Los tabúes masculinos dentro del sector de la moda y la belleza existen. Es duro creer que actualmente se tenga miedo a llevar falda o que al maquillaje para hombres se llame «pintura de guerra. Además, tenemos que destacar que si un reconocido futbolista se pinta las uñas es un «heterazo», pero si un cantante decide llevar un vestido de Gucci es «maricón». Nuestra sociedad no está preparada para esta conversación, pero la vamos a tener.

tabúes masculinos
Harry Styles rompiendo todos los tabúes masculinos existentes. Fuente: Pinterest

¿Qué es la «pintura de guerra»? ¿Para qué la queremos en pleno siglo XXI?

Es usual que la publicidad nos muestre el maquillaje para hombre como si fuera un concepto extraído de «Braveheart». Incluso, en muchas producciones de moda se quiere reflejar al hombre como un salvaje de la época medieval. Otros, al sufrir el miedo al rechazo por el uso de productos de belleza, se excusan en que simplemente lo usan en casos excepcionales: tapar el acné o pequeñas heridas. Nos encontramos con estos tabúes sobre el uso del maquillaje masculino a diario y en muchas ocasiones hasta con comentarios homofóbicos. ¿Deducimos por lo tanto que un chico maquillado debe de ser gay? Rotundamente NO. La orientación sexual no va ligada al uso de usar productos de belleza, no se es menos por usarlo. Aquí entramos en terreno hostil, la masculinidad frágil vs. la nueva masculinidad.

tabúes masculinos
‘War Paint’, la línea británica de maquillaje para hombres. Fuente: War Paint for Men
Un servidor maquillado por Miriam Balsera para la penúltima edición de MFWM

Existe temor a ser juzgados por llevar maquillaje, a ser insultados e incluso a encontrarnos marginados dentro de nuestro círculo más cercano. En mi caso, nunca olvidaré cuando Miriam Balsera encargada del stand de L’Oreal Paris en MBFW Madrid me maquilló con un Eyeliner rojo y una base sutil. ¿Cómo me sentí? Fuerte, empoderado y con ganas de dar guerra, pero en mi caso, no necesito llamarlo «pintura de guerra». En el fondo, todos deberíamos aprender del maquillaje tan elegante de Dior de su nueva colección, obviamente sin tabúes masculinos.

Los primeros tabúes masculinos: el azul es para niños y el rosa para las niñas, no lo olvides

Este problema lo tienen muchos hombres, y tienen estos tabúes masculinos porque son inculcados en la educación desde bien pequeños. Prácticamente desde que se nace nos dividen en: azul para niños y rosa para niñas. Todo por razones culturales y de nuevo por la publicidad, pero sobre todo, por la educación que ejercen las familias con sus hijos. A día de hoy, mucha gente joven reniega el llevar color rosa o colores pastel. De nuevo, por la misma razón de siempre. Aburre, ¿verdad? La culpa de esto la tiene un sistema que ejerce sobre nuestras mentes, haciéndonos ver que la ropa y el color tiene género. Se equivocan.

de izquierda a derecha: Balmain, Tom Ford, Versace y Dior
de izquierda a derecha: Tom Ford, Dior, Versace y Balmain

Si Harry Styles lleva un vestido de Gucci, es «maricón», pero si Bad Bunny se pinta las uñas de color negro, es un «machote»

He de confesar que siempre odiaré la palabra maricón, es anticuada y rústica. No, Harry Styles no es homosexual, pero aunque lo fuera, llevar un vestido valorado en miles de euros y llevarlo con ese empoderamiento, solo puede significar una cosa: influyente de estilo. El problema lo encontramos en la filosofía de vida de muchas personas rancias que piensan que el icono de una ex-boy band se pone un vestido es simplemente una declaración de intenciones de su sexualidad. Ahora, exponemos el caso contrario, el conocido cantante Bad Bunny o cualquier futbolista de elite se pintan las uñas, son unos cracks y unos machotes.

tabúes masculinos
El cantante puertorriqueña luce unas uñas perfectas. Fuente: Instagram

Son realidades totalmente simultáneas, pero en un contexto diferente. Los ídolos del hetero patriarcado no van a poner en duda la sexualidad de sus grandes inspiraciones, pero cuando se trata de otros que no tienen nada que ver con ellos, les juzgan y critican su forma de actuar o de hacer su vida.

Borja Iglesias jugador del equipo sevillano del «Real Betis Balompié» con las uñas de color negro. Fuente: Twitter

Por lo tanto, tendríamos que sentirnos libres de poder llevar lo que nos de la gana sin tener que dar tanta explicación. Acabemos con los tabúes masculinos que envuelven nuestra sociedad y seamos felices tal como somos sin temor al qué dirán o las criticas sociales que no tienen fundamentos.


Diego Rueda

La moda es un arte, es un concepto que define mis emociones, mi personalidad y mi día a día. Escribir sobre moda masculina, nuevo órdenes para el hombre y pasarelas son algunos de los temas que más me apasionan. CONTACTO: diegorueda.18@campuscamara.es