¿Segunda quincena de agosto y todavía sin plan veraniego? ¡No te preocupes! Aún hay tiempo de descubrir nuevos lugares y vivir nuevas experiencias. Y mejor si son en estas espectaculares playas en parques naturales de ensueño

¿Cansada de las típicas playas? ¿De ver los mismos edificios en primera línea de mar y a la misma gente? Hoy en Status of Empire os hemos preparado una lista de los parques naturales con playa más espectaculares de España. El fin de este atípico verano se acerca (para bien o para mal) pero aún hay tiempo para alguna escapada más. ¡Y mejor si es a estas maravillosas playas y parajes naturales!


Playa Pico de Loro

Playa de Pico de Loro – Parque Natural de Doñana (Huelva, Andalucía)

Como no podía ser de otro modo, comenzamos esta ruta de los enclaves más impresionantes de España en el parque natural más bonito y más grande. Doñana se puede resumir en una palabra: impresionante. Y cuando hablamos de sus playas… ¡tenemos 60 kilómetros de arena para elegir!

La que resalta por su especial belleza y por su particular atractivo turístico es la playa de Pico de Loro. Entre la arena y las olas se encuentra los restos de una antigua torre vigía que le da su nombre. Suele ser la playa que más afluencia tiene, gracias a su fácil acceso y sus dimensiones, pero siempre podéis adentraros más allá en el parque… en este caso, más que en el agua donde se disfruta es en el camino para llegar a ella. 


Playa de Guayedra

Playa de Guayedra – Parque Natural Tamadaba (Agaete, Gran Canaria, Islas Canarias)

Bosque y playa, mar y montaña, un lugar mágico en la isla y en España. Así es el Parque Natural de Tamadaba, Reserva de la Biosfera por la UNESCO y uno de los lugares menos alterados por la mano humana de Gran Canaria. 

¿Lo más impresionante? La Playa de Guayedra: salvaje, de arenas negras, simplemente única. Al final del parque y del barranco que lleva su nombre se encuentra el sendero de 650 metros para llegar a la playa. No es que sea muy accesible, pero el recorrido merece la pena. 


Playa de los Eucaliptos

Playa de L’Eucaliptus – Delta del Ebro (Tarragona, Cataluña)

¿Y qué mejor lugar para disfrutar del mar y de la naturaleza como son las Terres de l’Ebre? Parque natural declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO y dentro del Top 100 destinos de Turismo Sostenible del mundo por la organización Global Green Destination. Sus 320km2 de superficie convierten a la costa del Delta del Ebro en uno de los hábitats acuáticos más importantes del Mediterráneo occidental. 

Entre las mútiples calas y playas donde elegir nos quedamos con esta maravilla de la naturaleza. La Playa d L’Eucaliptus es sencillamente preciosa. De arena fina, virgen y rodeada de dunas y vegetación autóctona que se extiende a lo largo de 6 kilómetros. 


Islas Cíes

Playa de Rodas – Islas Cíes (Pontevedra, Galicia)

Del Mediterráneo al Atlántico, con uno de los espacios naturales más impresionantes del territorio español, el Parque Nacional de las Illas Atlánticas. Entre sus nueve arenales de arena blanca, aguas cristalinas y naturaleza salvaje destacamos la Playa de Rodas, considerada por The Guardian como “la mejor playa del mundo” y la más grande de las islas. 

Con vistas a la Ría de Vigo y con el Lago Cíes a sus espaldas esta playa está llena de vida, ¡literalmente! Entre sus aguas abundan todo tipo de peces y crustáceos. Protegidos pero a simple vista gracias a la claridad del agua.


Playa de Valdearenas

Playa de Valdearenas – Parque Natural de las Dunas de Liencres (Cantabria)

El Cantábrico no se queda atrás, porque en el Parque Natural de las Dunas de Liencres, en Cantabria, las vistas quitan el aliento. Localizado en la desembocadura del Río Pas y con cerca de 195 hectáreas, el parque cuenta con dos playas maravillosas Valdearenas y Canallave (entre alguna que otra cala). 

Gracias a la acción del viento y la fauna y flora de la costa, la playa de Valdearenas es un enclave único de gran belleza. Con este paisaje las ganas de pasear por la arena están 100% aseguradas.


Ana Rodríguez Salinas

Amante del cine, la danza, el teatro y los buenos libros. Me encanta escribir sobre la Cultura, pero, sobre todo, aprender cada día un poquito más de ella