que sorprendió a miles de personas.

Ella misma admitió ser fan de la moda española, citando a diseñadores como Andrés Sardá, Juan Vidal o Amaya Arzuaga. ¡Además la estilista marbellí Marta del Río formó parte de su equipo! En un escenario más internacional, la hemos visto con modelos de Valentino, Schiaparelli o Dior. Lo que si está claro es que las pasarelas y alfombras roja temen cuando esperan que llegue Lady Gaga, nunca saben qué se encontrarán. Pero, ese estilo tan definido no es más que un buen método publicitario sino, ¿quién se atrevería a llevar un vestido de carne?

Las modas pasarán, los estilos de música avanzarán y se adaptarán a la actualidad, pero está claro que a Lady Gaga le queda mucho camino que abarcar. Que sus fans, o ‘Monsters’ sigan haciendo ruido es lo que más desea. Y si somos nosotros quien le ayudamos, ¡pues bienvenido sea!


Iratxe Cuadrado

Escuchar música y escribir sobre ella es una de mis pasiones. Una vocación desde hace años en la que me involucro inconscientemente para desconectar. Siempre intento difundir mis gustos para compartir la felicidad que me producen.