motomami

El pasado 18 de marzo pasará a la historia como el Día Mundial de las Motomamis, bautizado por la mismísima Rosalía ¿no suena bien? Está clarísimo que la cantante catalana posee todo lo que tiene que tener un artista; buena música, fans, marketing y, sobre todo, haters. Pero, que no nos extrañe, a Rosalía siempre le han llovido las críticas, no iba a ser menos con su tercer disco. Entonces, ¿nos quedamos con Motomami, o no?

La verdad es que estábamos deseando escuchar sus nuevas melodías, en concreto sus letras. Porque, vamos a ser realistas, para entender a Rosalía son necesarias tres reproducciones de cada tema para entenderla. Y eso a ella le encanta, según dice “por las distintas interpretaciones que el oyente le da”. El spanenglish, que para unos es horroroso, y otros es mágico, tiene una buena representación en este último trabajo.

Para empezar, tuvimos de antelación La Fama (con The Weeknd), SAOKO, CHICKEN TERIYAKI y HENTAI. El primero fue un éxito tremendo, según salió. Además, la presencia de The Weeknd, que ahora es uno de los cantantes más top internacionalmente, fue el broche de oro. Sin embargo, la gente tuvo una pega, ‘¿qué hacía Rosalía copiando a Natti Natasha y C. Tangana con su Viene Y Va?’ Las otras tres canciones por supuesto que obtuvieron diversas críticas, cómo osaba en utilizar tanto autotune, escibir esas lyrics, ¡y hablar del sexo tan abiertamente! Wow, pero luego escuchamos Cayó la noche, la mitad de los temas de Rauw Alejandro, y nos aprendemos de la primera a la última letra de sus estrofas.

Como ella misma sabe, todo el trabajo que haga va a recibir críticas, pero sinceramente, es la fucking Rosalía, ¡y hace lo que le da la gana! Es tan sencilla que te invita sutilmente a dejar de escucharla en cuanto no te guste. Puede que otras canciones de Motomami también resulten chocantes, como CANDY, Abcdefg, LA COMBI VERSACE, los cambios de registro y estilo en CUUUUuuuuuute, o las bulerías que se marca en BULERÍAS. Pero es que ella es así. Y, aunque nadie lo crea todo tiene una explicación. Ya que, por si no lo sabías, urbanita, tiene unos estudios superiores de música que soportan sus proyectos. Y así se lo ha demostrado a Jaime Altozano, a todos sus seguidores y a los que más rabia les da, sus queridos haters.

Por último, para determinar si le damos un ‘SÍ’ o un ‘NO’ a Motomami, podemos basarnos en la rapidez con la que sus entradas se vendieron. En solo un día se agotó la venta de los dos conciertos de Barcelona y, según Live Nation, vendió 135.000 tickets para verla en vivo. Un proyecto, el MOTOMAMI WORLD TOUR, que recorrerá el mundo, pasando por Los Ángeles, Nueva York, México, Chile o Londres.


Iratxe Cuadrado

Escuchar música y escribir sobre ella es una de mis pasiones. Una vocación desde hace años en la que me involucro inconscientemente para desconectar. Siempre intento difundir mis gustos para compartir la felicidad que me producen.