Buenas tardes, urbanita. Hoy te escribo desde Marbella. Espero que mayo te brinde todo lo que necesites en estos momentos. Una inspiración, momentos de paz y sosiego, descubrir lugares o… una colección que ha venido como “agüita de mayo”.

Así es, “Fresh and Bloody” es el título de una colección que defino como fresca, innovadora e inspiradora. Antonio Marcial ha sido quien la ha diseñado y firmado. Bajo una personalidad creativa descrita como artística y conceptual. Yo, sinceramente, considero que la colección ha sido rejuvenecedora y muy optimista. Los toques juveniles han sido preciosos. También los colores, cortes y maneras de llevarlo lo han demostrado.

# Pero… ¿Cómo es esta colección?

En su perfil nos lo ha contado. “Fresh and Bloody es una colección de moda genderless que habla de arte, heridas, cicatrices y dolor de un modo optimista y positivo. Fresh and Bloody explora las concepciones de la enfermedad y el dolor y las connotaciones negativas ligadas a ambos. Fresh and Bloody deconstruye esas asociaciones oscuras a situaciones tan comunes. La vergüenza o las construcciones de género no tienen cabida aquí. Abraza el dolor y las cicatrices y combátelas

La colección grita optimismo, esperanza, fuerza y amor para aquellos que luchan por sentirse cómodos en su cuerpo.”

¿Qué puedo decir? Si al leerlo se me ha puesto el vello de punta… Cuando te sientes acorde a unos valores (hablando desde dentro del mundo de la moda, ¿eh?), esa firma se convierte en una de tus predilectas. El gusto por la moda pasa a ser armonía y familiaridad dentro de una determinada casa. Los lazos de unión ideológicos hacen de abrazo. Y yo, puedo decir ya que me quedo con esta firma para mucho más tiempo.

# Experiencia personal con la firma

No hace mucho, cuando volví de mi pueblo a Sevilla, me encontré encima de la mesa del salón una caja de Antonio Marcial. Semanas antes se me anunció por un mensaje de Instagram que había nueva colección y que contaban conmigo para conocer sus prendas. Es decir, Fresh and Bloody desde cerca. Todo gracias a un interino del Social Media de la marca: Diego Rueda.

Al abrir la caja encontré un boceto o sketch de la firma. Era reconocido por los colores marrón, blanco y sobre todo el azul. Un diseño muy bonito, todo hay que decirlo. Tras eso, una tarjeta con el nombre de la marca y una dedicatoria de presentación escrita a mano por él. “Hola Carla, espero que te siente fenomenal…” Fue un detalle. Desde aquí, gracias también.

Ahora sí, llegó el momento de abrir el papel de seda blanco. ¡Pum! Un top crop recto con manga asimétrica. Color azul pastel. Una apertura muy elegante en el escote. Cuello redondo. Una de las mangas fruncidas. Pero oye, una cosa: el fruncido está muy muy muy bien hecho. Es de los más cómodos y bonitos que he llevado. No da de sí si lo estiras bastante porque lo he comprobado. Y la calidad… Calla, canalla. ¡Es impecable!

Me he sentido muy cómoda llevándolo y muy especial. Todos mis amigxs me han dicho “¡Es muy tú!”. Y les ha encantado. Lo mejor de llevarlo ha sido saber que es una prenda nueva (literal) y única. Me sentía segura ayer cuando lo estrené porque nadie más la estaría llevando, y si la llevaban, no lo harían de la misma manera que yo.

Le doy un 10/10. Y recomiendo ver el vídeo de la presentación. Te hace pensar en los nuevos parámetros de la moda, cómo está evolucionando y el concepto se queda grabado a fuego. Algo único, algo cómodo y algo como cada uno: diferente.


Carla Pérez Martínez