Felipe Hernández (Valeria T2)

Paula Malia comenzó a hacer teatro cuando era muy pequeña y justo antes de entrar a la Universidad para estudiar periodismo decidió que iba a dedicarse a la interpretación. Desde entonces hemos podido ver a Paula Malia actuando en diferentes proyectos. En el teatro en obras como ‘My sweet country’, ‘Orgía’ o ‘Sota la neu’. El primer trabajo en la televisión de Paula Malia fue ‘El crac’ en TV3. A partir de ahí ha participado en numerosas series: ‘Cites’, ‘Benvinguts a la família’ o ‘El Vecino’. Paula Malia se hizo conocida por su trabajo en ‘Valeria’, donde interpreta a Carmen, una de las mejores amigas de la protagonista.

Además de esto, hemos podido disfrutar de las interpretaciones de Paula Malia en la gran pantalla. Primero en ‘Animals’, después en la adaptación de ‘Gente que viene y bah’ y en la reciente ‘Loco por ella’ estrenada en Netflix. Hemos hablado con Paula Malia sobre la segunda temporada de ‘Valeria’ y su futuro como actriz y esto es todo lo que nos ha contado.

Felipe Hernández (Valeria T2)
Felipe Hernández (Valeria T2)

Para conocerte un poco mejor ¿cómo llegó la interpretación a tu vida?

Llegó yo creo que por parte de mi abuela. A mi abuela le gustaba mucho el teatro y me levaba a verlo, incluso yo hacía teatro en un centro al lado de mi casa. Mi abuela la pobre por desgracia como eran otros tiempos nunca se pudo dedicar a esto. Pero ella me inculcó bastante el mundo del teatro y de la interpretación. Lo que pasa es que yo decidí muy tarde ser actriz, en realidad yo lo que quería era ser periodista. Hasta que no terminé el bachillerato no dije no. Justo cuando estaba a punto de entrar en la universidad di un volantazo y dije “no no, un momento, creo que tengo que hacer caso a esto de la interpretación porque realmente me gusta mucho y me hace muy feliz”. Ahí fue cuando cambié y desde entonces he ido a full con eso. Pero tardé mucho en decidirme.

Bueno, por lo menos no llegaste a empezar la carrera que no te gustaba tanto

Eso es verdad… fue como en el último momento.

Cuando te proponen un proyecto ¿qué es lo que más te interesa? ¿qué tiene que tener para que decidas aceptarlo?

No sé, al final siempre sueñas con proyectos que te aporten retos, personajes diferentes, que te lleven a sitios diferentes en los que has estado. o al menos que tengan un guion que eso ya se nota. Cuando te mandan un guion que te lo lees rápido del tirón eso para mí es muy buena señal. Hay veces que cuesta más, que tienes que ponerle más empeño. También muchas veces es muy alentador el casting que te rodea, o el director; depende, son muchos factores.

Siempre sueñas con proyectos que te aporten retos

Empezaste en teatro, pero has hecho también bastantes series y algunas películas ¿vas a subirte de nuevo a un escenario?

Cuando terminé ‘Valeria’ empecé con una obra a la que voy a volver ahora en octubre en Barcelona. Se llama ‘La mala dició’ y la hacemos en el Teatre Lliure y está dirigida por Xavier Albertí. A mí me gusta mucho ir variando el audiovisual al teatro, me parece lo más guay ir cambiando.

¿Se nota mucho el cambio de registro?

Sí, porque al final la técnica es la misma pero quieras o no el proceso no tiene nada que ver. En la tele siempre vas con el cohete en el culo porque nunca hay tiempo desgraciadamente. Hay mucha velocidad y los tiempos son muy diferentes. Luego en el teatro es mucho más de ir cociéndolo a fuego lento y eso también es muy gustoso. Me gusta ir cambiando de uno a otro la verdad.

A lo largo de tu carrera ¿cuál es el mayor reto al que has tenido que enfrentarte?

No lo sé… a nivel de personajes siempre es verdad que cuando, por suerte, te toca hacer un personaje que no se parece a ti, da un poco de miedo si vas a poder llegar a enseñar eso. Al final siempre es como ir trabajándolo, ir ensayando, dejándote guiar por los directores y al final se consigue sin duda. Yo creo que uno de los retos más grandes de mi carrera es aprender a gestionar el no. Pero porque como actores tenemos que gestionar el no muy a menudo y es complicado. Para mí ha sido y sigue siendo un reto a veces: tomártelo con calma, entender que esta profesión es así y no perder la calma.

Yo creo que uno de los retos más grandes de mi carrera es aprender a gestionar el no

Ahora acabas de estrenar hace poco la segunda temporada de ‘Valeria’. En el caso de esta serie ¿qué fue lo que más te atrajo de este proyecto? Porque no sé si conocías las novelas o las habías leído

No, yo no las conocía. De hecho me leí el primer libro cuando estaba haciendo el proceso de casting pero me encantaron. Descubrí que tenía un montón de amigas que eran super fans de los libros y me apoyé mucho en ellas para saber cómo eran los personajes y cómo los veían. De repente tenía un montón de amigas que eran expertas en Elísabet Benavent. Cuando me leí el primer libro y ya me pasaron los guiones me atrajo mucho el poder retratar a un grupo de mujeres que tienen mi edad y viven en una ciudad y es una realidad que me queda bastante cerca. Tener la oportunidad de poder dibujar un grupo de mujeres de una manera diferente a como se acostumbra a hacer: basándonos en la amistad, en la no competencia, cuanto más juntas mejor. Eso me parece lo más la verdad.

Al principio te tuvieron que ayudar pero ahora nadie como tú para conocerla ¿cómo describirías a Carmen?

Yo la describiría como alguien muy risueña. Es torpe, muy indecisa. El mayor enemigo de Carmen es la Carmen misma. Ella es super talentosa, es divertida, muy graciosa. En realidad yo creo que es ella misma quien se pone las trabas y no se deja avanzar. A veces en las discusiones que tiene con Borja llega a unos puntos de locura que dices “mujer si todo esto es mucho más fácil”. Al final eso también ayuda a que haya situaciones muy cómicas que también son divertidas de interpretar.

Felipe Hernández (Valeria T2)
Felipe Hernández (Valeria T2)

¿Cómo ha sido su evolución en esta segunda temporada?

Al final siempre que repites con un equipo es lo más porque ya te conoces, al equipo técnico y entre nosotras. Nosotras cuatro nos hemos hecho super amigas y eso creo que al final se transmite porque es un gusto, es como estar en casa. Yo creo que eso, junto algunas cosas que hemos ajustado ya que es más fiel a los libros y creo que le sienta muy bien. Ha dado un salto la serie, estamos muy contentas.

¿Hay algo de Paula Malia en Carmen?

¡Muchas cosas! (risas) A ver, yo me considero torpe a veces e insegura. Lo que pasa es que creo que por suerte en mi vida personal no llego a los extremos de Carmen. Pero sí, hay muchas cosas en las que me reconozco mucho. A veces también envidio cosas suyas. Hay una cosa que me gusta mucho es que es muy insegura pero también es muy segura en su trabajo y a la hora de vestir. Eso es algo que hablamos mucho con Laura Cuesta, la directora de vestuario. Me ayudó mucho ella a construir el personaje porque Carmen se atreve con todo y es muy guay. A mí eso es algo que a veces me falta un poco. Me encantaría atreverme con todos esos looks pero poco a poco, estoy aprendiendo.

¿Esto facilita el trabajo o es más complicado separar realidad y ficción?

Siempre partes de ti mismo porque nunca puedes dejar de ser tú. Pero no somos los mismos cuando estamos con nuestra madre, con nuestro novio/novia, con amigos, con el panadero, etc. Entonces si esto lo extrapolas a ti mismo en diferentes contextos o situaciones ya te puedes ir muy lejos. Es como si estiraras un chicle. Yo tenía una profesora que decía: “partir de uno mismo, pero partir”. Te puedes ir super lejos pero al final no puedes evitar partir de ti mismo y eso me parece súper interesante.

¿Qué temas te gustaría destacar a ti de los que se tratan en ‘Valeria’?

A mí me gusta cómo ‘Valeria’ retrata a la mujer y exhibe la amistad, no está idealizado. Ellas la cagan a veces y no se cuidan todo lo que tendrían y eso también pasa en la vida real. Como público te permite ver los aciertos y los errores que tú puedes cometer en tu vida. Me gusta como las retratas a ella.

Lo has comentado un poco antes pero me gustaría que nos hablaras del trabajo con el resto de tus compañeras porque transmitís muy buen rollo a través de la pantalla

Es una gozada la verdad, rodaría con ellas todos los proyectos. Estamos súper en contacto, hablamos prácticamente cada día. Tenemos un grupo juntas que echa humo, pero no solo ahora que se ha estrenado la serie, todo el resto del año. Pese a que vivimos en ciudades diferentes intentamos vernos lo más posible. Rodar con ellas es muy divertido, hacemos un montón de bromas y de propuestas, algunas nos las compran y otras no. La verdad es que es súper cómodo trabajar así porque la complicidad ya existe, no te la tienes que inventar.

Rodar con ellas es muy divertido, hacemos un montón de bromas y de propuestas

Felipe Hernández (Valeria T2)
Felipe Hernández (Valeria T2)

¿Esta complicidad da pie a improvisaciones o no se puede mucho?

Sí se puede (risas), aunque no siempre nos dejan, pero nos compran bastantes cosas. Hay una escena en la que hacen un amigo invisible y de las tonterías que haces con tus amigas empezamos a cantar “amigo invisible wo, amigo invisible”. Es una cosa muy cutre pero que nos hizo mucha gracia porque es algo que yo realmente hago con mis amigas y tengo treinta años; sigo haciendo el tonto así. Lo propusimos y nos dijeron que lo hiciéramos y ya verían si lo montaban o no y al final sí. Como esto muchas cosas, es muy divertido.

Teniendo en cuenta que has participado también en otras series ¿has encontrado diferencias entre participar en una serie original y en una basada en una novela?

Sí, más que nada porque te da más miedo. En una serie original nadie tiene expectativas de cómo son los personajes porque los presentas por primera vez. Con una serie que viene de unos best sellers como estos que tanta gente se ha imaginado una Carmen en su cabeza o una Valeria, Lola, Nerea y el resto de los personajes, da miedo. Al final te tienes que calmar en el sentido de que no vas a poder cumplir todas las expectativas porque los hay que se la imaginan más alta, más baja, más morena, rubia, más graciosa, menos. Es intentar captar la esencia. A mí de hecho me pilló el miedo justo antes de estrenar. Durante el proceso intenté olvidarme bastante porque si no al final te puedes volver loco. Yo voy haciendo en plan hormiguita y ya me lo encontraré. Cuando estábamos a una semana de estrenar estaba cagada.

¿Ahora ya estás más tranquila y satisfecha con el resultado final?

Sí, la verdad es que sí, nos están llegando mensajes súper bonitos. A parte claro, como Netflix se puede ver en 190 países, te llegan mensajes de Indonesia, de Turquía, y es muy fuerte. A mí nunca me había pasado eso, hace muchísima ilusión

¿Os ha ayudado Elísabet en esta segunda temporada?

Sí, Elísabet ahora es productora ejecutiva y en la primera ya estaba presente pero en esta aún más. La verdad que nos ha apoyado un montón, es un gusto. Da respeto porque interpretas un personaje que se ha inventado ella y quieres estar a la altura de las expectativas y que convenza lo que hago porque salió todo de su cabeza. Nos ha apoyado muchísimo, nos ha dado muchísimo amor todo el rato y respaldo. Es una parte súper importante del engranaje pro no decir de las que más.

Te hemos visto mucho en este género y estás muy bien y muy cómodo ¿te gustaría probar otras cosas?

Sí, al final siempre son retos. Es verdad que he hecho más comedia que drama pero también me gusta. Me gusta ir cambiando e ir viéndome en cosas diferentes. Una vez vas repitiendo lo mismo al final te sientes muy cómodo porque es un terreno que conoces pero también me gusta experimentar cosas diferentes. A mí me gusta ir variando. Es divertido ensayar y hacer comedia porque te ríes un montón, pero hacer drama también.

Además del teatro en Barcelona, ¿hay algún otro proyecto del que nos puedas hablar?

Tengo uno pero que no puedo decir. Y bueno, no tenemos ni idea pero esperemos que haya más temporadas de ‘Valeria’. Sobre todo ahora lo próximo es el teatro en Barcelona a principios de noviembre.


Paloma Arwen