mujeres

El amor-odio de Hollywood hacia el potencial femenino. Así es el mundo audiovisual, una industria que ignora a sus grandes profesionales, pero celebra los éxitos de las pocas que consiguen superar las barreras que ella misma impone. Ay urbanita, el mundo del cine y de la televisión está lleno de mitos y contradicciones en torno a las mujeres y hoy vamos a hablar sobre alguno de ellos.

Contrariamente a lo que nos hacen creer, las mujeres llevan trabajando y triunfando en el cine desde su mismísimo inicio. ¡En todos los ámbitos! Desde interpretación hasta producción pasando por dirección (o como hacía Mary Pickford, triunfando en todas las áreas a la vez). Pero a partir de los años 20 y la consolidación del Studio System, la mentalidad machista latente en la sociedad hizo su aparición estelar en el cine. “Las mujeres no saben manejar grandes cantidades de dinero, por el simple hecho de ser mujeres”. En ese momento el número de mujeres en puestos económicos y creativos disminuyó drásticamente (con excepciones como Ida Lupino, Anita Loos o Dorothy Arzner entre otras).

Mary Pickford, Ida Lupino, Dorothy Arzner y Anita Loos

Estos mitos del mundo audiovisual lo único que consiguen es desmotivar, frustrar y dejar bien a la vista el techo de cristal que existe en esta industria

Una idea estúpida y sexista, pero que, aunque parezca ridículo, se sigue manteniendo como uno de los pilares de la producción cinematográfica ¡en la actualidad! ¿Por qué? Por el simple hecho de que hay menos riesgo de bancarrota si son los hombres los que gestionan el dinero y dirigen los equipos creativos. Tienen toda la historia del mundo audiovisual para corroborarlo, con muchísimos ejemplos de éxitos y obras maestras.

En cambio, las mujeres siempre han sido marginadas por los libros de historia, por el Séptimo Arte en general y la industria audiovisual del entretenimiento en particular. Esta falta de experiencia, éxitos y de reconocimientos hace que pocos estudios se arriesguen a dejar cientos de millones en manos de las mujeres. Así, estas cineastas se quedan “atrapadas” en géneros menores, producciones pequeñas e historias para mujeres. Algo que les impide desarrollarse y ganar experiencia en otros géneros más mediáticos. Y como no tienen experiencia en estos otros géneros, no las eligen para dirigir grandes películas… así eternamente.

Jennifer Lee, guionista y co-directora de Frozen, una de las grandes sagas de animación de los últimos años

Obviamente son muchas las profesionales y académicas de los Estudios de Género que han denunciado estas ideas machistas. Críticas a las que las grandes productoras de Hollywood contestan con una idea que sólo genera frustración. “Si las mujeres quisiesen dirigir géneros mediáticos y populares como los superhéroes o la ciencia ficción lo dirían. Pero las mujeres no quieren trabajar en géneros de hombres”. ¿Desde cuando tienen género los géneros cinematográficos? ¿Quién dice que a las mujeres no les gustan los superhéroes, les apasionan las películas de acción, querrían dirigir cintas futuristas o de espías?

El amor-odio de Hollywood: ignorar a sus profesionales femeninas, pero celebrar los éxitos de las pocas que consiguen superar las barreras que la misma industria impone

Estos mitos del mundo audiovisual lo único que consiguen es desmotivar, frustrar y dejar bien a la vista el techo de cristal que existe en esta industria. Por qué sino en 92 años de historia de los Oscars, por poner los premios de la Academia de Cine Estadounidense de ejemplo, sólo 5 mujeres directoras han sido nominadas (siendo Kathryn Bigelow la única ganadora) y sólo 1 directora de fotografía ha podido optar al galardón, Rachel Morrison.

Por suerte, el cine y la televisión están llenos de ejemplos de grandes profesionales del mundo audiovisual que han demostrado con creces que las mujeres sabemos dirigir y gestionar grandes presupuestos y grandes propuestas. Y con éxito. Recientemente encontramos nombres como Jennifer Lee (Frozen, ¡Rompe Ralph!) o Brenda Chapman (Brave) entre las figuras creativas de Disney-Pixar. Profesionales como Patty Jenkins (Wonder Woman) y Anna Boden (Capitana Marvel) cambiando las tornas en el popular género de los superhéroes. O, por supuesto, la gran showrunner Shonda Rhimes cuyos títulos ya son historia de la televisión (Anatomía de Grey, Scandal, Los Bridgerton)…

Shonda Rhimes y su último proyecto como productora ejecutiva: la popular serie de Netflix Los Bridgerton

Mujeres guionistas, directoras y productoras que actualmente gestionan presupuestos de muchos millones de dólares, rompen los récords de taquilla y cuestionan todos los mitos machistas que se esconden en la industria audiovisual. ¿Será este por fin el impulso que necesita Hollywood hacia la igualdad? Tras más de un siglo de historia del cine, ya es hora.

Urbanita si quieres profundizar más sobre este tema echa un vistazo a las investigaciones de la Doctora Courtney Brannon Donoghue


Ana Rodríguez Salinas

Amante del cine, la danza, el teatro y los buenos libros. Me encanta escribir sobre la Cultura, pero, sobre todo, aprender cada día un poquito más de ella