Todo lo que conlleva la vida del influencer

Historias, vídeos para IGTV, YouTube, encuestas y rondas de preguntas y respuestas. Llevar o no llevar la buena vida. Esa es la cuestión. Todo lo que conlleva la vida del influencer, te lo contamos, urbanita.

Fotos despampanantes en el Retiro, Gran Vía y la calle Serrano. Cada día vemos los nuevos posts de nuestros influencers favoritos, y no vamos a dejar de hacerlo a no ser que patinen en algún tema que vaya en contra de nosotros mismos o… Cuando ellos dejen de mostrar su vida. 

Desde el boom del influencer en nuestro país, creemos que la vida más cómoda y “guay” es la que un determinado grupo de personas jóvenes (que todos conocemos) llevan y enseñan día a día desde su teléfono.

Y claro, ¿quién no iba a querer que las marcas envíen “regalos” a su casa? Porque siempre vemos que tienen lo último en maquillaje, ropa, zapatillas y hasta decoración. Aquí surge la pregunta del resto, es decir, aquellos que lo compran posteriormente gracias al código de descuento.

Giphy

#Todo lo que conlleva la imagen

La imagen es algo muy bien pagado. Ya no solo en publicidad, sino en el mundo del modelaje para las grandes campañas de moda. Todo está un poco relacionado en este mundo tan multidisciplinar regido por el gigante de internet.

Otra manera de trabajar que el influencer es mediante los viajes. Sí, por raro que suene, es trabajo. Los hoteles también colaboran y ceden algunos días a cambio de tener publicidad de sus alojamientos. Los códigos de descuento también entran aquí para reservar una noche o dos en algún hotel precioso de Roma. Esto, sobre todo sucede durante la Semana de la Moda. Por cierto, en estas semanas tan importantes, los diseñadores hacen cesiones de conjuntos para antes de asistir al desfile

Es trabajo creativo, marketing y firma personal. Todo esto hecho Insta Story. Estar atento al teléfono es fundamental ya que es su vía de trabajo. Asistencia a eventos, demostración del estilo de vida y creación de contenido (lo más importante). 

La imagen vale todo para este contenido. Ya que, la misma que ofrecen al mundo es la que innumerables campañas seleccionarán como “modelo” de nueva temporada, o avances, de un producto más nuevo o próximo lanzamiento. Este es el motivo por el cual, muchas influencers aparecen en carteles y anuncios sin haber sido modelos antes. Si ellos lo tienen y lo usan, tú lo vas a querer porque admiras su estilo de vida. Y la Publicidad es más estratega que nadie. 

#Paz inalcanzable

Una vida expuesta es complicada. Muchos ya no son lo que eran antes. En muchas ocasiones, el influencer tiene ansiedad y otros ni siquiera son conscientes de ellos. El famoso denominado “hate” (odio), es algo con lo que despiertan cada mañana. No ha de ser agradable despertar con amenazas, multitudinarias críticas e insultos hirientes. Además, hasta con sus familias, ya va más allá de ellos mismos como personas y por su trabajo.

Por muchos textos compartidos sobre salud emocional, los influencers no la tienen. Por mil historias de amor, en Disney, en la playa, miles de besos y bailes en Roma, discuten. Sí, urbanita, los influencers también se pelean con sus parejas durante un viaje por culpa del Google Maps, por escenas de celos y por rencor de otras discusiones recordando en el avión. Pero shh, no lo sabemos, porque solo vemos abrazos y besos. 

Recuerda que son humanos, y son mortales. Hacen lo mismo que tú, pero son buenos creando contenido y lidiando con la fama. Cualquiera no podría, las cosas como son. La presión, el sentimiento de saber que han de hacerlo bien (porque es lo que esperan de ellos), la impecabilidad en todo lo que se propongan… Es algo abrumador, y más en España, donde este asunto es muy diferente a otros países. 

Así que recuerda, por un lado es la vida padre. Fotos preciosas, viajes inolvidables (con tu pareja y amigos), regalos cada día en la puerta de casa, cobrar por subir una colaboración, ser parte de campaña de una firma que te encante… ¿Vas a odiarlo cuando realmente es una vida de ensueño? 

Por otro lado, los altos niveles de estrés, miedo y ansiedad están ahí. La cabeza trabaja las 24 horas para crear nuevos puntos creativos y que el contenido sea diferente. Coger el teléfono para responder a un familiar les ha de parecer una “obligación” ya que pasan horas y horas con él para trabajar. Y la labor de tener cada día algo nuevo cuando hay días que no quieres salir de la cama y llorar, es un must have de este estilo de vida. 

Pero bueno, ha quedado un buen martes desde por la mañana para ver historias cuando despierten.


Carla Pérez Martínez