El cottagecore es la tendencia que se basa en la idea de regresar a la naturaleza y apreciar los momentos sencillos, pero acogedores.  Gracias a su popularización en las redes sociales esta moda ha cobrado mucho más sentido durante el confinamiento.

Toda oportunidad resultó ser buena idea para celebrar la domesticidad rural. Ya sea porque hubo numerosas personas encerradas en sus casas de campo u otras que decidieron traer un poco de campo a sus hogares. El cottagecore se basa en la idea de regresar a la naturaleza de un modo u otro. Un picnic, un paseo por el campo o hacerse un té, cualquier momento es bueno para disfrutar de las cosas sencillas de la vida.

Incluso, los outfits. Ya vivimos el furor de los vestidos de lechera, esos que todavía no solo se han ido, sino que se han transformado en tops y blusas con estampados vichy que siguen triunfando a día de hoy. La tendencia chica de la pradera sigue acompañándonos con miles de publicaciones con el hashtag #cottagecore en Instagram y en Tik Tok.

De este modo, encontramos grandes marcas que acompañan esta nueva moda que está arrasando por la calle. The Vampire Wife que ha conquistado a grandes personajes como Kate Middleton o Alexa Chung y las propuestas de JW Anderson para Uniqlo son algunos ejemplos del triunfo absoluto de esta tendencia que ha causado furor este 2020.

Lo que quiere decir que todas las mujeres que se identifican con el cottagecore no tienen que vivir única y exclusivamente en una granja del campo, sino también en una gran ciudad. El cottagecore les interesa no solo por su estética, sino también por la idea de favorecer la lentitud, los procesos artesanales y el descanso en un mundo en el que todo va deprisa. Es el tiempo que necesitamos para poder desconectar y hacer actividades que, aunque no sean del todo productivas, nos aportan placer y sosiego.

Las flores parecen convertirse en el verdadero protagonista de esta tendencia. Margaritas, rosas, tulipanes… cualquier detalle es perfecto para aportar ese tono dulce a cada prenda y convertirnos en verdaderos personajes de películas como “Mujercitas”. Una de las films que han hecho que los vestidos de nuestros armarios dejen un hueco para darle la bienvenida a la tendencia cottagecore.

“El cottagecore es el tiempo que necesitamos para poder desconectar y hacer actividades que nos aportan placer y sosiego”

Por ello, es el momento perfecto para comenzar a valorar el cottagecore. Porque es importante recordar que, en tiempos de incertidumbre como los que estamos viviendo, la naturaleza puede aportarnos ese lado positivo de la vida que parecemos haber olvidado. Nos permite dar ese largo respiro que llena nuestros pulmones de aire y nos ayuda a expulsarlo, dejando solo calma y tranquilidad.


Ana Díaz Barranco

Madrileña y oficialmente periodista. Escribo sobre arte y cultura, la mayoría de las veces, pero desde que descubrí psico no he vuelto a mirar atrás. Porque como decía Voltaire "La escritura es la pintura de la voz". Y que mejor voz que la nuestra para dar a conocer todos aquellos problemas y cuestiones de la vida que rondan nuestra cabeza.