Cuando vemos una película es muy fácil identificar cada personaje: hay un héroe, un villano y personajes secundarios. El héroe representa el bien, el deber, el valor y, básicamente, todo aquello positivo del ser humano. Por otra parte, el villano representa los problemas, el dolor y aquello que se debe evitar por ser lo contrario al bien. Sin embargo, muchas veces no nos hemos parado a pensar que la historia se cuenta desde un lado, el del héroe. ¿Y si los villanos no son tan malos y solo necesitamos conocer su versión?

Este debate se ha abierto muchas veces en la industria cinematográfica, principalmente en los últimos años con la producción de películas sobre los villanos. Puede ser el caso del Joker, el antagonista de Batman. Cuando nos sentamos a ver las películas del Caballero Oscuro, no nos paramos a pensar en las razones del Joker o qué problemas puede tener, es imposible justificar al malvado. No obstante, con su película en solitario, esta visión cambió. Se mostró a un villano víctima de la sociedad, es decir, no nació siendo malo. Muchas personas conectaron con esta versión del personaje e incluso llegaron a justificar sus acciones.

Joker – Warner Bros Pictures

Otro ejemplo de villano cuya historia no hemos conocido, hasta ahora, es Maléfica. Con el estreno de su película, protagonizada por Angelia Jolie, se contó una nueva versión de la villana de La Bella Durmiente. Se explicó por qué llevó a cabo ciertas acciones, con algunas alteraciones de la película original, y su razón para ser «malvada». Fue un remake llenó de polémica por dichos cambios, pero la actuación de Jolie aportó a la villana Maléfica el carisma necesario y supuso la redención de los villanos Disney.

Si hay un villano que consiguió que el público empatizara con él al conocer su historia fue Severus Snape. A lo largo de las películas de Harry Potter se mostró una versión del personaje muy fría y amargada. ¿Por qué se comportaba así con los alumnos?, ¿es que simplemente es malo y ya? Al final de Las Reliquias de la Muerte se muestra cuál ha sido el motor, y la condena, de su vida: Lily, la madre de Harry. Con su muerte, se muestra al público que Snape no ha sido un villano sino una víctima. Ya no es un esbirro de Voldemort, sino un doble agente que, por amor, ha dedicado su vida a proteger a Harry Potter y lleva salvándole la vida desde la primera entrega. Y nosotros sin saberlo…

Severus Snape – Harry Potter

Tampoco podemos olvidarnos de uno de los villanos más queridos de todos los tiempos (cuando conocimos su historia): Loki. Su historia es la de un villano que fue obligado a ser malo. Con un padre que siempre lo estaba comparando con su hermano Thor, no pudo crecer en un ambiente sano. Si bien sus intenciones durante Los Vengadores no eran las más buenas, en el fondo solo se movía por el rencor y buscaba el reconocimiento. Y debemos tener en cuenta que es el Dios del engaño. A lo largo de las películas de Marvel se muestra que Loki quiere el amor y la aceptación de su familia, algo que consigue al reconciliarse con Thor al final de Thor: Ragnarok. Loki es simplemente un hombre incomprendido que busca la aprobación, y Tom Hiddleston, con su interpretación, consiguió que todos terminásemos amándolo.

Por última, una villana que realmente no es tan malvada es… ¡Sharpay Evans! Las películas de High School Musical están contadas para que empaticemos con la historia de amor de Troy y Gabriela y las dificultades a las que se enfrenta. Sin embargo, ¿cómo te sentirías si alguien llegase a tu lugar sagrado y usurpase todo aquello por lo que llevas trabajando años? Eso es exactamente lo que sufrió Sharpay. No solo llegaron Troy y Gabriela tarde a la audición y terminaron con el papel, sino que Sharpay quedó como la mala por querer luchar por lo suyo. Lo mismo sucede en la segunda entrega: Sharpay intenta ayudar a Troy a conseguir entrar en una buena universidad y sus amigos se lo toman a malas. ¿Y quién es la culpable? Por supuesto, Sharpay Evans. Pero con los años, nosotros hemos descubierto que ella no era una villana, sino una luchadora.

Sharpay Evans – High School Musical 2

Los villanos, en muchas ocasiones, son solo villanos porque su historia no es contada. Se necesitan las dos versiones de una historia para comprender a todos los personajes, y los villanos son los eternos incomprendidos. No son tan malos como creemos, simplemente, tenemos que ver su versión.


Paula Jiménez

Periodista en proceso de creación. Apasionada de Marvel, Disney y todo el periodismo internacional, combinación curiosa, ¿no? En un futuro, espero poder vivir en todos los lugares posibles dedicándome a esta profesión tan apasionante. Como dijo Walt Disney una vez “the era we are living in today is a dream coming true.”