Los jóvenes son el futuro. Ya lo dejaba claro el capítulo de los Simpson “Los niños son el futuro”. Y es que a cada instante que pasa, tienen más presente una cosa, la defensa de la Madre Naturaleza.

Ya no aguantan más la palabrería, los acuerdos y los intereses económicos que tanto daño han hecho a la humanidad. Los jóvenes, aquellos tachados de inconscientes, inmaduros e insensatos han salido a la calle. Un pensamiento. Un propósito. Salvar el futuro que les están dejando.

Todavía no es tarde. Queda poco tiempo. Pero, todavía hay tiempo. Los jóvenes no se dan por vencidos. Y se dirigen a los grandes líderes políticos. Si realmente sirven para defender los intereses del pueblo, ¿por qué no se unen a la gran lucha común por salvar el planeta?

Sus proclamas, al igual que sus programas, ya no convencen a nadie. Simplemente se han rendido. No le dan importancia porque no son conscientes del futuro que nos espera. Son lo suficientemente egoístas, codiciosos e interesados como para no ver nada más allá de su ombligo. Y no se preocupan.

«Estamos matando el planeta día a día ante la mirada indiferente de nuestros dirigentes y de la sociedad»

Han dejado de lado todas las generaciones de jóvenes que esperan tener una vida mejor. Estamos matando el planeta día a día ante la mirada indiferente de nuestros dirigentes y de la sociedad, en general.

Pero, los jóvenes no se han quedado quietos. Han salido a la calle, han luchado y han hecho que, por fin, se les escuche. A pesar de la corta edad de muchos de estos activistas, son plenamente conscientes de que las generaciones que les precedemos no hemos sabido ni querido gestionar uno de los mayores problemas que enfrenta a la humanidad.

De los errores se aprende. Y los jóvenes, son el mejor ejemplo de ello. Greta Thunberg estaría orgullosa de todo lo que están consiguiendo. De la concienciación mundial que se está produciendo. Y todo gracias a ellos, a su lucha permanente contra el cambio climático.

«En el día mundial contra el cambio climático en 150 países se vivió un total de 5.000 acciones de protesta protagonizadas, en su mayoría, por jóvenes»

El cambio se acerca. El día mundial contra el cambio climático es el ejemplo de ello. Hasta en 150 países se vivió un total de 5.000 acciones de protesta, unidas por la idea de exigir a los gobiernos un cambio contra la crisis climática. Mayormente, protagonizadas por jóvenes.

“No hay Plan B” o “No podemos decir que no lo sabíamos” fueron los lemas elegidos para hacer frente a una lucha. El planeta. Un lugar en el que convivimos todos y que un día, si seguimos con este ritmo de vida, veremos morir.

Aún hay esperanza. Podemos luchar y salvar el planeta. Unámonos a aquellos jóvenes que salen a la calle y lanzan su grito de advertencia. Respaldémonos. Sumémonos a la causa, dejando a un lado la indiferencia.


Ana Díaz Barranco

Madrileña y oficialmente periodista. Escribo sobre arte y cultura, la mayoría de las veces, pero desde que descubrí psico no he vuelto a mirar atrás. Porque como decía Voltaire "La escritura es la pintura de la voz". Y que mejor voz que la nuestra para dar a conocer todos aquellos problemas y cuestiones de la vida que rondan nuestra cabeza.