Es una de las novedades que nos deparan la 75º edición de la Semana de la Moda de Madrid. Redondo Brand, la marca de moda española que ha conquistado a innumerable celebridades del panorama español. Y es que ninguna puede resistirse, desde Paula Ordovás o Maria Fernández-Rubíes hasta personalidades inconfundibles como Paula Usero, Candela Peña o Naty Abascal.

Y no nos extraña. Sus prendas, al igual que el alma máter de esta marca, son toda una declaración de intenciones que busca hacer prendas que vistan a mujeres sin miedos y muy seguras de sí mismas. De este modo, Jorge Redondo, CEO y diseñador de Redondo Brand y Redondo Studio nos abre las puertas de su atelier para hablar de su nueva colección, su participación en la MBFW Madrid y cómo es vivir el mundo de la moda desde el otro lado.

Me sorprendió leer que antes eras periodista.

No estoy graduado en periodismo, pero sí ejercía como tal. Durante ocho años estuve escribiendo en la revista Trendencias.

Wow. O sea, 29 años. Has trabajado como periodista, fundaste (junto a Paula Ordovás) la marca My Peeptoes, la firma de bolsos Made in Spain Tita Madrid y Redondo Brand, una marca que hemos visto en multitud de alfombras rojas como los Goya y que ha conquistado el corazón de muchas influencers… Ahora, nos sorprendes con Redondo Studio.

Sí. A ver, Redondo Brand surgió hace tres años como una marca de pret-à-porter para vender online. Sin embargo, con el tiempo, nuestros clientes nos han ido demandando una serie de diseños más especiales para eventos únicos. Querían vestir de Redondo Brand, pero querían algo exclusivo para ellos. Y eso fue lo que me llevó a rodearme de un muy buen equipo de costura a medida con el que fundamos Redondo Studio.

«Ahora estoy centrado al 100% en Redondo y en todas nuestras vertientes de diseño»

¿Eso es lo que os ha llevado a estar dentro de Mercedes-Benz Fashion Week?

La verdad es que nos apetecía participar dentro de la pasarela madrileña por dos motivos. El primero, porque me apetecía presentar una colección de costura para que nuestras clientas y nuestras futuras clientas vean lo que somos capaces de hacer. Y el segundo porque, como bien has dicho, cuento con una experiencia laboral variada y extensa; pero ahora estoy centrado al 100% en Redondo Brand y en todas nuestras vertientes de diseño.

¿Y qué veremos sobre la pasarela?

Una colección de costura inspirada en Nan Kempner, una americana que coleccionaba prendas de alta costura. La hemos estudiado a fondo, siempre ha sido muy atrevida. Basándonos en esta investigación, hemos creado una colección de prendas que creemos que ella se pondría ahora si viviera. No es una reinterpretación, simplemente nos hemos inspirado en su figura y estilo para crear prendas potentes que creemos que encajarían en su armario.

Muchos medios te definen como el veinteañero que conquista a las celebrities y al público joven. En tu web incluso tenéis Klarna, un método de pago a plazos. ¿Es una forma de fomentar que los jóvenes inviertan en moda de calidad?

Desde que pensé en Redondo Brand, siempre quise englobar a todo el mundo. No quería ni quiero hacer una marca que solo se puedan poner un determinado grupo de personas. Me gusta que mis diseños sean ponibles en personas jóvenes, adultas; que te puedas comprar vestidos económicos y a la vez ideales. Me gusta ser bastante ecléctico, tanto en el diseño de las prendas, como con las personas conn las que trabajamos.

«Siempre quise englobar a todo el mundo. No quería ni quiero hacer una marca que solo se puedan poner un determinado grupo de personas»

«Mujeres sin miedo a nada». ¿Es la mujer que buscas para tus diseños?

No me gustan las reglas marcadas. Me gusta el protocolo, y me gusta seguir el protocolo; pero estoy muy en contra de expresiones del tipo «un vestido corto es vulgar», «si tienes mucho pecho no puedes ponerte ese escote» o «un vestido de un tono llamativo es hortera». Creo que se puede hacer todo bien dentro de tu estilo y de tus gustos. Hoy en día se debería trabajar a todas las escalas y tener una mente más abierta.

En la nueva cole hay un personaje, Nan Kempner. Por eso mismo, ¿seguís una tendencia o creáis un estilo atemporal?

Desde que decidimos que Nan Kempner iba a ser la musa de nuestra nueva colección, recabamos multitud de fotografías de sus estilismos y de los eventos a los que iba para intentar entender su esencia y estilo. Por tanto, no seguimos ninguna tendencia, sino que todos los looks han sido creados pensando en ella y pensando en ella aquí, en 2022.

¿El consumidor español sabe apreciar la moda española?

Sí, pero es verdad que el sello español conlleva una gran carga de marketing. Entonces, al igual que defiendo que cada persona se ponga lo que quiera, también defiendo que el consumidor compre las prendas que quiera. No porque esté en España tiene que estar bien hecho, y no porque esté hecho en otros países tiene que estar mal hecho. Por eso, a mí siempre me gusta ir a la honestidad. Hay prendas buenas y malas en todos los países.

Ya. Pero yo me refería más al concepto «cultura de moda española». Quizás a la hora de escoger una pieza de pret-à-porter, el consumidor tira más por diseñadores de fuera que por los suuyos propios.

Ahí entra el factor económico. Ahora mismo hay dos discursos que se enfrentan. Por un lado tenemos a la «moda lenta» y por otro el «no tengo el suficiente poder adquisitivo como para comprar prendas que no sean asequibles». Entonces, una persona no puede comprar prendas asequibles respetando el discurso anterior, no por nada, sino porque no es posible.

Por ejemplo, los jóvenes hoy en día sí quieren compran prendas más especiales, pero su nivel adquisitivo no se lo permite, y al final tienen que recurrir a grandes empresas que rompen de raíz con todos sus ideales, pero es que el poder adquisitivo es tan decisivo en este aspecto…

¿Y qué me dices del discurso de «la falta de interés en la cultura de la moda española»?

Ahora hay una nueva ola de cuidar el medioambiente, y eso también se ve reflejado en nuestra moda con tejidos recliclado, packaging… Y las nuevas generaciones piensan que esto es muy importante.

«Tenía claro que quería que todo tuviera sentido. Tanto las prendas, como el concepto, los tejidos, los colores… Todo. Y para eso se necesita tiempo»

Lo es. Me gustaría volver a hablar de la cole, porque creo que es importante recalcar que es tu primer desfile y entras por la puerta grande: 75º aniversario, presencialidad, aforo completo…

Lo sé. La verdad es que estoy muy emocionado porque es nuestro primer desfile, y primer desfile solo hay uno. Empezamos a trabajar esta colección en agosto del año pasado. Sabíamos que queríamos participar en el calendario de la Fashion Week, pero no sabía si nos iban a coger. No obstante, era mi primera colección, y yo tenía claro que quería que todo tuviera sentido. Tanto las prendas, como el concepto, los tejidos, los colores… Todo. Y para eso se necesita tiempo. En septiembre compramos todos los tejidos en París y el primer fitting lo hicimos en octubre. Cuando se abrió el plazo de la Semana de la Moda y nos dijeron que sí, me hizo muy feliz.

Para finalizar, me gustaría preguntarte qué piensas sobre la meritocracia. Es un término que se ha puesto muy de moda y que se cuestiona su propia existencia…

Lo que yo pienso es que méritos siempre hay, consigas tus éxitos antes o después. Es cierto que hay personas que trabajan muy duro y no consiguen ese reconocimiento que se merecen. Por ejemplo, en la moda, por un lado está el éxito personal de haber confeccionado una colección que te guste, que creo que es lo más importante; y luego el hecho de que le guste a los demás. Entonces, el mérito está ahí. Pintes cuadros o hagas vídeos de TikToks.

Mencionas el éxito de los creadores. ¿Alguna vez has tenido que recortar tu creatividad para confeccionar prendas ponibles?

No. Mi manera de ver la moda es que alguien la lleve. En ese sentido, no soy un romántico. Si no veo algo en una clienta o para mí no es bonito, no tiene sentido que lo haga. La moda es expresar, pero esa idea es concebible si alguien se lo pone. Si no, estamos hablando de otro arte como el escultórico o el pictórico. La finalidad de la moda es vestir y a mí me gusta hacer ropa para que la gente se la ponga.


Lauren Izquierdo

Ah, creo que es ahora cuando tengo que decir que dirijo este sitio. Así que sí, soy la Directora de Status of Empire. ¿Quieres saber mis dos mayores secretos? Soy un cuadro y siempre escribo sobre lo que me da la gana. Llevo en el mundo de la moda desde que tengo 15 años y eso me ha dejado un poco cucú. Pero ahí vamos, sobreviviendo (aunque cada vez tengo más ganas de irme a vivir al campo). Además, también soy experta en belleza. Una, que se adapta a los nuevos tiempos. ¿Otro secreto? Venga, escribo sobre amor porque capitalizar sentimientos es un mood y es el mío, tengo un podcast que se llama Estas Crías y he publicado dos libros que son como mis hijos, Espinas de terciopelo y Silencio. Ale, y ahora a leer todas mis cosas, que tienes para rato.