Nadie imaginaría que los cantantes de reggaeton tuvieran alguna lección de vida aparte de sus propias canciones, pero estos son algunos de los ejemplos de artistas que consiguen ilustrarnos con lecciones externas.

El reggeaton ha llegado para quedarse. Que el pop o el rock ha ido perdiendo puntos frente a este campo es un hecho irrefutable. Ahora, ¿quién no reconoce La Gasolina? Lo que no sabe la mitad de las personas es que se puede aprender mucho de estos artistas urbanos más allá sobre el reggaeton. 

Uno de los principales motivos de su mala reputación son las letras y sus significados. Un estudio que analizó los temas de las listas de Spotify de reggaeton ha expuesto que un 57,7% de canciones tienen letras machistas. No hay que irse muy lejos para darse cuenta de eso, y por ello hay gente que no concibe el aumento de triunfo en los últimos años de estas canciones. Es muy importante ver también que hay mucho más reconocimiento hacia los hombres que hacia las mujeres en este ámbito y, que no hay mucha presencia de mujeres compositoras.

Fotografía: Emilio Sánchez.

Muchas canciones tratan del mismo tema, incluso hay alguna que ni siquiera podemos definir cuál es su verdadero significado. Así que, tras muchos años en la misma línea, algunos artistas han decidido tomar las riendas y cambiar un poco el camino. Solistas como Bad Bunny, Becky G o Nicky Jam han demostrado que tienen mucho más potencial que enseñar a parte de la propia música.

El puertorriqueño Bad Bunny es uno de los cantantes más integrados en el activismo. En 2015 comenzó su carrera del trap y reggaeton, sus primeras canciones tienen unas connotaciones bastantes machistas. Aun así, su trayectoria cada vez aumentaba más, e incluso empezó a participar en colaboraciones con otros artistas renombrados. Pero, desde hace unos meses Bad Bunny intenta dar la visibilidad necesaria en ciertos colectivos discriminados.

“Los que critican son los mismos que no dan importancia a letras similares de cantantes hombres de reggaeton”

Primero cambió su estilo y se ajustó a uno más personal y atípico. Recibió miles de críticas, pero él se sentía bastante cómodo. Se maquillaba y pintaba las uñas, algo que muchas personas ven como solo “cosas de chicas”, venciendo así la masculinidad frágil que algunos tienen. Eso solo era el principio de lo que algunos consideran una pequeña revolución. 

Fotografía: Stillz.

Bad Bunny ha conseguido demostrar a todo el mundo que la libertad existe, que todos somos iguales y que es necesario protestar en contra de las injusticias. Tenemos también el claro ejemplo del asesinato en Puerto Rico de una persona transgénero. Alexa era una mujer que fue asesinada debido a mostrarse como realmente se sentía. Así que el cantante hizo lo que vio oportuno y apareció en el programa The Tonight Show With Jimmy Fallon con una camiseta con un mensaje reivindicativo. Estas y muchas otras actuaciones son propias del latino.

Becky G es una de las estrellas más relevantes del panorama actual, pero si nos remontamos a sus inicios comenzó siendo una joven que le encantaba el pop. Nació en California y tiene ascendencia mexicana, por ello empezó su deseo de interpretar sus canciones en español. Alguna vez ha explicado lo complicado que fue para ella porque su lengua materna es el inglés y, aunque tiene familia hispanohablante, no era un hábito hablar español. Debutó en 2016 con Sola y tras ello no hizo más que subir.

Fotografía: Stillz.

La colaboración de Mayores con Bad Bunny fue un antes y después de su carrera, sin embargo, las críticas más habituales trataban sobre acusaciones por las letras que cantaba y la ropa que llevaba. Parecía que no estaba bien que una mujer recitara esas palabras. Sus fragmentos en las canciones fueron modificados en algunas radios y en algún show donde promocionaba el single fue cancelada. 

Una polémica que volvió a surgir con el tema Sin Pijama con Natti Natasha, pero ya no iba a quedarse callada. En una entrevista a Divinity aseguró que no entiende dónde ve el machismo la gente que la critica. Nadie puede decirle cómo vestirse y cómo interpretar sus propias canciones. Además, destaca la hipocresía de los que más la critican, pues los mismos que lo hacen son los que no dan importancia a las letras similares de hombres cantantes de reggaeton.

“Me dicen que cómo quiero empoderar a las mujeres si apenas tengo ropa encima. Yo digo: ¿y tú quién eres para decirme a mí cómo ponerme sexy?”

Otro artista que tiene espacio en este mundo es Nicky Jam, el puertorriqueño no tuvo una vida fácil antes de comenzar su carrera. Y probablemente, aparte de su música puede ser uno de los claros ejemplos de superación. Desde muy temprana edad comenzó a trabajar para ayudar a su familia económicamente, hasta que un día fue descubierto por un productor musical. Así conoció a Daddy Yankee, con quien formó el duo Los Cangris, y empezaron a tener bastante éxito hasta que Nicky separó su camino del de D.Y. y dio comienzo a una vida de drogas y alcohol.

A esto se sumó una depresión y un sobrepeso que casi pudieron con él. Tras un ingreso en prisión y una buena reflexión, decidió cambiar el rumbo de su vida. Se mudó a Medellín y allí ingresó en una clínica de rehabilitación. Consiguió arreglar algunos de los problemas que la adicción le había causado y en 2014 su carrera musical volvió a crecer. Logró millones de reproducciones con canciones como Travesuras o El Perdón y se posicionó como uno de los mejores artistas del reggaeton de la última década. 

Encontró una persona con la quien compartir su vida y actualmente tiene cuatro hijos. No conocemos todos sus secretos, pero la vida le ha dado una segunda oportunidad y parece que la está sabiendo aprovechar. Algo que nos enseña a todos que todo es superable, solo se necesita un poco de esfuerzo, igual que la visibilidad que Becky G y Bad Bunny han proporcionado.


Iratxe Cuadrado

Escuchar música y escribir sobre ella es una de mis pasiones. Una vocación desde hace años en la que me involucro inconscientemente para desconectar. Siempre intento difundir mis gustos para compartir la felicidad que me producen.