Si te paras a reflexionar sobre tus iconos en la vida seguro que te das cuenta de que todos ellos por muy distintos que sean, comparten ciertas características en común. ¿Qué explicación hay detrás de esto?¿Qué es es hoy en día ser un icono? ¿Cómo nos afectan este tipo de referentes en nuestras vidas? La psicóloga e influencer Nashma Brou, especializada en felicidad, amor y neurociencia, nos habla de la importancia de los iconos como referentes sociales con los cuales identificarse.

¿Por qué la gente tiene iconos a seguir en su vida?

De alguna manera necesitamos referentes. Personas que, a través de sus ejemplos, puedan inspirarnos. Los iconos representan una identificación de valores de grupos sociales por afinidad, identidad o generación. Tiene mucho que ver con el sentido de la pertenencia, con la necesidad que tenemos todos de sentir que formamos parte de un grupo. Estos iconos siempre han existido. Son personan que generan una corriente, una atracción… que producen identificación. Cuando alguien conocido y valorado expresa una opinión afín a la nuestra, nos sentimos próximos, nos identificamos. Hoy en día, podríamos decir que ha nacido una industria de iconos. La aparición de las redes sociales y la comunicación masiva junto al enfoque de la industria publicitaria ha hecho crecer de manera exponencial el número de estos referentes sociales.

¿En base a qué cada persona elige un icono a seguir u otro?

Nuestra elección está marcada por factores como la afinidad o la edad, ya que solemos relacionarnos con aquello que más nos identifica. Antes de tener a un icono de referencia, nuestra personalidad se está formando. En el caso de los adolescentes es muy claro. Cada adolescente se va integrando en estéticas o en grupos liderados por sus futuros iconos. Incluso las personas menos integradas en grupos encontrarán iconos con los cuales identificarse.

«Hoy en día, podríamos decir que ha nacido una industria de iconos. La aparición de las redes sociales y la comunicación masiva junto al enfoque de la industria publicitaria ha hecho crecer de manera exponencial el número de estos referentes sociales»

Tenemos ídolos inalcanzables e ídolos cercanos

Es compatible tener ídolos de los dos tipos, todo depende de la relación que tengamos con nuestros iconos. Esta relación puede ser muy identificativa, ya que podemos desarrollar una necesidad o un deseo de imitación. También podemos sentir cercano a un ídolo inalcanzable. Todo dependerá de la empatía que muestre este referente con su audiencia.  

¿Por qué las personas que tanto nos han influenciado en nuestra vida cuando éramos niños se llegan a convertir en nuestros iconos a seguir?

Es posible que hayamos tenido una experiencia de aprendizaje con algún miembro de nuestra familia, algún maestro o alguna persona cercana a nuestras vidas que haya desencadenado en un fuerte sentimiento o en un recuerdo imborrable. Considero que este tipo de influencia y aprendizaje tiene una característica: nos ayuda a formar nuestro carácter. Incluso puede representar algo más profundo de lo que sería un icono.

«Nuestra elección está marcada por factores como la afinidad o la edad, ya que solemos relacionarnos con aquello que más nos identifica»

¿Es importante tener iconos?

Tener iconos está vinculado al sentido de la pertenencia y al aprendizaje social y cultural. Los iconos nos ayudan en este aprendizaje y debemos tomarlos en la dimensión justa, con sentido crítico, sobre todo en el ámbito digital de las redes sociales. También es importante ser conscientes de cómo funciona, a nivel publicitario, la comunicación de los influencers de masas. No debemos asimilar ningún mensaje sin antes realizar un ejercicio de análisis desde un punto de vista crítico. Aunque pueda resultar un tanto contradictorio hablar de iconos y de espíritu crítico, deberíamos asumir que es desde la educación y el entorno familiar desde donde se desarrolla esa capacidad analítica, mientras que la influencia de los iconos siempre será relativa.

¿Es fundamental tener iconos a seguir en nuestro ámbito profesional?

Desde mi punto de vista, es totalmente fundamental e importante tener algún referente en tu profesión, alguien que nos inspire, nos motive y nos ayude a forjar nuestro camino profesional. Creo que hay gente muy preparada e influyente en muchas profesiones. Aprender de buenos referentes siempre es una experiencia enriquecedora. A la vez que podemos aprender de «nuestros maestros», también podemos sentirnos identificados con la trayectoria de otros profesionales. Esto nos genera una simpatía y una cierta curiosidad que nos impulsa a seguir su trayectoria y aprender a través de su trayectoria.

¿A qué se debe que nuestros iconos, aunque sean muy diferentes guarden características en común?

Antes hablábamos de cómo los iconos han existido siempre. Pero la verdad es que existe una gran diferencia entre las personas que se convertían en iconos a partir de su actividad intelectual, musical o incluso deportiva y el perfil de los iconos contemporáneos, cuyo principal mérito es ser buenos comunicadores y referentes en tendencias. Las redes sociales han cambiado, sin duda, estos conceptos. En muchos casos, nuestros iconos se han creado por la curiosidad que puede generarnos estar al día de su actividad.

«Tener iconos está vinculado al sentido de la pertenencia y al aprendizaje social y cultural»


Patricia Simón

En camino de convertirme en periodista. Me apasiona la moda y aún más escribir sobre ella.