Está claro que el Día de la Madre es un día muy especial y en Status of Empire queremos que todas las madres lo celebren de la mejor manera posible. Un día para dedicárselo entero a tu madre y demostrarla lo mucho que la quieres devolviéndola aunque sea una pequeña parte de todo lo que hace por ti. Hay muchas formas de celebrarlo y muchos regalos que puedes hacer, pero lo mejor será dedicándole tiempo. Por eso te traemos una lista con algunos planes para el día de la madre en Madrid que nunca fallan. Podrás celebrar el Día de la Madre disfrutando de cualquiera de estas actividades.

Desayunar en el Café Comercial. Para empezar bien el día por qué no hacerlo con un delicioso desayuno en el mítico Café Comercial. Esperemos que haga buen tiempo para que podáis disfrutar en la terraza de una soleada mañana en pleno centro de Madrid. Así comenzaréis el día juntas con muy buen pie gracias a la carta de desayunos de este agradable rincón madrileño. 

Brunch en La florería o Bloom Salvador Bachiller. Si lo que preferís es juntar el desayuno con la comida, entonces no os perdáis algunos de los mejores brunchs de Madrid. ¡Así no tendréis que preocuparos por poneros de acuerdo para ir a dos sitios diferentes! Para un brunch de ensueño nada como ir a La Florería y adentraros en un jardín de flores para degustar una rica comida. Si queréis algo más exclusivo y mágico, siempre tendréis la opción de ir a Bloom de Salvador Bachiller, que seguro que os encantará. 

Visitar el jardín botánico. Podréis continuar el día pasando la mañana en el jardín botánico, el auténtico paraíso de las flores en Madrid. Nada como aprovechar un soleado día para pasear entre jardines contemplando las diferentes especies de flores que hay aquí. 

Fotógrafa: Marisa Esteban

Y de aquí podréis ir dando un agradable paseo recorriendo las céntricas calles de la capital. Así podréis disfrutar de la compañía y del tiempo juntas. Iréis tranquilamente contemplando los paisajes de Madrid y observando detalles y rincones que otras veces se os han podido escapar. Cuando llega el buen tiempo lo mejor es aprovechar el día para pasear sin prisa y sin nada que hacer. ¡Porque no hay nada como dedicaros tiempo de calidad! Además, al ser domingo siempre tendréis la opción de recorrer de arriba a abajo el Rastro.

Comer en Naked and Sated o en Pulcinella. No hay nada como compartir una rica comida en buena compañía. Y por qué no hacerlo en uno de los restaurantes del momento: Naked and Sated, que ya cuenta con varios locales en Madrid. ¡Podrás comer de manera saludable todo tipo de deliciosos platos! Desde diferentes hamburguesas, hasta pizzas de todos los sabores, gofres salados, galettes, ensaladas y muchísimos platos más. Además,  no podrás irte sin cerrar la comida con uno de sus riquísimos postres, con los donuts (o donaked) como grandes protagonistas. Y si no, un clásico que nunca falla: siempre hay que decir que sí a un restaurante italiano, y más uno como Pulcinella. Disfruta con tu madre de la auténtica cocina italiana en un sitio tan bueno como este.

Naked and Sated en Madrid

Cruz de Navajas en IFEMA. Y qué me dices de ir juntas a un espectáculo musical. Seguro que tu madre siempre ha sido fan de Mecano y se sabe todas las canciones. Saca ya tus entradas para ir a disfrutar del espectáculo Cruz de Navajas en el IFEMA. Una oportunidad estupenda para pasar un rato muy agradable y entretenido con tu madre. Os encantará cantar y bailar las míticas canciones del famoso grupo.

Un helado en Mistura o Loco Polo. Si el buen tiempo acompaña a un día tan bonito como este, lo que te recomiendo es invitar a tu madre a un refrescante helado. Y para ello no se me ocurren dos heladerías mejores que Loco Polo o Mistura. Si quieres probar un helado en forma de polo pero muy cremoso y con relleno en su interior, Loco Polo será tu heladería escogida. Pero si quieres un helado de tarrina o de cucurucho hecha a medida con los mejores sabores y variados toppings, Mistura te está esperando con las puertas abiertas.

Palacio de Liria. También podréis visitar este palacio que es una de las residencias privadas más importantes de Madrid. Se construyó entre los años 1767 y 1785, por orden del III duque de Berwick y de Liria, don Jacobo Fitz-James Stuart y Colón. En su interior podréis visitar las diferente estancias que conforman el palacio y encontraréis una variada colección histórico-artística con cuadros, documentos, esculturas, tapices y otras obras.

Estancia del Palacio de Liria

También podréis pasear por el Retiro para llegar hasta el emblemático Palacio de Cristal. Un lugar que siempre merece la pena visitar, y más si hay alguna exposición curiosa en su interior. Desde el mes de abril y hasta septiembre tendrás la posibilidad de visitar la exposición gratuita ‘Contra la extravagancia del deseo’ del artista Carlos Bunga. ¡La excusa perfecta para adentrarte en uno de los edificios más bonitos!


Paloma Arwen