Este mes de noviembre tiene lugar el conocido movimiento Movember. Os preguntareis lo que es y que significa. Es normal, aunque es una tendencia cada vez más grande todavía no tiene la suficiente repercusión para que todo el mundo la conozca. Movember es la contracción de Moustache y Noviembre. Miles de personas dejan crecer su bigote en noviembre como símbolo de la salud mental de los hombres. Repasemos un poco su historia.

Todo comenzó en 2003 en Australia cuando un grupo de amigos, ahora conocido como los 30 originales dejaron crecer su bigote para ayudar a su amigo que padecía cáncer de próstata. Al año siguiente se creó la fundación Movember que empezó a recaudar dinero para ayudar a todo tipo de problemas de salud de los hombres, como cánceres, salud mental o inactividad física. A medida que ha ido pasando el tiempo este movimiento ha cogido cada vez más relevancia social y ahora opera de forma oficial en 21 países, entre los que se incluye Alemania, Francia, España, Estados Unidos, entre otros.

La fundación ha recaudado más de 485 millones de euros desde que se creara. Todo un hito para ayudar a las personas que lo están pasando mal. Además, su relevancia ha traspasado cualquier frontera porque incluso videojuegos como Fifa (fútbol) incluyen torneos titulados copa Movember. Además, muchas figuras públicas se han convertido en embajadores de sus países. Por ejemplo Paul McCartney o Ricky Gervais en Inglaterra y Pepón Nieto o Juan  Diego Botto en España.

Si quieres apoyar la causa lo único que debes hacer es dejar crecer tu bigote o ponerte uno falso a partir del 1 de noviembre y quitártelo el último día del mes. Solo es un acto que ayuda a concienciar a la gente. La fundación promete que para 2030 reducirán en un 25% los hombres que mueren de forma prematura. Los denominados Mo Bros y Mo sisters son aquellos que apoyan la causa, ya sean hombres o mujeres.

logo del movimiento Movember.

Este tipo de iniciativas dan esperanzas a la humanidad. En una actualidad donde la salud parece pasar como un tren de alta velocidad, no nos damos cuenta hasta que nos subimos a él. Es necesario apoyar causas como las del movimiento Movember o de cualquier índole. Uno nunca sabe cuándo le puede suceder algo o necesitar ayuda y este tipo de fundaciones ofrecen la mano a quien necesite apoyo. Más aún, en un momento donde el cáncer avanza como un virus, expandiéndose por el globo. Cada vez son más las personas que padecen uno. Así que por mucho que no te crezca el bigote (como es mi caso) nunca está de más ponerte uno como símbolo de lucha y apoyo a la salud.  


Oliver De la Torre

Soy un joven corriente con nombre extranjero. Escribo sobre cultura y aquello que me haga aprender nuevas cosas. Vuelo y me alimento de mis pasiones, ya sea cine, libros o música. ¿Qué seríamos sin el arte?