¿Te sorprenderías si te dijesen que existen camisas que no se manchan, no se planchan y no se sudan? Ya es bastante misterio el que se esconde detrás de estas prendas inteligentes, como para alargarlo más nosotras: ¡EXISTEN! Y en Status of Empire te vamos a contar de primera mano todo lo que sabemos sobre ellas. En una palabra: Sepiia.

Realmente, no se trata de ningún misterio ni es magia lo envuelve a las famosas camisas, es la tecnología que el fundador de la marca Sepiia, Federico Sainz de Robles, ha conseguido aplicar a su ropa. Sepiia es un proyecto empresarial que surgió de la mano de este ingeniero hace siete años y que ha incrementado su impulso gracias a la aceleradora de empresas del empresario valenciano Juan Roig.

Yo ya había escuchado hablar de ellas y el ‘invento’ había despertado en mí cierta curiosidad. Luego, el actor Imanol Arias experimentó junto a Pablo Motos en El Hormiguero con estas prendas: ver en directo cómo, tras lanzar una copa de vino sobre una camisa, esta queda a los pocos minutos intacta es como ver una película con efectos especiales.

Sin embargo, el boca oreja seguía estando presente y ante la curiosidad de comprobarlo por mí misma hice mi primer pedido. En casa dudamos en hacer el experimento, no fuese cosa de la tele y nos quedásemos con una camisa nueva y manchada para siempre… pero nada más lejos de la realidad. Intacta. Sin manchas ni olor a vino.

Hemos estado investigando y el objetivo de esta firma de ropa tan poco convencional es aplicar la tecnología en las prendas que llevamos cada día. «Usas tecnología en prendas para ir una hora al gimnasio, como mucho, pero el resto del día también te están pasando cosas», contaba el fundador en una entrevista.

En busca de la calidad, Sepiia ha apostado por hacer avanzar el sector textil no solo en ámbitos como la comunicación o el diseño, sino también en cuanto a tecnología de producto. Hemos sabido que los planes de futuro de esta firma pasan por ampliar su gama de productos como pantalones para conseguir el total look, comercializar su producto en Marketplaces e dar el salto al mercado internacional.

Desconocemos cuál de estos objetivos se cumplirá antes, pero desde aquí apostaremos por conseguir el total look lo más pronto posible. No hay duda de que abogar por un consumo sostenible y de calidad es imprescindible, especialmente cuando se trata de una empresa impulsada por talento joven y Made in Spain.


Laia Martínez