moda sostenible

¿Moda sostenible? Hemos escuchado hablar de muchas cosas sostenible. Energía sostenible, transporte sostenible, envases sostenibles, incluso ya llegamos a escuchar cosmética sostenible. Pero, ¿moda? Sí chicas sí, también hay moda sostenible y hoy queremos enseñaros cómo con algunos documentales. Porque la industria de la moda no debería ser menos y también debe adaptarse a este ecosistema de cambios y en los que las tendencias ecofriendly y sostenibles están en auge.

Las fashion victims están al día de las últimas colecciones, tendencias, documentales e inclusos artistas. Por eso, para las fanáticas de la esta industria y las que queréis apostar en vuestro día a día por una moda sostenible y que perjudique menos al medio ambiente, estos documentales tienen que estar en vuestra check list.

Antes de nada, es importante recordar que la moda es una de las industrias más contaminantes del planeta, después del petróleo. Se caracteriza por largas jornadas de trabajo, salarios irrisorios y diversas formas de explotación que conforman parte del día a día de muchas personas en los principales países productores de fast fashion.

En nuestra labor como consumidoras de moda, debemos ser conscientes de esta situación y de los problemas que causa a la larga al planeta. A continuación, os hablamos sobre documentales clave para entender la moda sostenible.

#1 The True Cost

Se trata de un documental bastante polémico ya que ofrece una visión del coste humano que la producción de este fast fashion está provocando a escala planetaria. En el documental podemos ver problemas relacionados con la explotación inhumana de empleados en fábricas de países subdesarrollados. Además, expone a los protagonistas de esta pesadilla ante la cámara, a la que cuentan cómo es su lucha diaria en las fábricas. También se abordan como las relacionadas con el medio ambiente, como las devastadoras consecuencias que tiene la producción masiva de ropa en el planeta. Es sin duda una opción muy recomendable para las personas interesadas en conocer la procedencia de las prendas que poseen en su armario.

#2 River Blue

Este es un documental bastante impactante en el que se hace énfasis en la importancia del agua como fuente indispensable para la supervivencia del ser humano. La producción de ropa lleva consigo innumerables cantidades de agua, lo que pone en peligro ecosistemas de todo el mundo. Además, se muestra la realidad tras los vertidos tóxicos y el corte humano derivado de esta producción en masa.

#3 Unravel

En Unravel podemos ver un seguimiento de las prendas desechadas por los países desarrollados a través del norte de la India hasta Panipat, el único lugar del mundo interesado en ellas. En este lugar son recicladas y convertidas en fibras reutilizables. La protagonista del documental es Reshma, una trabajadora en una planta de reciclaje de la India, que sueña con viajar las mismas distancias que han recorrido las prendas que recicla. Podemos ver cómo transforma las prendas y otras mujeres trabajadoras también imaginan cómo será Occidente a través de estas prendas.

#4 The New Black

En The New Black se exponen algunos de los grandes problemas vigentes actualmente en la industria de la moda. También presta especial atención a los diseñadores emergente y empresas que proponen soluciones a esta crisis social y medio ambiental que estamos viviendo por el fast fashion. Entre las soluciones que presentan, pasan por un cambio del modelo de producción hacia métodos más sostenibles y respetuosos con el planeta y con la sociedad. Se trata de un documental que mira hacia el futuro, centrado en proponer soluciones eficientes con las tecnologías e iniciativas que encontramos a nuestro alcance.

#5 The Machinist

En él podemos ver la explotación existente en las fábricas de fast fashion de Bangladesh, haciendo hincapié en la historia personal de 3 mujeres víctimas de explotación en Dhaka. Las mujeres cobran 45 dólares al mes cuando deberían cobrar 60 dólares para tener un nivel de vida digno. También se resalta el efecto de capitalismo neoliberal que deja tras de sí un efecto devastador en países subdesarrollados mientras Occidente se enriquece. Las fábricas lo único que han conseguido ha sido perpetuar la pobreza de estas regiones, mientras que deberían haber conseguido favorecer le economía de los países en vías de desarrollo. Es, sin duda, una dosis de realidad en la que se desmitifican los orígenes de la mayoría de prendas que tenemos en nuestros armarios. Las condiciones precarios de las fábricas y sus trabajadores no es más que el resultado de la oferta y la demanda de los consumidores de a pie de Occidente.


Paloma Martínez

Eterna amante de la playa, los atardeceres y de las cervecitas al sol con amigas que renuevan el alma. Ah, y me encanta la moda. Gracias "Gossip Girl" por sacar mi vena periodística y no tan gracias por no ser Serena van der Woodsen.