Porque urbanita, habrás oído miles de trucos para tener una sonrisa blanca y bonita… Y todos tienen algo en común, que no funcionan.

Y a veces puede que no lo entiendas… Llevas una alimentación equilibrada, te cepillas los dientes un mínimo de tres veces al día y, sin embargo, parece que tu esmalte no deja de oscurecer y tu sonrisa se apaga. ¿Por qué? Bien, según explica el doctor Ignacio Vázquez, odontólogo y un reconocido experto en estética dental de Centros Enlinea, es algo normal y es que la pérdida del tono blanco en los dientes se debe a multitud de factores: «El color de los dientes se oscurece debido a tinciones que pueden ser extrínsecas o intrínsecas. Estas últimas se deben a múltiples factores como la genética, la edad, el efecto de altos niveles de flúor o antibióticos específicos durante el desarrollo de los dientes. Por su parte, las tinciones extrínsecas proceden del exterior del diente y son las que más comúnmente afectan al color de los mismos. Entre sus causas más recurrentes destacan el efecto sobre el esmalte de los dientes de determinadas bebidas, como el vino o el café, algunas comidas y el tabaco», reconoce Vázquez, a lo que añade «También oscurecen los dientes el efecto de antibióticos, obturaciones dentales o metales como el hierro o el cobre«. 

Pero tranquilidad y que no cunda el pánico; porque tenemos la solución y el secreto más eficaz para que tu sonrisa se vea blanca y bonita: el blanqueamiento.

Y según el doctor, existen dos técnicas de blanqueamiento dental, por un lado el blanqueamiento en consulta, que se realiza con un producto blanqueador -quimioactivado o activado mediante luz- de muy alta concentración y, por otro, el tratamiento domiciliario, en el que se confeccionan unas férulas individualizadas para cada paciente en cuyo interior se introduce un producto blanqueador de baja concentración. 

Ambas opciones son igualmente efectivas, aunque los efectos del tratamiento son distintos para cada paciente «Todo el mundo puede beneficiarse del blanqueamiento, aunque es cierto que en personas jóvenes y con gran cantidad de esmalte la capacidad de aclarar el tono del diente es mayor«. Lo importante es diagnosticar la causa de oscurecimiento dental y elegir la técnica más adecuada para cada paciente. Porque esa es otra… No todos somos iguales.

#Ni efectos secundarios, ni daño en el esmalte

Lo habrás oído más de una vez. Pero no. Solo son mitos. Es habitual escuchar que tras la realización del blanqueamiento, aumenta la sensibilidad dental, pero tal y como señala el doctor, «se trata de una sensibilidad transitoria que una vez finalizado el proceso siempre desaparece«. Además, Vázquez añade que este hecho no se da en todos los pacientes, y que para la mayoría de ellos es prácticamente imperceptible. «Depende mucho de la predisposición individual y de la técnica de blanqueamiento utilizada«, asegura.

El experto también señala que es un mito creer que las técnicas de blanqueamiento dental dañan el esmalte, algo que, bajo su criterio, no sucede si «el blanqueamiento lo realiza un odontólogo experto y mediante una técnica y productos adecuados».

¿Lo mejor? Sin duda, el tiempo de duración. Porque un blanqueamiento, no solo te deja la sonrisa más blanca y bonita al instante, sino que tiene una periodicidad de tres años. Aunque todo depende de los factores de la persona: la técnica, su alimentación, si fuma, si no…

Se han intentado numerosos remedios caseros para blanquear los dientes, el más conocido, sin duda, es el uso de bicarbonato sódico. Sin embargo este compuesto no tiene, como el resto, propiedades blanqueantes

No obstante, lo que una persona ha de tener claro es que los remedios caseros no funcionan y pueden tener efectos contraproducentes. «Se han intentado numerosos remedios caseros para blanquear los dientes, el más conocido, sin duda, es el uso de bicarbonato sódico. Sin embargo este compuesto no tiene, como el resto, propiedades blanqueantes«. Y no sólo eso, la gran mayoría de remedios caseros, según afirma el especialista, «resultan peligrosos para la estructura dental a largo plazo«.

Además, señala que, las pastas de dientes que se definen como blanqueantes, «por su composición producen la mayor abrasión dental. Esta abrasión produce tanto la pérdida paulatina de esmalte como pérdida de brillo de restauraciones dentales (empastes, carillas…) siendo del todo ineficaces«.

Así que, urbanita, tenlo claro… Todo comienza por el diagnóstico de un especialista, además de una buena salud bucodental.


Lauren Izquierdo

Directora de Status of Empire. Silencio es mi primera novela. ¿Mi mantra? "In order to be irreplaceable one must always be different".