Will Smith es uno de los actores más queridos dentro del panorama fílmico, su sentido del humor y ese carácter tan cercano le han convertido en uno de los intérpretes más conocidos de su generación. Su fama llegó con la nostálgica serie de los 90, El príncipe de Bel Air, una sitcom generacional que dejó momentos para la posteridad, como su famoso arranque.

A parte de actor, sus inicios estuvieron marcados por la música y el rap.  A lo largo de su vida, ha publicado 4 álbumes de estudio como solista y 5 con el grupo DJ Jazzy Jeff & the Fresh Prince. Muchas personas conocen al Will Smith actor y se olvidan del rapero. Pero, centrándonos en su faceta actoral, estás son las que considero las mejores películas del artista.

Men in black (1997) es una de esas películas de las que puedes decir que pasas un rato muy agradable viéndolas. Ya sea por la imaginación de los extraterrestres que salen en pantalla, como por el argumento sobre unos espías de lo sobrenatural, es una película importante para mí y que me recuerda a la infancia. Los gadgets están muy logrados, es difícil que alguien no se acuerde del objeto que borra la memoria mediante un flash. Una comedia súper original, cuyo éxito está a la altura de su entretenimiento.

La primera nominación al Oscar de Will Smith llegó cono Ali (2001), un biopic sobre el boxeador Muhammad Ali que exigió al actor una transformación física importante. Fue uno de sus primeros papeles en una película dramática distanciándose así de las películas cómicas de sus primeros años (Bad boys). En la dirección estaba Michael Mann, un cineasta conocido por haber realizado tres obras notables: El dilema, Heat y El último mohicano.

Quizás su mejor interpretación llegó con la lacrimógena En busca de la felicidad (2006), que sería su segunda nominación al Oscar. Una cinta sobre lo difícil que es ganarse la vida, aun esforzándose por conseguirlo. Junto a él, la película la coprotagonizaba su hijo en la vida real, Jaden Smith. Sin duda, una película triste de enorme calado en el espectador.

Soy leyenda (2007) ocupa el mismo espacio que Men in Black, porque es una película que vi de joven y me gustó mucho (así que la guardo en mi corazón). Es probable que la temática llame la atención, más aún ahora, pues trata de una sociedad postapocalíptica y como Will Smith debe sobrevivir. Muy recomendable.

La última cinta sería Hancock (2008) que aunque no sea una película perfecta y no este carente de defectos, su aproximación a los superhéroes es diferente a lo que estamos acostumbrados. Por ello, valoro la película como tal. Es entretenida y tiene bastante acción. Un relato sobre la redención y como convertirse en mejor persona.

Las últimas producciones del intérprete no han sido muy acertadas y la mayoría de ellas se han convertido en pequeños (o grandes) fracasos como Escuadrón suicida, Bright, After earth o Geminis, por poner unos cuantos ejemplos. Aunque eso no quita que le amemos por lo que es, un actor entregado a su profesión y con un carisma pocas veces visto en pantalla.


Oliver De la Torre

Soy un joven corriente con nombre extranjero. Escribo sobre cultura y aquello que me haga aprender nuevas cosas. Vuelo y me alimento de mis pasiones, ya sea cine, libros o música. ¿Qué seríamos sin el arte?