sitcoms

Quién no ha soñado nunca con vivir dentro de una comedia romántica. Con sus giros, los dramas y, las cosas como son, los affairs tan descabellados que existen. Normalmente buscamos esto en cualquier serie porque entretiene y despeja nuestra mente de las tareas tan aburridas que tenemos que hacer día a día. Y los americanos, como siempre, han dado en el clavo con las famosas sitcoms. Pero, ¿a qué se debe todo el fenómeno que hay detrás, y cuáles son las más vistas?

Sitcoms es el acrónimo en inglés de situation comedy, y se trata de una serie televisiva cuyas tramas y episodios suelen ocurrir en los mismos lugares y sus personajes principales son siempre los mismos. La mayoría de estas series incluyen risas grabadas de fondo, o en vivo, como es el caso de Friends. Se comenzó a utilizar en los años 60 y en la actualidad es uno de los géneros más notorios en la historia de las series.

Por una parte, la gente pide tramas e historias largas, explicadas de pies a cabeza, e incluso con misterios que te pueden hacer explotar la mente. Lost, Juego de Tronos o El juego del calamar, actualmente, han sido algunas de las series mejor acogidas por todo el mundo y más inexplicables. Sin embargo, de vez en cuando nos gustaría disfrutar de un episodio que dure lo que tardas en comerte una pizza, y además te saque una risa tonta. Y por ello, están aquí las sitcoms. Algunas de las más famosas y que nos han acompañado durante muchos años son Friends, How I Met Your Mother o The Big Bang Theory. Tengo claro que por lo menos estas sabrás de qué tratan, e incluso las has visto varias veces, pero, por si acaso, vamos a recordar 5 de las mejores.

#New Girl

Jess Day es una joven profesora que acaba de romper con su novio perfecto de toda la vida, bueno más bien le ha dejado él a ella. Como tiene que abandonar su apartamento, consigue otro en Los Ángeles junto a tres chicos que se convertirán en sus compañeros de piso. A partir de aquí es donde comienza la aventura de estos cuatro jóvenes, sus complicadas vidas y los dramas que tienen que superar.

#La chica invisible

Quien ha sido fan de la MTV se sabe esta serie de memoria, como yo. Durante sus años de instituto, Jenna Hamilton siempre ha estado coladísima por Matty McKibben, el más hot de los alumnos. Sin embargo, es la típica chica invisible con una vida social casi inexistente. Un día tiene un accidente que se confunde por un intento de suicidio y pasa a ser la más desgraciada de la escuela. Pero como toda buena sitcom, tiene que afrontar los líos amorosos, problemas de amistad e incluso familiares de una forma bastante ridícula.

#Atípico

Sam es un adolescente autista que quiere probar al resto del mundo que es capaz de enamorarse y ser independiente. En esta serie, que es mucho más actual, no incluyen risas, y tiene un toque mucho más moderno que otras de décadas anteriores. Se habla sobre los trastornos mentales, problemas familiares que nunca se representan en casi ninguna serie y, por supuesto, se centran en las dificultades que Sam tiene que afrontar.

#Aquí No Hay Quien Viva

¿Quién no ha visto un solo capítulo de Aquí No Hay Quien Viva? Que tire la primera piedra… Esta serie mitiquísima podríamos tratarla como una sitcom, aunque no posee muchos elementos originales, tales como las risas de fondo y la duración. Todos sabemos lo eternos que son anuncios de Antena 3. La vida de los vecinos de un bloque de apartamentos en Madrid que tienen problemas super comunes que exageran un poco para hacernos reir. Una pija, una familia desestructurada y líos entre vecinos y conserjes, ¡lo tiene todo!

#The Office

Para finalizar, una de las sitcoms más famosas y con mejor reputación del mundo audiovisual. The Office para algunos es lo mejor, pero en cambio para otros no tiene nada de gracia. Es verdad que mirar a cámara mientras comentan la escena que está ocurriendo no lo hace casi nadie, y por eso es tan dinámico. Se trata de la adaptación estadounidense de la serie original británica homónima que relata la vida en la oficina de unos trabajadores de una compañía de papeleras. Un toque de humor, muy americano, puede resolver algún rato muerto sin hacer nada.


Iratxe Cuadrado

Escuchar música y escribir sobre ella es una de mis pasiones. Una vocación desde hace años en la que me involucro inconscientemente para desconectar. Siempre intento difundir mis gustos para compartir la felicidad que me producen.