No es ningún secreto que desde hace mucho tiempo el té verde forma parte de nuestra vida. Por ello, los sorprendentes beneficios de esta infusión en nuestra salud han hecho que queramos dar un paso más allá e incorporarlo en nuestra rutina de belleza.

Aunque el té verde haya estado siempre más asociado a la despensa que al neceser o a la rutina facial, hoy en día la industria de cosmética utiliza este ingrediente y sus innumerables beneficios para crear productos enfocados al cuidado de nuestra piel.

De este modo, tanto en su formato bebible como en la formulación de un cosmético, el té verde aporta a la piel vitaminas C y E que ayudan a mantener la elasticidad del cutis, así como su luminosidad y brillo natural. Así que para qué utilizar highlighter si con el té verde tú sí que brillas sola.

Además, entre sus propiedades podemos encontrar altas cantidades de taninos y catequinas, dos poderosos antioxidantes que retrasan el envejecimiento de la piel y ayudan a eliminar todo tipo de rojeces e irritaciones del rostro. El combo perfecto para devolverle a nuestra piel la claridad y vitalidad que tanto necesita.

Pero, no solo se queda ahí. Entre sus beneficios también podremos descubrir que es un gran aliado para combatir el acné y el exceso de sebo en el rostro que provoca la aparición de estos granos. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas se ha convertido en el producto perfecto para utilizarlo como humectante y limpiador.

Según los expertos, el té verde es un tónico natural que, debido a sus propiedades purificantes y astringentes, lo hacen increíblemente eficaz para revitalizar la piel, limpiarla en profundidad y eliminar las células muertas. Es por ello, por lo que cada vez más productos intentan integrar el té verde en sus cosméticos. Y tú ¿te lo vas a perder?


Ana Díaz Barranco

Madrileña y oficialmente periodista. Escribo sobre arte y cultura, la mayoría de las veces, pero desde que descubrí psico no he vuelto a mirar atrás. Porque como decía Voltaire "La escritura es la pintura de la voz". Y que mejor voz que la nuestra para dar a conocer todos aquellos problemas y cuestiones de la vida que rondan nuestra cabeza.