Rubearth

Gabriel Nogueiras nació en Caracas Venezuela, Venezuela, y pasó su primer año fuera de la industria textil. Mientras aprendía sobre publicidad y dirección de imagen, su interés fue despertando poco a poco. Desde sus inicios se rodeo de proyectos  asociados a la producción ecológicamente sostenible, con su esencia de diseño gráfico y publicitaria. 

Ha trabajado en Carolina Herrera, Inditex y Bimba y Lola. El contacto con estas empresas pudo ayudarlo a establecer y construir una imagen profesional más cercana a la industria textil. Tras unos años, decide crear su propia firma, Rubearth. Donde la sostenibilidad y la artesanía son los pilares fundamentales de su trabajo. 

En última instancia, ha sido el ganador del premio Mercedes-Benz Fashion Talent 2021.

¿Cómo fueron tus inicios en el mundo de la moda?

Empecé en el mundo de la publicidad y la dirección artística. Dentro de la carrera me di cuenta de que necesitaba un punch más creativo. Por lo que enfoque mis estudios dentro del área de la comunicación a la industria de la moda y la perfumería. Por lo que pensé si tanto me gusta este sector ¿por qué no lo hago mío? Y así comenzó todo. Finalmente, comencé Diseño Textil y Moda que fue complementario a publicidad.

¿Cómo han influido tus estudios en publicidad a la hora de poner en marcha tu firma?

Sobre todo a la hora de poder sacar provecho a la imagen de tu marca. Esto le ocurre a muchos diseñadores noveles que empiezan sus estudios de moda y se encuentran con un mundo muy limitado, en cuanto a imaginario y desarrollo propio de su imagen de marca. Al final, se necesita una evolución que necesita ser cultivada antes de lanzarte con un proyecto tan ambicioso como puede ser el crear tu propia firma. Se debería basar en dos preguntas ¿Qué es lo que quiero ofrecer al mundo y cómo presentarlo?

Se podría definir como un árbol. Tu tronco es tu plan de marca, pero tienes que añadirle todas esas ramas que lo complementan. Puedes decir que eres transgresor, creativo, pero si tu comunicación no es efectiva ¿cómo logras ese impacto?  Hay que ramificar dentro de la firma para crecer exponencialmente y lograr los objetivos marcados. 

¿Cómo desarrollas el proceso creativo dentro de Rubearth?

Con Rubearth siempre parto de lo visual, desde un documental hasta un libro de fotografía.  Debe de atraerme para así poder seguir investigando. En referencia a la última colección, con todo el shock de estar en casa encerrado, sabiendo que no hay nadie en la calle y que realmente parecía que estábamos viviendo una guerra. Por lo que encontré un libro fotografías de guerra y empece a investigar sobre eso, para poder realizar una documentación grata. Es sumamente importante el tener unas referencias claras para las colecciones a realizar y sobre todo que tengan un trasfondo comunicativo que llegue al público. 

En cuanto a sostenibilidad, ¿cómo crees que avanza la industria? ¿Qué camino crees que está tomando? ¿Es el correcto?

Llevo trabajando en en moda unos diez años en la industria de la moda. Siempre he pensado que se hacen acciones muy determinantes para el medio ambiente, y que obviamente afecta de forma negativa. Todos sabemos que es la segunda industria mundial más contaminante del mundo. Vertemos desechos que necesitan demasiado tiempo para degenerarse. Por lo que mis acciones siempre han ido ligadas a lo sostenible.

En una de mis visitas a mis proveedores, me di cuenta de que se tiraban a la basura bastantes metros de tela por tener algún pequeño defecto que apenas se contemplaba a la vista. Por lo que les comente que no importaba que yo quería esos metros, ya que el textil era bueno y orgánico. Siempre apuesto por materiales de alta calidad y que no dañen al planeta. Además, tengo que destacar que mis diseños son “made in Spain”, algo que es de suma importancia para la artesanía. 

Has trabajado para Carolina Herrera, Zara o Bimba y Lola, ¿Qué te han aportado como profesional del sector?

Aportan muchísimo, sobre todo una mayor formación en todos los aspectos. Aunque he de destacar que la que más me aporto fue Inditex, tienen muchísimas herramientas relacionadas con el textil. Además de la oportunidad que te dan de desarrollarte plenamente en tu campo. Tú llegas a allí como diseñador y es hacer un dibujo y en unas semanas ya tienes la prenda hecha. Viendo este proceso tan veloz es donde realmente aprendes a gestionar tu proceso creativo y la manera de producir.

Además, aprendes de todos tus compañeros que realizan funciones diferentes: costureras, patronistas… Debes de estar atento a todos los procesos si realmente quieres profundizar en ellos. Tengo que destacar que con Bimba&Lola pude desarrollar más la creatividad, sobre todo por los prints que ellos realizan. Por último, con Carolina Herrera aprendí ese gusto por el trabajo artesanal y ese clasicismo textil que la rodea. 

¿Cómo ha ayudado el premio Mercedes-Benz Fashion Talent 2021 a Rubearth?

Desde que me presenté a la primera vez al certamen, que fue con la primera colección de verano que tuve como muy buena acogida dentro del certamen. Al recibir buenas críticas, me emprendí en la segunda colección, pero esta vez con mayor profesionalidad y con mejor calidad que en la primera. Me gusta ponerme objetivos de mejora siempre que hago algo. Gracias a este esfuerzo me alce ganador del premio, pero no solo ha sido un logro para mí, sino para todo mi equipo que en su mayoría son amigos. Podría decirse que ha sido un paso más, dentro y fuera de Rubearth. Para así también concienciar sobre la importancia de la sostenibilidad en la industria textil.

¿Quiénes son tus referentes? ¿Y tu máximo apoyo?

Son preguntas complicadas, sobre todo la primera. Mi apoyo principal es mi familia y mis amigos que participan en mi vida profesional desde que quise comenzar en la industria. En cuanto a referentes, me decanto por el pintor Francis Bacon. Su técnica me causa mucha inspiración, esos colores tenebrosos y malformaciones, son muy arrolladores. 

¿Cuál es el siguiente paso dentro de Rubearth? ¿Algún proyecto de cara al futuro  que nos puedas desvelar?

Ahora mismo tengo entre manos una colección cápsula, para complementar la colección de verano. También, la digitalización de la marca, estamos en proceso con la página web para poder vender. Queremos llevar el concepto de marca a un terreno más comercial, pero siempre manteniendo nuestra filosofía.


Diego Rueda

La moda es un arte, es un concepto que define mis emociones, mi personalidad y mi día a día. Escribir sobre moda masculina, nuevo órdenes para el hombre y pasarelas son algunos de los temas que más me apasionan. CONTACTO: diegorueda.18@campuscamara.es