La diseñadora más colorista y llena de vida de la Semana de la Moda madrileña deja una energía vibrante gracias a su última colección otoño-invierno para 2021-2022 presentada en IFEMA. Una historia de optimismo junto a Ágatha Ruíz de la Prada.

Cuando todo estaba oscuro y los asistentes no sabían qué iba a tener lugar a continuación, las luces dejaron ver poco a poco una gama de colores en el suelo de la pasarela. Vinilo en alfombras que ella misma ha diseñado, ya que tiene nueva licencia según ha informado en las últimas publicaciones de su perfil en Instagram. ¡Boom! Primera sorpresa innovadora.

Viendo los colores más emblemáticos de esta casa, las figuras y el buen humor como clímax de la sala, comenzó a sonar una canción que todo el público fue capaz de reconocer: «Voy a pasármelo bien» de Hombres G. Hay una peculiaridad atenta y graciosa de Ágatha: sus ganas de unir el ambiente, los diseños, la ideología de su firma con el mundo. Spoiler: suele conseguirlo siempre.

@agatharuizdlprada

# «Contigo me siento feliz» enseña Ágatha

La música, las modelos caminando decidas llenas de flores y el buen humor de la diseñadora solo son la antesala para una explosión de diseños rectos, limpios, capas y muchos colores. Porque eso es lo que ella ve de cara al futuro: alegría.

Cuando un diseñador muestra su colección durante estos días, solo anuncia qué previsión tiene de la moda para este otoño-invierno de 2021 y comienzos del 2022. Nuevas tendencias, formas, colores y texturas. Pues ella ve optimismo y esperanza.

# ¿Cita perfecta o agathizada?

Este año han cobrado importancia los iconos de la marca. En especial las flores. Es una autentica explosión de la naturaleza. Hay muchas flores de diferentes colores (en accesorios para la cabeza). Hasta un vestido de novia cosido pieza por pieza. Este ha llamado especialmente la atención del público.

@agatharuizdlprada

Aplicar popelín de algodón a las prendas ha sido algo repetido en las prendas, para aportar volumen. «Mucho beso», otro icono de ella, explicaba el director creativo de ARP, como símbolo a todo lo que echamos de menos. Todo lo que nos nace de dentro.

Esta temporada los motivos están estampados en las prendas. Materiales como el neopreno con acabado sedoso, algodón, lentejuelas y una larga lista, han tenido cabida en los bajos incluso como acabado de mangas y de bajos. Combinando colores ácidos como el fucsia y el naranja ha sido algo nuevo también para la firma, evitando la rutina en tonos pastel o bebé.

El trabajo artesanal resalta en este desfile, ya que cada prenda ha sido hecha a mano. Ejemplo de cómo se ha logrado ha sido el set de medias azules bajo una gabardina verde neutra que porta una estrella grande y amarilla que sirve de punto de luz a mitad del look.

@agatharuizdlprada


Carla Pérez Martínez