Con más de 40 largometrajes y 50 premios a sus espaldas, la camaleónica Macarena Gómez ha dado un nuevo paso en su carrera. Polar es el nombre de la película con la que da el salto al mundo de la producción. De la mano del guionista y director, Alberto Palma, han querido realizar un homenaje al cine Polar francés. ¿Quieres saber más? No puedes perderte todo lo que nos ha contado la actriz entre rodaje y rodaje.

Tu productora, Cilantro Films, ya había producido varios cortometrajes, pero aún no había llegado el guion que os hiciera dar el paso a la producción de largometrajes. ¿Qué tenía Polar para que decidierais que iba a ser el primer largo que ibais a producir?

Producir un largometraje es una cosa muy muy complicada, llevaba años intentando levantar proyectos. Yo creé Cilantro Films porque me llegaban guiones de amigos y no amigos, porque me gusta mucho leerlos y siempre me pedían el feedback, aunque yo nunca he estudiado guion. Me llegaban tantos y yo decía: «qué pena que se queden en el cajón». Un día le dije a Alberto Palma, el director de Polar, que iba a intentar levantarle alguno de sus guiones. Lo intenté con otros, pero no logré conseguir financiación, y este, que era más pequeño, era más fácil y barato de producir. Evidentemente, cuando escriben un guion para una actriz es todo un lujo para la actriz saber que han escrito un guion para ella. Y, he de decir, que el personaje es un regalo caído del cielo.

¿Cómo has vivido la experiencia?

Es muy complicado ser actriz y productora al mismo tiempo. Además, actriz que sale en el 99% del metraje. Casi todo el rodaje era de madrugada; yo me levantaba al mediodía para ensayar mi papel y todo el rato eran llamadas de producción de última hora: nos falta esto, no hemos cerrado el permiso del todo, las fantasías del director, etc. Como productora me ha encantado y es muy satisfactorio saber que eres «conseguidora». Yo he conseguido localizaciones imposibles, que ni Juego de Tronos consiguió cuando rodó en Córdoba. Aparte que he aprendido muchísimo, he hecho un curso intensivo y me ha gustado mucho, aunque era agotador.

Cuando escriben un guion para una actriz es todo un lujo para la actriz saber que han escrito un guion para ella. Y, he de decir, que el personaje es un regalo caído del cielo

¿Cuál es la parte que más te ha costado de la producción?

Tener que entender cómo funciona cada departamento. Cuando eres actriz no te fijas tanto en esas cosas, pero como productora también tienes que ser muy consciente de qué exigencias puede tener la maquilladora, la directora de arte, cuáles son los problemas que tiene el ayudante de dirección…

Habiendo formado parte de Polar delante y detrás de cámaras, ¿qué roll has disfrutado más?

Ha ido a la par. Como actriz, es un personaje maravilloso y complicado, porque ha exigido gran contención. He disfrutado haciéndolo, pero hay que tener en cuenta que el personaje estaba bastante amargado, sufría mucho. A mí me ha costado incluso 10 días quitarme el personaje de encima. Terminé de rodar y me fui a mi casa, mi marido me decía todo el rato: «Estás todavía en personaje, alegra esa cara». Me gustaba hacer mi personaje, pero yo no era feliz mientras lo interpretaba.

Raúl Rosillo

Afirmas que el leitmotiv de Cilantro Films es “contar historias libres, peculiares, transgresoras y donde siempre prime la visión del director”, ¿crees que es algo que no ocurre hoy en día en el cine español?

Es muy relativo. Yo como productora le he dado una libertad absoluta al director, pero me he dado cuenta de que me he equivocado. Como productora tengo que poner límites. Yo creé Cilantro Films con la idea de permitir la libertad creativa del director y me he dado cuenta de que no se puede hacer eso. Ha sido una gran lección.

¿Has sentido mayor responsabilidad afrontando la producción que interpretando?

Quizás como productora es una mayor responsabilidad porque es la primera producción importante a la que me enfrentaba y quería hacerlo bien. He tenido mucho miedo a equivocarme. Así que sí, he sentido mayor responsabilidad enfrentándome a la producción.

Creé Cilantro Films con la idea de permitir la libertad creativa del director y me he dado cuenta de que no se puede hacer eso. Ha sido una gran lección

¿Cómo definirías Polar?

Es una oda al poder de la mujer, es una oda a la mujer.

¿Puedes contarnos algo del personaje que encarnas?

Es una ex policía en busca de la actriz Macarena Gómez pero la ex policía está interpretada por Macarena Gómez. Se podría resumir como una búsqueda de identidad, Macarena Gómez buscándose a sí misma o un personaje en busca de la actriz que lo interpreta. Tiene muchas lecturas. Es una mujer que tiene una serie de problemas con las drogas y el alcohol. Está hundida y ella desearía no vivir. Su gran objetivo en la vida es recuperar a su hijo. La película no es solo una oda a la mujer, sino también a las madres.

Comentabas que tu personaje necesita de una gran contención, ¿dirías que es lo que más te ha costado de la interpretación?

Lo que más. Yo soy una persona muy vulnerable y susceptible, expreso mucho mis sentimientos. Cuando actúo también tengo mucha tendencia a hacer personajes que se abren emocionalmente, y aquí no podía expresar realmente mis emociones. Eso me ha costado muchísimo.

¿Cómo has vivido que la producción de tu primer largometraje fuese en Córdoba, tu tierra natal?

Estoy muy emocionada y muy agradecida a todo el mundo que me ha ayudado. La gente, cuando cortábamos calles, se quedaba a ver el rodaje y eran generosísimos y muy educados. El otro día, por Córdoba, me paró un chico y me dijo: «Macarena, mucha gracias». Yo le pregunté por qué y me dijo: «Por hacer una película en Cardona para que todo el mundo conozca nuestra ciudad. Estoy muy orgulloso de ti». Me puso los pelos de punta.

La película no es solo una oda a la mujer, sino también a las madres

¿Tenéis pensada la fecha de estreno de Polar?

Ahora vamos a iniciar el montaje y espero poder moverla por festivales y encontrar una distribuidora. Es muy complicado. Una vez que haces una peli, buscar distribución y plataformas es, quizás, lo más complicado de todo. Mi objetivo es que no se quede en el cajón, que la gente la vea.

También has participado en varios proyectos internacionales como The Black Gloves ¿crees que existen muchas diferencias entre la forma de hace cine en España y en el extranjero?

Depende del presupuesto que se tenga. The Black Gloves se hizo con muy poco dinero y al final quedó entre amigos. Rodábamos en una mansión, pero dormíamos todos allí también. Era muy curioso porque a lo mejor el cuarto donde yo dormía era el de mi personaje. Si tocaba rodar allí, me levantaba, recogía mi cuarto y rodaba. A mí esa forma de rodar tan casera me gusta muchísimo. Luego rodé otra película en la Republica Dominicana que era una mega producción. Ahí quizás note una gran diferencia en el trato, eso viene muy influenciado por los americanos. Teníamos un asistente personal para que no nos sintiéramos solos, nos hacían los recados, etc. Esa figura en España no existe, pero porque no hay tanto dinero.

Raúl Rosillo

¿Qué le dirías a la Macarena que saltó al estrellato en 2007 con La que se avecina?

Que estoy muy orgullosa de ella. Yo creo que he conseguido incluso más de lo que me propuse. Cuando decidí ser actriz, mi objetivo era algo tan sencillo como vivir toda la vida de mi profesión y lo he conseguido. Es el mejor regalo que me ha podido dar esta profesión.

¿Cuál ha sido tu mayor aprendizaje a lo largo de estos años?

Que hay que trabajar mucho, pero eso es algo que yo ya aprendí cuando era bailarina. No te puedes dormir en los laureles. Querer es poder. Cuando alguien se pone un objetivo lo puede conseguir, pero a base de esfuerzo y trabajo. Las cosas nadie te las regala.

Querer es poder. Cuando alguien se pone un objetivo lo puede conseguir, pero a base de esfuerzo y trabajo. Las cosas nadie te las regala

¿Has vivido algún momento especialmente complicado durante tu carrera?

No. Ha habido épocas que trabajaba menos, evidentemente cuando estaba empezando. Pero tampoco me he planteado nunca dejarlo, lo tenía clarísimo. Yo creo que, para cualquier persona que le guste su profesión, levantarse al día siguiente sin saber si te iban a llamar para trabajar es durísimo, pero yo ahora lo recuerdo como algo muy lejano.

Ser productora era uno de tus sueños, ¿qué retos te quedan por cumplir?

También me gustaría dirigir una película. No tengo claro qué tipo de cine, no tengo el guion en mis manos que me considere capaz de dirigir, pero es mi próximo objetivo.

También me gustaría dirigir una película

¿Cuáles son tus próximos proyectos profesionales más cercanos?

En Sitges se va a estrenar una película de terror que rodé en invierno y que se llama Y todos arderán. En verano también he rodado una comedia que se llama Todos lo hacen. Ahora voy a empezar una serie para Netflix, luego La que se avecina, la segunda temporada de 30 monedas, etc. Me espera un año movidito.

Y para terminar, ¿cuáles son las metas de Cilantro Films como productora?

Estoy moviendo varios proyectos al mismo tiempo. En diciembre voy a rodar un corto, pero también vamos a hacer series de televisión y largos.

# Tras las cámaras de Polar


Andrea Cabanillas Tapia

Soñadora y emocional. Una de mis grandes pasiones es viajar, y así poder descubrir la moda, cultura y estilo de vida de cada rincón del mundo.