La mayoría de nosotras vivimos dando la espalda a nuestras vidas y sólo necesitamos tomar conciencia de que no hace falta ser ninguna superwoman para poder vivir de nuestro talentoAsí, con esta reflexión tan inspiradora, comienza Si no es hoy, entonces ¿cuándo?Un libro escrito con mucho cariño por Paloma Palencia. Con la que hemos tenido el placer de charlar una de estas tardes veraniegas que tanto vamos a echar de menos en la “vuelta al cole”. O igual no, quien sabe. 

Paloma es todo un ejemplo de motivación y del “si tu quieres, tu puedes” en el mundo de los negocios online. Después de una extensa carrera en el sector de la comunicación y el marketing, decidió dejarlo todo y empezar una nueva vida. Más independiente, más motivadora, más siendo ella misma. Junto a Paloma Palencia, decenas de mujeres han dado un giro a sus vidas, han salido de su zona de confort y han encontrado nuevas metas y desafíos. Es más, fue la organizadora del primer evento para mujeres TEDx-PlazaOlavideWomen en Madrid. Como ella misma dice, no hay edad para ser emprendedoras, y sobre todo, tampoco hay género. 

Paloma, ¿qué te hizo tomar la decisión de emprender y dar este cambio 180º a tu vida?

Fue algo interno. Mi trabajo en aquel momento ya no me gustaba, sentía que había tocado techo en mi propia profesión. Estaba cansada de la rutina, cuando antes me parecía todo novedoso y enriquecedor. Necesitaba algo nuevo, diferente, no sabía el qué. Entonces empecé a interesarme por el emprendimiento. Descubrí a muchas mujeres que tenían su propio negocio, eran independientes, y podían vivir de sus talentos. ¿Y por qué yo no? Eso me dio motivación y emprendí un camino de no retorno. Dejé mi etapa corporativa, me planifiqué, busqué ayuda entre distintas mentoras que con el tiempo se han convertido en amigas. Y ahora estoy haciendo lo que me gusta: ayudar a otras mujeres, si quieren, a salir de su zona de confort y emprender en base a sus talentos. 

Y en todo este proceso… ¿qué fue lo que más te costó?

Me costaron muchas cosas. Pero los dos obstáculos más importantes fueron la soledad y el miedo a “¿seré capaz de vivir en base a lo que yo sé hacer?”. Cuando emprendes, trabajas por y para ti misma. Y sobre todo al principio es un camino muy solitario. Además, dejas un salario, una seguridad económica. Fíjate yo al principio era muy poco ambiciosa, mi objetivo era “me voy, quiero retarme, pero al menos que gane lo mismo”. Poco a poco estos miedos se superan, cuando te rodeas de gente que te escucha y apoya, y cuando te das cuenta de que sí puedes vivir de tu talento. 

“Ahora estoy haciendo lo que me gusta: ayudar a otras mujeres, si quieren, a salir de su zona de confort y emprender en base a sus talentos”

En el libro, dedicas varias páginas al miedo al cambio y al fracaso, ¿de dónde viene ese miedo, de la sociedad o de nosotras mismas?

Ambas cosas. Es verdad que la sociedad, tal y como nos han educado, no nos han ayudado mucho a las de mi generación, y creo que ahora tampoco. Todavía hay colegios y profesores más tradicionales que tienden a enseñar que al terminar hay que hacerse un buen currículum, buscar varias empresas y empezar a trabajar en un departamento u otro. En pocas escuelas te enseñan a emprender. Esa alternativa es como para los rebeldes. “Emprender es para gente especial”. Nacen emprendedores, con dinero… Yo claro me miraba y pensaba que emprender estaba fuera de mi alcance.

La familia y el entorno también hacen mucho. O trabajas por cuenta ajena o te haces funcionaria, esto en España es lo más. Tienes trabajo de por vida. Y si escoges un camino diferente… el no tener ejemplos, apoyos y formación en emprender te crea muchos miedos e inseguridades. Yo diría que esa es la razón por la que no muchas mujeres emprenden. 

Muchos dicen que no es el momento de emprender, que ahora mismo la situación es demasiado caótica en el mundo de los negocios. ¿Es verdad? ¿Es el momento de no emprender? 

Nunca ha habido un mejor momento para emprender como ahora. Un emprendedor tiene que ser una persona creativa, flexible, capaz de adaptarse, consciente de las decisiones del mercado. Y hay que recordar que a la gente le gusta consumir. Ahora se mira más donde se invierte, donde se gasta, pero seguimos gastando. Hay muchas nuevas necesidades: en salud, salud mental, alimentación, deporte… Creo que es un buen momento, simplemente hay que saber comprender las decisiones del mercado y conocer muy bien al consumidor al que nos enfocamos. Saber que necesita ahora mismo. Es un buen momento, claro que sí. 

Paloma Palencia: “Un emprendedor tiene que ser una persona creativa, flexible, capaz de adaptarse, consciente de las decisiones del mercado”

Paloma, ¿algún truco infalible para vencer estas inseguridades que van surgiendo?

Los miedos se pueden vencer de muchas maneras. Yo siempre aconsejo juntarse con gente que ya ha superado esas barreras. La experiencia lo vale todo. Tienes que comprobar si esa gente está viviendo de lo que tu quieres, y cómo lo está haciendo. Eso te va a dar un poquito más de seguridad. De decir “no es tan locura lo que yo quiero hacer”.

Pero, sobre todo, la seguridad se gana haciendo. El miedo se tiene a algo que todavía no ha pasado, e igual nunca va a ocurrir. La manera de poder superarlo es haciendo. Así descubrirás muchas más cosas del negocio, y a saber cuales serían tus planes B y C. Es como todo, si quieres aprobar y conseguir una oposición, debes prepararte, planificarte, para tener más posibilidades de éxito. En definitiva: las claves para combatir los miedos: preparación, planificación y lanzarse a ello. 

Cuatro años después de iniciar esta aventura, vuelves a las andadas con este libro… ¿qué fue lo que te impulsó a escribir “Si no es hoy, entonces ¿Cuándo?”?

Escribir un libro es una buenísima forma para que tu mensaje llegue a mucha más gente. Pero yo lo veía como algo lejano, que no era para mí. Pero por cosas de la vida llegó a mi una persona maravillosa, mi querida Ana Vidal que tiene una agencia literaria. Un día me mandó un correo proponiéndome escribir un libro (ella confiaba más en mí que yo en mi misma). Tan lejos estaba en mi el pensar que podía escribir un libro que pensé que era span. Ni le respondí. A los días me volvió a mandar otro correo pidiéndome que le contestase y yo como “uy, perdón”. Es verdad, es verdad. Bueno confié, me dejé guiar por esa gran profesional y gracias a ella hoy estoy aquí. Ayudando, a cuantas más mujeres mejor, a dar el paso. A salir de su zona de confort. 

“En definitiva: las claves para combatir los miedos: preparación, planificación y lanzarse a ello”

Enhorabuena otra vez por este libro. Aunque, igual es impresión mía, pero más que un libro de emprendimiento y de éxito en los negocios parece más una guía de viaje. Empiezas aquí, terminas aquí y esto es todo lo que te vas a encontrar por el camino…

¡Lo has descrito perfectamente! Así es, es una guía para mujeres que quieren saber si esto, el emprendimiento, es para ellas. Por supuesto todo el mundo puede emprender. Ahora bien, ¿todo el mundo quiere emprender? Hay que pagar un precio, un peaje. Hay que trabajar mucho para emprender y no todo el mundo quiere trabajar de esta manera. 

Este libro es para despejar todas estas dudas y más. Para saber lo que te vas a encontrar. Yo lo he escrito con toda la honestidad que he podido. Creo que es algo que a mi me hubiese encantado leer hace por lo menos 8 años. Sin pelos en la lengua, soy muy directa. Yo cuento lo que creo que hay que saber, basándome en mi experiencia y en el de mis clientas. Casos prácticos de personas que vienen de distintos sectores y distintas realidades que se han lanzado a la aventura de emprender. Ejemplos de que se puede hacer, se puede vivir de tus sueños, de tu pasión.

Paloma Palencia: “Por supuesto todo el mundo puede emprender. Ahora bien, ¿todo el mundo quiere emprender?”

Puede que alguna de nuestras lectoras esté planteándose seriamente dar el paso, pero aún no se ha decidido. Para ellas y para todas nosotras ¿un último consejo de Paloma Palencia?

Hay una cosa que siempre se lo digo a mis clientas en las primeras sesiones. Para emprender tienes que ser muy buena en algo. Todas somos muy buenas en algo. Párate y mírate a ti misma, ¿qué cosas te hacen especial? ¿qué es lo que te hace única? ¿En qué cosas la gente te busca y te pide opinión? Eso te va dando pistas de que tienes algo que puede ayudar a los demás. A partir de allí tienes que creerte tú muy buena. Convéncete a ti misma de todo lo que vales.