Despedimos el 2020 para dar la bienvenida a un 2021 que, con total seguridad, estará lleno de propuestas cinematográficas y seriéfilas. 2020 ha sido el año de las series debido, principalmente, a las limitaciones de movilidad y vida social. Estar en casa y ver ficciones televisivas se ha convertido en una rutina. Aquí os proponemos una lista con las mejores series del año pasado.

Better Call Saul (temporada 5)

El spin off centrado en uno de los personajes más queridos de la perfecta Breaking Bad es capaz de igualar el nivel de su predecesora. Diálogos originales, personajes bien desarrollados, tramas interesantes y una narración ágil que ofrece a los fans todo el deleite posible. Una inmejorable temporada, con uno de los episodios del año (el octavo llamado Bagman). (Disponible en Movistar plus).

The Crown (temporada 4)

El nivel de la serie británica no decae con la última temporada estrenada en noviembre. La incorporación de Lady Di y Margaret Thatcher proporciona nuevas anécdotas sobre la historia del país anglosajón que son desconocidas para el público internacional y emocionan. Una buena temporada que se centra más en la realeza que en el aspecto político del gobierno conservador de la dama de hierro. (Disponible en Netflix)

El último baile

Serie documental sobre los Chicago Bulls y en concreto, Michael Jordan. Fue todo un éxito para la plataforma Netflix durante el confinamiento. La serie supo juntar entretenimiento, documentación y entrevistas para ofrecer una visión exhaustiva de uno de los mejores equipos de baloncesto de la historia del deporte. (Disponible en Netflix).

Sex Education (Temporada 2)

Estrenada en enero de 2020 y sin embargo, la vemos como una serie súper lejana porque, desde su estreno, han sucedido un montón de cosas inimaginables. Su segunda temporada no renuncia al encanto de la serie. Una ficción de calidad que hace que te identifiques con cada uno de los personajes del instituto. Todo rezuma realidad, nostalgia, positividad…una de las grandes temporadas del año y que espero que la tercera temporada se estrene pronto. (Disponible en Netflix).

Ozark (temporada 3)

Esta serie creada por el actor cómico Jason Bateman se distancia del estilo alegre de sus habituales películas para crear un drama criminal con una tensión que provoca infartos. La tercera temporada incluye un nuevo personaje sobre el que gira en torno la trama y que es una incorporación clave tanto por el actor que lo encarna, como por su construcción. Una verdadera joya. (Disponible en Netflix).

Devs

La incursión del director Alex Garland (Ex Machina o Aniquilación) en el mundo de las series supone toda una experiencia hipnótica para los espectadores. La serie abarca la ciencia cuántica utilizando un minimalismo expresivo muy interesante. La ficción pone a prueba al que la ve, porque no ofrece respuestas fáciles, todo se fundamenta en cuestiones filosóficas. La recomiendo si buscas algo diferente a lo que has visto. Mención especial para su banda sonora y diseño de sonido. (disponible en HBO).

Fargo (Temporada 4)

Esta serie está en el olimpo de las ficciones televisivas junto a Breaking Bad. Mis oídos nunca han escuchado unos diálogos tan ocurrentes y mis ojos, pocas veces han visto personajes tan apasionantes como en esta producción de Noah Hawley. La cuarta temporada, centrada en la mafia afroamericana, recupera su mejor versión y ofrece varios episodios que perduraran en mi retina durante mucho tiempo. (disponible en Movistar plus).

Antidisturbios

La gran revelación de este 2020 y la mejor serie española que yo haya podido ver. Rodrigo Sorogoyen narra con nervio la historia de un grupo de antidisturbios en tela de juicio por un homicidio involuntario. Impresionante reconstrucción, todos los personajes están perfectos y los planos secuencia hacen estallar la mente. Gracias a esta serie, el 2020 se ha hecho un poco más llevadero. (Disponible en Movistar plus).


Oliver De la Torre

Soy un joven corriente con nombre extranjero. Escribo sobre cultura y aquello que me haga aprender nuevas cosas. Vuelo y me alimento de mis pasiones, ya sea cine, libros o música. ¿Qué seríamos sin el arte?