Directamente del Upper East Side a Malasaña. Con amor, gula y una propuesta gastro que enamora desde la entrada. Hablamos del nuevo restaurante de moda de Madrid que enamora por su brunch. Hablamos, nada más y nada menos que de Madam.

Si Sexo en Nueva York fue una de las primeras sitcoms en dar al Brunch el papel que se merecía en el territorio patrio, su secuela, And Just Like That ha dejado claro que no se trataba de una moda si no de una nueva tradición que ni se ha ido ni se irá.

Es ese punto entre el desayuno tardío y el almuerzo temprano, el momento perfecto para ponerte al día con tus amigos, la disculpa perfecta para dejar de lado las eternas conversaciones de Whatsapp comentando la noche y hacerlo delante de los platos más apetecibles. Créenos, así la resaca se pasa mejor.

En Madam (Calle de la Luna, 12) saben qué es lo que necesitas. Podrás paliar los efectos del acohol con alguna de sus propuestas deliciosas. Nosotros te recoendamos el smoothie bowl, los huevos benedictinos o el Croque Madam al más puro estilo Carrie. Si te queda hueco para el postre, no dudes, su tarta de queso es uno de los mejores platos de la carta.

Además, su amplio horario que incluye cocina non-stop durante el fin de semana te facilitará mucho las cosas. No hay excusas. Sea la hora que sea, si tu amiga te necesita para el nuevo Netflix Original, Madam os estará esperando. Con cóctel o sin él.


Lauren Izquierdo

Ah, creo que es ahora cuando tengo que decir que dirijo este sitio. Así que sí, soy la Directora de Status of Empire. ¿Quieres saber mis dos mayores secretos? Soy un cuadro y siempre escribo sobre lo que me da la gana. Llevo en el mundo de la moda desde que tengo 15 años y eso me ha dejado un poco cucú. Pero ahí vamos, sobreviviendo (aunque cada vez tengo más ganas de irme a vivir al campo). Además, también soy experta en belleza. Una, que se adapta a los nuevos tiempos. ¿Otro secreto? Venga, escribo sobre amor porque capitalizar sentimientos es un mood y es el mío, tengo un podcast que se llama Estas Crías y he publicado dos libros que son como mis hijos, Espinas de terciopelo y Silencio. Ale, y ahora a leer todas mis cosas, que tienes para rato.