hora

Hemos entrado de lleno en el otoño… aunque no lo parezca. Los días de congelarte por la mañana y asarte dos horas después nos siguen acompañando. Como también lo hacen disfrutar hasta altas horas de la noche con tus amigos en una terraza tomándote unas cervecitas. Y, ¿cuál es el denominador común de estas actividades? El sol. Desgraciadamente con el otoño llega el cambio de hora, y con él sufrimos muchos bastantes desequilibrios y tenemos menos oportunidades para gozar de planazos que podríamos hacer en verano. Estos son algunas ideas para que aproveches las dos semanas que nos quedan.

Este año, el cambio de hora se producirá el próximo sábado 30 de octubre. Cuando nuestro reloj marque las 03:00h retrasaremos las manecillas y volveremos a vivir las dos de la mañana. ¡Tenemos una hora más para descansar! Y, en otros casos para salir de fiesta… todos salimos ganando. En esas fechas el Sol se pone antes y, con este cambio de hora los días durarán menos. Tendremos menos luz diurna, y la Luna nos alumbrará más tiempo. Sin embargo, parece que esta práctica tiene cada vez menos validez y, es que desde hace mucho tiempo la Directiva Europea del Cambio de Hora ha organizado y cuadrado estos movimientos en octubre y marzo de cada año, pero podría ser el fin.

A todas estas movidas políticas y económicas se le añaden las psicológicas, ya que estudios demuestran que algo tan simple como adelantar o retrasar la hora afecta notablemente a nuestra mente. Y es que somos animales diurnos, necesitamos la luz, por eso hemos decidido recomendaros planazos que se ajusten a los próximos días, antes de que nos sumerjamos en el horario de invierno.

#Salir de terraceo

Unas de las cosas de las características del Sol es el calor. Disfrutar de una cerveza con una buena tarde soleada no se puede comparar con la bajada de temperaturas que se produce por la noche. Y es que tener que llevar tres jerseys en la mano para cuando empiece a anochecer no es nada cool.

#Practicar ejercicio

A las 8 de la tarde siempre ha sido la mejor hora para hacer ejercicio. Hasta ahora salías con sol. pero a medida que caía la noche disfrutabas de los 5 kilometros que hacías todos los días. Sin embargo, con la noche en su pleno esplendor es mucho más complicado, y que queréis que os diga, a mí me da un poco de mal rollo.

#Hacer senderismo

Si eres como yo, lo que menos te gusta en el mundo es madrugar. Y en verano parece que se pone de moda hacer senderismo. Y probablemente sea porque a casi cualquier hora del día es buena para hacerlo, menos en la comida porque te puede dar insolación. Ahora que van a cambiar la hora ya no puedes hacer montañismo más tarde de las 6, y eso reduce mucho las posibilidades.

#Turismo rural

El concepto de viajar es inmenso, hay millones de tipos de vacaciones. Sea cual sea, una paradita en un pueblo nunca es de más, pero visitar un lugar a las 8 de la noche en verano, no es igual que en invierno. ¡Ni punto de comparación!

Muchas de las actividades que más nos gustan son al aire libre, y ahora entre el frío y la oscuridad pasamos de hacerlas, e incluso ni podemos. Para eso sabemos adaptarnos y buscar soluciones mientras esperamos al año que viene si vuelve el horario de verano.


Iratxe Cuadrado

Escuchar música y escribir sobre ella es una de mis pasiones. Una vocación desde hace años en la que me involucro inconscientemente para desconectar. Siempre intento difundir mis gustos para compartir la felicidad que me producen.