Porque no importa cuándo, ni dónde… Solo con quién. Es momento de disfrutar con los tuyos del regreso a la “nueva normalidad” con tu reencuentros más esperados.

El momento se acerca… Lo estás viendo venir. Ni siquiera sabes qué ponerte. Das vueltas por la habitación y los minutos siguen sin avanzar. ¡Ya quedan veinte minutos! Mejor salir con tiempo… Que en las ciudades y pueblos nunca se sabe.

Porque estés donde estés, o sea el momento que sea, “la nueva normalidad” nos lleva a desear disfrutar de esos momentos que antes teníamos por videollamada. Es momento de volver a disfrutar con los nuestros.

Y como puede que hayamos perdido la costumbre… Aquí va un decálogo, apto para los más tímidos, pero también para los más salaos.

#1 Compartir. Porque la clave está en esa, urbanita. En compartir con todos aquellos que te hagan feliz y a los que hayas echado de menos.

#2 Una playlist. Pero asegúrate de meter todos los gustos musicales de tus amigos y conocidos. ¿Quién sabe? Quizás hasta descubres tu nueva cancion favorita.

#3. El ambiente. Mejor que sea relajado. A todos nos gusta hablar y que se nos escuche…

#4. La mesa. Si vienen tus amigos a casa, lo mejor es sacar toda tu artillería pesada. Demuestra todo lo que has aprendido en los cursos de decoradora a golpe de realty de esta cuarentena.

#5. Los aperitivos. Que no falten… Porque el vino (o la cerveza) suben cuando menos te lo esperas.

#6. Todo cuenta. Así que, nunca está de más un par de velas con aromas frescos y delicados.

#7. La hora de la verdad. Recuerda que esta cuarentena has querido decirles muchas cosas porque te has dado cuenta lo mucho que significan para ti. Es el momento. No te cortes.

#8. La magia. ¿Sabes cuál es el secreto de un momento inolvidable? Cuando alguien estalla a reír a carcajadas.

#9. Nueva fecha. Ni se te ocurra irte sin dejar una nueva fecha marcada en el calendario.

#10. Los brindis. Que no falten. Creo que a estas alturas… Tenemos suficientes momentos para brindar.


Lauren Izquierdo

Directora de Status of Empire. Silencio es mi primera novela. ¿Mi mantra? "In order to be irreplaceable one must always be different".