Linda Evangelista no necesita presentación. Cejas arqueadas y definidas, ojos magnéticos y pómulos altos, cierto parecido con Sofia Loren.

Esta canadiense de ascendencia italiana, icono de la moda y símbolo de la era gloriosa de las supermodelos, ha sido inmortalizada en fotografías que recogen sus legendarios cambios de estilo desde 1988, año en el que el peluquero Julien d’Ys le cortó el pelo ¾ siguiendo el consejo de Peter Lindbergh¾ eligiendo un corte muy andrógino.

Eran los noventa, la década que lanzó el mito de las supermodelos.

View this post on Instagram

Super modelos

A post shared by LINDA EVANGELISTA (@lindaevangelinafans) on

Fue una época dorada para la industria de la moda, un momento histórico que ¾gracias a la intuición de Gianni Versace¾ reconoció la importancia estratégica de rostros de culto como los de las supermodelos: no solo desde el punto de vista mediático, sino como celebración de belleza femenina, cuerpo y sensualidad.

Linda tenía un lema: «No me levanto de la cama por menos de 10 000 dólares diarios», y marcas como Chanel ¾Lagerfeld dijo de ella que tenía una «mezcla perfecta de agresividad, encanto y dulzura» y la convirtió en su musa¾, Calvin Klein, Dolce e Gabbana, Gianni Versace ¾quien dijo que era «más fascinante que Nefertiti»¾ Valentino, YSL, Dior, Dsquared y L’Oreal se la han disputado. Tuvo el mundo de la moda a sus pies.

Apodada The Chamaleon, por su extraordinaria y camaleónica capacidad para cambiar de look y adaptarse a cualquier pasarela ¾llegó a cambiar de look hasta 17 veces en cinco años¾, formó el trio fantástico junto con Naomi y Christy, The Trinity, como las bautizó la prensa, un terceto de influencers reales ante-litteram que han hecho la historia de la moda. «Nosotras no estamos de moda, somos la moda», decía Linda. Su historia ahora será contada en la serie documental The Supermodels, de Apple TV + así que ¿por qué no desempolvar algunos de sus looks más icónicos?

Fue musa de Chanel.

Desfiló para Valentino.

Interpretó creaciones de Claude Montana.

Y lució modelos míticos de Versace.

Fue un verdadero icono de estilo, la estrella indiscutible de los gossips del momento. Su vida, como la de sus compañeras de pasarela, no se limitó a los desfiles de moda, sino que tocó todos los aspectos del mundo del entretenimiento y todos los medios de comunicación.

Basta pensar en los videoclips Freedom y Too Funky de George Michael, quien la eligió como protagonista junto con algunas de las otras super top models de la época.

Linda Evangelista desfiló por última vez sobre una pasarela con motivo de la fiesta por el 60.º aniversario del nacimiento de la marca Christian Dior. Cuando Linda cerró el espectáculo, terminó una época. Con su salida de la escena, terminó la era de las super top models.


Eleonora Montanari