Poco que preparar de ayer para hoy. Ultimar detalles, sonreír de ganas de hacerlo presencial en IFEMA y saber que este año es diferente. Hoy a las 13.30 es el desfile de esta casa tan fuerte y sexy. Tras unos minutos acompañados de saludos, hablamos con Nuria Sardá. Y lo primero que se le pregunta es por la semana de la moda y cómo la lleva ella.

Acabamos de llegar esta mañana aquí a IFEMA y la verdad es que estábamos expectantes para saber cómo organizábamos todo esto. Pero todo muy bien. 

Este año es algo más diferente aunque al final la profesionalidad no se trastoca, la ilusión sigue siendo la misma.

Sí, así es. Este año, además, hemos hecho la mitad de looks, para no tener que cambiar a las chicas, se van a vestir una vez, tenemos doble vestuario y hay mucho espacio y seguridad.

Esto que me dices está muy bien Nuria, es una tranquilidad. 

La verdad es que vamos a prescindir de las vestidoras si nos podemos organizar nosotros, así reducimos que hay tanta gente y  hay un máximo de 12 personas, nos aseguramos de que todo esté bien. Las chicas del equipo llevan mascarilla, así son las entrevistas también, tenemos gel desinfectante y todo está muy preparado. También está muy bien que sea presencial y es muy importante, aunque después el cometido es que llegue al mayor número de personas. Esto es una cadena, que si cae una, caen todas detrás.

Claro, y al final lo bueno de la moda es que no para de reinventarse. Su formato no iba a ser menos en estos tiempos.

Así es, la moda se adapta a lo que está viviendo la sociedad y la refleja. Lo que está pasando ahora es histórico y también hay que dejar constancia de lo que sucede. Y adaptarnos y sobrellevarlo.

Estoy muy de acuerdo contigo, Nuria. Por cierto, cada año, los amantes de la moda crecen y descubren que hay firmas españolas tan excelentes como esta. Cuéntanos del sello como si no supiéramos nada, para los lectores que descubran Andrés Sardá y vean la colección esta semana.

La empresa nace en el año 62. Veníamos del mundo de las mantillas de encaje… Sí, pero para ir a la iglesia. (Ríe) Y de aquí lo pasamos a la ropa interior. Mi padre ya hizo esto en ese año en el que España estaba totalmente cerrada (Breve historia de nuestro país durante esos años). Había una ropa interior que era por así decirlo como ortopédica. Y mi padre quiso hacer algo nuevo y que toda mujer pudiera llevar esta ropa interior y se sintiera cómoda. Es para cada mujer. Intentamos representar todo tipo de feminidad en esta empresa y esto en el 62 era muy innovador y en esa época unir moda y ropa interior era… (Risas) Chocaba mucho… Siempre ha buscado la excelencia. En los tejidos y en todo.

Además de una historia bonita, el contenido de la ideología es también bonito y especial. Por eso nos gusta tanto. Tenemos muchas ganas de conocer la última colección: Agua. ¿Qué vamos a ver?

Vamos a ver un mundo submarino con criaturas medio humanas, medio peces. Medusas, peces, sirenas. La colección es muy femenina y positiva. También muy sofisticada y hay un mundo de fantasía muy fuerte. 

Me encanta, parece algo muy especial.

Teníamos una colección que llevaba por nombre Revolution and Rebellion, que decía eso precisamente, que teníamos que revolucionarnos para cambiar, no podía ser un cambio pequeño. Porque si no, era insostenible nuestro planeta. Lo que no sabíamos era que la naturaleza iba a tomar la delantera. Nosotros mientras encerrados en casa y la naturaleza lo ha hecho a lo bravo. Así que, “Agua” va a hacer que veamos esa fuerza y revolución.

Es cierto, la naturaleza nos acabó sorprendiendo. Me parece que “Agua” tiene una historia preciosa y reivindicativa que como decías, deja constancia de lo ocurrido. Ahora me lo has recordado también, ¿cómo ha pasado y pasa la firma los tiempos de Covid?

Una parte muy importante del equipo no puede teletrabajar porque gran parte es patronaje y costura y tenemos el taller que tiene su parte de diseño. El que pudo tele trabajar lo hizo y quien no, seguíamos yendo a la sede. La tele no paraba de decir “Quédate en casa” y nosotros teníamos que trabajar y fue algo traumático como experiencia ir a trabajar en estas condiciones. Cuando cerramos las tiendas, teníamos género aún. Cuando abrimos, teníamos que servir lo nuevo. 

Al final no deja de ser un reto que hace a una firma más fuerte.

Sí, yo siempre lo digo, que los retos están para superarlos y los desafíos ahora son estos. Nos han tocado y hemos seguido adelante y luchamos cada día.

Y algo más personal, Nuria, ¿qué se siente al tomar relevo por así decirlo en la firma? Como directora creativa. 

Es una responsabilidad y un honor. La suerte que he tenido es que no soy solo yo, somos cuatro hermanos. Yo llevo trabajando en creación desde el 96. Y ha sido algo muy paulatino y progresivo. He tenido la suerte de poder trabajar muchos años a su lado y eso es lo que te da la confianza para seguir haciéndolo después. 

¡Qué bonito! Vamos a acabar con la siguiente pregunta; tras tantas colecciones, ¿cuál ha sido tu favorita? En general.

La serie de baño de este año es muy sencilla y muy especial. Era muy sencilla pero con mucha linea. Y de ropa interior, vamos a estrenarla pronto, puedo adelantar que es como de piel de serpiente  y es muy potente también.  

La simpatía de Nuria seguía vigente en el rato de despedida. Una mujer cercana, con carisma y muy profesional. Le deseamos suerte para el desfile y no podemos aguantar hasta las 13.30 para dejarnos llevar por “Agua”.