retoques estéticos hombres

Los retoques estéticos están a la orden del día. Pasar por las manos de un cirujano plástico es una decisión tan personal como frecuente. Es muy común pensar que las mujeres recurren más a este tipo de intervenciones. ¿Y qué pasa con ellos? Los retoques estéticos se han vuelto especialmente populares entre los hombres estos últimos años.

#Las “queridas” ojeras

A ellos también les preocupan las ojeras. Los ojos hablan por sí solos y transmiten mucho más de lo que pensamos. El cansancio, el estrés, las pantallas… pasan factura. La blefaroplastia es la solución estética a la que ellos también recurren para acabar con las ojeras. Esta técnica, según cuenta en una entrevista con ABC, la doctora Gema Pérez Sevilla, es una de las más demandadas por los hombres. ¿El motivo? Tiene una frecuente rápida recuperación y no deja cicatrices. Se utiliza un láser especial para eliminar el exceso de piel del párpado superior y las bolsas del inferior, cuenta Pérez. 

También es común recurrir a las infiltraciones con ácido hialurónico con el propósito de devolver la vitalidad a la mirada. El ácido hialurónico rellena los surcos de las ojeras que están “hundidas”. Los hombres también recurren a este tipo de retoques estéticos porque los resultados son visibles bastante rápido.

#La rinomodelación

La nariz es una parte de la cara que también se encuentra en el foco de la preocupación de muchos hombres. Ellos también recurren a la técnica de la rinomodelación. Este tratamiento estético permite alterar en cierto modo la forma de la nariz de una forma menos invasiva que una cirugía estética como la rinoplastia. La rinomodelación se utiliza para modificar ciertos aspectos de la nariz como pequeñas deformaciones o irregularidades del perfil. Pero no está indicada para modificar la base ósea de la propia nariz. 

#La marcación mandibular

La doctora Carla Barber, fundadora de las clínicas de medicina estética que llevan su propio nombre explica este tratamiento en su página web oficial. Barber explica que la marcación del arco mandibular como una forma de realzar  la zona de mandíbula. Este tratamiento requiere de infiltraciones de ácido hialurónico o Radiesse. Barber  lo define como un tratamiento que tiene un resultado natural y duradero.

Algunos hombres interesados en cambiar su parte inferior del rostro también deciden recurrir a la extracción de las bolas de bichat, técnica estética popularmente conocida como bichectomía. Las bolas de bichat son dos bolas de grasa situadas en la zona de las mejillas. Tras su extracción, los pómulos quedan mucho más marcados. Un retoque estético muy popular entre las  celebridades. 


Patricia Simón

En camino de convertirme en periodista. Me apasiona la moda y aún más escribir sobre ella.