A paso lento, porque Madrid hoy nos castiga sin piedad. E intentando cobijarme entre las sombras abstractas que forman los edificios ante los que normalmente rindo homenaje con mi tiempo, me doy cuenta de que he llegado a mi destino. Es una calle, un número y al fin y al cabo, una localización ya familiar. Aunque eso era antes de la covid-19, esa epidemia mundial que muchos tratan de olvidar, pero que no podrán, porque desgraciadamente nada ha terminado.

Y pubo los escalones de dos en dos, a pesar de los tacones. Toco el timbre y su sonido estridente anuncia mi llegada. Segundos después, Bry me recibe con alegría. Tras él, el hombre que tanto ha acaparado el foco mediático estos días, Juan Carlos Mesa, alias Mesa, el nuevo director creativo de Angel Schlesser. ¿Agua con hielo?, me pregunta. Sí, por favor. No sabes qué calor hace ahí fuera; le digo. La cuarentena ha cambiado muchas cosas, hasta la distribución de su taller. El feng shui, que viene bien.

Nos sentamos uno en frente del otro, ya sin mascarillas y guardando la distancia de seguridad. Le sonrío. Me sonríe. Y ya no puedo aguantarme. Mesa, ¿se puede saber cómo vas a ser dos personas a la vez?

Él estalla a carcajadas. Su sonido llena toda la habitación de vitalidad, y al final, acabo uniéndome a su energía. ¿La razón? Porque, en realidad, la respuesta ya me la sé. Después de su historia, después de haber trabajado para Jesús Del Pozo, para marcas como Blanco y tras haber pasado 15 años ejerciendo como director creativo de Agatha Ruiz de la Prada (y solo citando a los importantes), si hay alguien en esta vida que pueda ser dos versiones completamente distintas, ese es Juan Carlos Mesa. Si te digo la verdad; Lauren; estoy muy ilusionado con esta nueva etapa. Ya me conoces. Sabes que me encantan los retos. Y cuando me ofrecieron ser el nuevo director de Angel Schlesser, mi yo interno gritó emocionado que sí; pero tenía que consultarlo con la almohada. Soy impulsivo, pero una decisión así requería, como mínimo, pensarlo durante un fin de semana. Fue todo muy rápido.

E inesperado. Porque la noticia salió un lunes a las 10 h de la mañana y todos los vértices del mundo de la moda, tanto a nivel comunicación como a nivel creativo, recibieron inesperados la noticia. ¡Casi me caigo de la silla!; le cuento. Muchos compis míos me escribieron para preguntarme que qué había pasado, como si yo supiera algo…; le dejo caer. Mesa sonríe. No puede evitarlo. Amore, si hubiera podido contártelo, lo hubiera hecho, ¡pero me hicieron jurar que no iba a decir nada!; me dice.

¿Y cómo ha sido acogida la noticia? Resonada, como mínimo. Numerosos medios, nacionales e internacionales, han hecho eco de la noticia. ¡Pero muchísimos! De Italia, México, España… Medios, amigos, familiares, compañeros de profesión… Aquí es cuando te das cuenta del cariño que te tiene la gente. Creo que hasta ahora no era consciente. No del todo.

Porque si algo ha conseguido Mesa, además de consolidarse como uno de los mejores talentos españoles que tiene este país, es hacerse de querer. ¿Te acuerdas cuando te conocí?; le pregunto. Quise entrevistarte porque me habían dicho que eras genial. Después vi el desfile de Vampiras, y me dije: ¿por qué narices no lo conozco?

Cultura pop de los 80, diversión, atemporalidad y un mensaje bien marcado es lo que caracteriza su línea de expresión a través de las prendas. Pero lo que se pregunta todo el mundo es: ¿será así en Schlesser? A lo que Mesa me responde con otra pregunta: Entonces ¿qué sentido tendría mantener mi marca? No. Para contar lo que yo quiero, tengo a Maison Mesa. Las nuevas colecciones de Schlesser tendrán mi sello porque es algo que no puedo evitar, pero quiero seguir con el alma y el legado de la marca. Voy a ser generoso con las necesidades de las clientas. Quiero hacerlas soñar, que ahora es muy necesario.

Y de lo que no cabe duda es que su desfile será muy, muy esperado. Sobre todo, porque va a desfilar dos veces: con Maison Mesa y con Angel Schlesser. ¡Hombre, claro! Ya sabes que no pierdo una oportunidad. Dos veces. Sí, señor. Y si quieres que te diga la verdad… Ya las tengo casi terminadas.


Lauren Izquierdo

Directora de Status of Empire. Silencio es mi primera novela. ¿Mi mantra? "In order to be irreplaceable one must always be different".