banderas parlamento europeo

La Unión Europea se enfrenta a nuevos retos con la puesta en marcha de la Conferencia sobre el Futuro de Europa. Su planteamiento por parte de las instituciones ha abierto muchos interrogantes acerca de sus implicaciones para la ciudadanía en un futuro a medio plazo. ¿Qué cambio de planes le depara a la Europa de los 27? Pero, sobre todo… ¿cuál es el rol de los jóvenes en su configuración?

Desafección, euroescepticismo, crisis de credibilidad… Son muchos los términos empleados para definir esa ola de desconfianza que lleva alrededor de un lustro asolando Europa. Las razones son muchas, pero podrían resumirse principalmente en dos: el auge de los populismos -de orientación ultraderechista, por lo general- y la incapacidad de las instituciones europeas para comunicar de manera efectiva a la sociedad civil la importancia que entraña el proceso de toma de decisiones en su vida cotidiana. Porque sí, urbanita, la mayoría de los debates que tienen lugar en Bruselas influyen –directa o indirectamente- en tu día a día, aunque no seas consciente de ello.

Para hacerlo patente, los líderes europeos David Sassoli, António Costa y Ursula von der Leyen firmaron el 10 de marzo la Declaración conjunta relativa a la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE). Este “pacto” pretende allanar el camino para crear un espacio de diálogo que permita a los ciudadanos de todos los Estados miembros dar a conocer sus ideas y aportar su granito de arena en la configuración de la Europa del futuro.

#Nuevos retos, nuevos objetivos

La Conferencia busca, en definitiva, ofrecer a los ciudadanos de todas las edades un papel sustancial en el desarrollo de las políticas de la UE de los veintisiete. Además, quiere mejorar la resiliencia de esta frente a las crisis de cualquier tipo. De hecho, aunque la idea se concibió a finales de 2019 y quedó en stand by, las circunstancias globales han obligado a la UE a reorientar sus objetivos hacia un escenario pospandémico. Y es que son muchos los retos que la emergencia sanitaria ha traído consigo.

La CoFoE pretende allanar el camino para crear un espacio de diálogo que permita a los ciudadanos dar a conocer sus ideas

Además, la era post-Brexit hace necesario un cambio de rumbo en la estrategia sociopolítica de Bruselas, enmendando las deficiencias del sistema y fomentando la participación y conciencia de ciudadanía europea como antídoto contra referéndums como el de 2016. En esta recién estrenada etapa con incontables lecciones aprendidas, las nuevas generaciones tienen mucho que decir.

#Jóvenes que alzan la voz por el futuro

Quedó demostrado en mayo de 2019 con las elecciones al Parlamento Europeo, donde el incremento porcentual del voto joven fue notorio gracias a la campaña #estavezvoto promovida por miles de estudiantes europeos en el marco del programa TodosJuntosEU. Una iniciativa que continúa en activo, por medio de numerosas asociaciones europeístas que organizan eventos, cursos y seminarios online con el fin de fomentar la participación en asuntos de interés común. Y es que el proyecto de construcción europea, aunque parezca un concepto demasiado complejo y abstracto, es algo por lo que las distintas generaciones llevan luchando desde finales de la década de los 50. La movilización política y social va más allá del papel; pasa del “dicho” al “hecho”.

Joven con bandera de la Unión Europea
Fuente: Aquí Europa

Actualmente, los jóvenes buscan nuevas formas de expresar su opinión sobre temas tan relevantes como el cambio climático, la igualdad y la justicia social, la transformación digital o los procesos democráticos que rigen las relaciones internacionales. Estos temas coinciden, asimismo, con las prioridades generales de la UE. Los dirigentes necesitan más que nunca la implicación de nuevos agentes en un foro público e inclusivo como pretende ser la Conferencia sobre el Futuro de Europa.

En las últimas elecciones al Parlamento Europeo se detectó un incremento porcentual en el voto joven gracias a la campaña #estavezvoto promovida por miles de estudiantes europeos

No obstante, una serie de interrogantes sobrevuelan las propuestas de la CoFoE. Resulta necesario comprobar que se cumplen los objetivos fijado en cada ámbito de trabajo a corto, medio y largo plazo. Aparte de la regulación de los órganos institucionales, es imprescindible que cada vez más interlocutores se sumen a esta ágora virtual y alcen la voz. Siempre dicen que los jóvenes somos savia nueva, y no les falta razón. Nuestra visión del mundo puede contribuir de verdad a que los cambios se materialicen y la sociedad del futuro sea más sostenible en todos los sentidos. Así que ahora te toca a ti, urbanita. ¿Vas a dejar pasar esta oportunidad?


Raquel R. Incertis

Mitad música, mitad palabras, 100% historia basada en hechos reales. Escritora de literatura infantil y juvenil. Amante de las Humanidades y de la cultura en general, vivo en un constante viaje de aprendizaje dentro y fuera de la UC3M. Aunque el periodismo es mi pasión desde niña, también me pica el gusanillo de la política, el cine, el marketing, el emprendimiento y los idiomas.