Hay veces en las que el cuerpo y la mente piden un break. En época de exámenes y entregas, ver una serie es el momento favorito del día. Si te gusta la moda, Netflix pone fácil conocer a Halston. 

No hace mucho desde que se habló de recomendaciones de lecturas y películas de moda, para conocer las personalidades y vidas de aquellos que crearon las firmas más relevantes del panorama textil y lujoso. En este caso, no todos conocían la casa ni al fundador Halston. 

Quizá un factum curioso sí: el sombrero que llevaba Jacqueline Kennedy cuando asesinaron a su marido (John F. Kennedy) en 1963, era una obra de Halston. 

@Halston

# La figura de Halston

Este diseñador, Roy Halston Frowick, fue la primera figura reconocida como internacional en el sector moda. Su ambición le llevó a abandonar los sombreros, ya que comenzó a dar sus primeros pasos con la creación de estos accesorios. En su mayoría eran discretos, elegantes, para las mujeres más coquetas que paseaban por la Quinta Avenida de Nueva York. 

Aunque la mayoría eran elegantes y muy femeninos, no faltaba el toque o pincelada Halston, cosa que le dio vida a la marca, que la dotó de personalidad y carácter. Al más puro estilo de quien la firmó, la verdad urbanita. 

En 1957 abrió su primera tienda, «Boulevard Salon« en la Avenida Michigan. En este entonces comenzó a usar el nombre de su firma. A partir de este punto, con la ayuda del estilista de celebridades, André Basil, quien le presentó a sus colegas del gremio, entre ellos a varios editores de moda y fue nombrado modisto principal de sombreros para la tienda departamental Bergdorf Goodman.

Poco a poco, se fue dando cuenta del estilo norteamericano vigente, de los cortes, la confección y la calidad de las telas. Por eso mismo comenzó a nadar contracorriente. Quiso hacer una línea femenina exclusiva para la mujer, desde los accesorios de pies a cabeza hasta la ropa interior. Cosa que pareció una locura, y el consejo que le dieron para comenzar fue que comenzase haciendo algunos vestidos. Dicho y hecho. Una magnífica colección surgió de unas telas vaporosas coloridas. 

En 1973, muchos diseñadores norteamericanos fueron invitados a Versalles para presentar sus colecciones. Aquí dio el pistoletazo de salida. Sus prendas eran sensuales sin buscarlo, un auténtico espectáculo de colores, un mix de tejidos en los que se incluía la cachemira, pantalones simples con el corte recto, vestidos camiseros, como los que han sido tendencia no hace mucho y un sinfín de mezclas sencillas aunque glamurosas. 

@Halston

Dentro de los colores de la firma Halston, en la colección más importante que dio paso a su profesionalidad en esta carrera, estarían el azul eléctrico, marfil, negro, rojo, burgundy y fucsia. Estos últimos para darle el toque de luz. 

Se dice que después de la fama que generó en la moda, no solo fue reconocido por esto, sino por sus noches neoyorquinas en la discoteca Studio 54, donde conoció a figuras del arte de la gran ciudad y se apegó a ese mundo. Finalmente, lo único que le faltaba era la línea de perfumes, que obviamente lanzó. 

# Coge palomitas ya, urbanita

La razón para ver esta serie, además de la abundancia de colores y fotograbas preciosos, es la historia que encierra. La ambición, el miedo a no llegar, la pasión con la que un diseñador trabaja las telas y aprender qué hay detrás de diseñar una colección. Todo esto queda perfectamente reflejado. Incluso la búsqueda de local. 

@Halstonnetflix

Claro que hay escenas ficticias, pero bueno, siempre es necesario algo de chispa. Además, no hemos estado al lado del diseñador para saber si es verdad o no. Lo que sí es seguro es que su vida profesional queda retratada según las fuente biográficas de Halston y de la casa. 

A veces, resulta muy similar a ver el corto de un desfile, o incluso un videoclip. En el primer episodio, la escena favorita de esta servidora es ver el paseo de inspiración que él da. Ahí se fija en qué llevan las mujeres y cómo lo llevan. Y es que la visión de un diseñador sí que es muy diferente al escáner que todos hacemos sin querer para coger ideas de los outfits. Es como la mirada artística y de amor por lo que él ve. 

Una mujer con el vestido por encima de las rodillas que corre en tacones a parar un taxi, rebosante de profesionalidad y seguridad. Otro grupo de chicas que siguen el movimiento hippie con melenas largas, maquillaje natural y prendas anchas y vaporosas. Toda la inspiración de looks de las que se sirve posteriormente para darle vida a las telas suaves de colores eléctricos. 

Otro motivo es ver cómo evoluciona la moda, cómo se la juega con determinadas prendas y entender la historia. Siempre se ha dicho en este medio que para entender las tendencias, hay que saber la historia, ya que otra cosa no, pero la moda ha estado vigente siempre. En momentos en los que la vida iba evolucionando, cuando se trasladaban del campo a la ciudad, las ropas iban cambiando, y así ha sido a lo largo de los años. 


Carla Pérez Martínez