Por fin ha llegado el momento que tanto estábamos esperando.  Y no pasa nada por admitirlo. Todo el mundo ha sucumbido al encanto de “Gambito de Dama”. Y es normal. Nosotros también nos hemos tragado la miniserie en una tarde. Sobre todo, por su protagonista.

Por eso, en cuanto vimos a la actriz Anya Taylor-Joy y sus looks inspirados en los años 60, no pudimos dejar de pensar en una sola cosa: ¿Qué secretos se esconderán tras su look de maquillaje?

#1 Eyeliner

“El eyeliner es un must del maquillaje de la época. Para dominarlo, es más sencillo trabajar con uno de tipo rotulador y fino, que permita un trazo más preciso. Además, al tener una punta semi-rígida, ofrece una mayor estabilidad” revela Gisela Bosque, National Make Up Artist de Sephora.

A la hora de aplicarlo, se recomienda comenzar con el eyeliner a escasos milímetros del lagrimal sin llegar al inicio del ojo. Todo con el objetivo de agrandarlo y ampliar la mirada. También, para darle el aire de los años 60 se debe hacer una línea finita que crezca ligeramente a medida que avanza al rabillo del ojo, creando un trazo elevado al final que crea el famoso “ojo de gata”.

Eyeliner alta precisión en negro, de Sephora Collection

#2 Rizador de pestañas

Teniendo en cuenta la importancia de la mirada en los looks de la protagonista, Gisela Bosque recomienda el uso del rizador de pestañas. Así, una vez que se haya aplicado el eyeliner y esté seco, para evitar que se manche, recomienda usar el rizador para alargar las pestañas y dar una mayor profundidad a la mirada.

Un toque que puede parecer insignificante y que mucha gente suele olvidar, pero que le dará el acabado que estamos buscando. Por ello, es muy importante seguir cada paso para obtener el resultado perfecto y convertirnos en “Gambito de Dama”.

Máscara de pestañas Size Up, de Sephora Collection.

#3 Labios Mate

Los labios mates eran característicos de esa época por las propias fórmulas. Y en «Gambito de dama» tampoco pueden faltar. Hoy en día, obtenemos el mismo mate con texturas muy agradables que no solo tienen un aspecto aterciopelado, sino que, además, son de larga duración y non transfer.

Por ello, “el secreto para aplicarlas bien es extender primero una capa ligera del producto y hacer cualquier posible corrección antes de que se seque, pues luego el color ya se hace permanente” revela la National Make Up Artist de Sephora.

Kit de Mini Cream Lip Stain Wild Wishes, de Sephora Collection.

Sephora Rouge Matte, de Sephora Collection.


Ana Díaz Barranco

Madrileña y oficialmente periodista. Escribo sobre arte y cultura, la mayoría de las veces, pero desde que descubrí psico no he vuelto a mirar atrás. Porque como decía Voltaire "La escritura es la pintura de la voz". Y que mejor voz que la nuestra para dar a conocer todos aquellos problemas y cuestiones de la vida que rondan nuestra cabeza.