Son una pareja de dos, con un proyecto (o sueño) en común. Están a favor de ensalzar el valor tradicional y la alta costura. Por eso, Juanjo Mánez y Paloma Álvarez nos cuentan cómo pasaron de Fashion Stories a Malne.

Nosotros somos…

Dos apasionados del arte y de la moda. Nuestros caminos se hicieron uno, por eso que nuestro lema sea uno más uno, uno. Juanjo encontró su vocación a través del dibujo y Paloma a través de su carrera como modelo profesional. 

Malne…

Malne es una combinación de nuestros apellidos: Mánez y Álvarez. Podría ser la simbiosis de nuestra vida, dos caminos que se cruzan para crecer artística y profesionalmente. Nuestra firma es sinónimo de moda, éter nacional y lujo personal.

Ante todo…

Nos gustaría volver a los orígenes del arte de la moda. A la moda como ensalzamiento y empoderamiento femenino, no como tendencia, imposición o cliché. Nos gustaría volver al valor de la artesanía y al valor del como conocimiento de la moda.

Nuestros maestros

Ambos tenemos muchos y diferentes entre sí. Para Juanjo, que siempre ha sido autodidacta, Manolo de la Fuente y para Paloma su trabajo con diseñadores como Versace, Ferré o Elisa Bracci en España. También el propio Juanjo a través de sus trabajos para Roberto Verino. Aunque si tuviéramos que mencionar a uno en común, sería Saint Laurent. Sin duda.

Antes de Malne…

Cada uno tenía su vida. Juanjo era el estilista, todas las celebridades se peleaban por él y Paloma era modelo internacional para casas como Versace. ¿Nosotros? Nos conocimos en un trabajo que hicimos juntos con Ricky Martin, y tras un verano en Madrid, una comida y unas preguntas sobre un vestido, surgió nuestra unión. En el primer desfile lloramos un montón – y también descubrimos a Jon Kortajarena, alias el nuevo. Nuestra empresa comenzó después del primer desfile, pero se llamaba Fashion Stories. Hacíamos lo que hacemos ahora, pero para otras marcas como El Corte Inglés. Con la crisis, decidimos apostar por diseñar prendas de alta costura y entonces, nació Malne.

Nuestro compromiso…

Es llevar la moda a lo que realmente es importante, que es sentirte bien contigo mismo a través de una prenda que sientes que te representa y que te subraya.