época dorada

Últimamente, no se habla de otra cosa que de la edad dorada, y que haya sido el tema de la reciente Met Gala la ha convertido en toda una tendencia. Por ello, te decimos cómo copiar el estilo de esta belle époque ¡Toma nota!

¿Qué fue la época dorada?

Como mencionamos en el artículo de la Met Gala de este año, la edad dorada fue una época comprendida entre el 1870 y 1890 en la que Estados Unidos experimentó grandes cambios económicos, sociales, tecnológicos y culturales. En estos años se produjo un fuerte crecimiento económico, fomentado principalmente por el auge del ferrocarril y de grandes bancos o almacenes.

A finales del S.XIX, una parte de la sociedad estadounidense marcó el estilo y las costumbres de dicha época. Familias adineradas del este de Norteamérica representaron el modelo de jerarquía estadounidense y dejaron generaciones de fortuna y ostentosidad. Concretamente, fueron la familia Astor o la familia Vanderbilt las que las lucharon por el poder en la alta sociedad neoyorquina. De hecho, en la edad dorada tuvo lugar una lucha entre nuevos y viejos ricos, es decir, entre aquellas familias con años de historia en la élite de Nueva York y aquellas que acababan de recaudar su millonaria fortuna a partir del ferrocarril o las minas.

Por otro lado, la edad dorada estuvo también caracterizada por la presencia de la jet norteamericana en bailes, visitas a la ópera, galas, presentaciones de las mujeres en sociedad o cotillones. Esta era una de las formas de hacer negocio para los hombres y de expandir círculos de conocidos para nuestras queridas socialites.

Pinterest

La moda en la época dorada

Mientras las familias más acaudaladas de Estados Unidos marcaban las reglas de la sociedad, la industria de la moda estaba expectante ante el nacimiento de la alta costura. En consecuencia, a finales del S.XIX surgieron las tendencias que marcarían la época y el resto del siglo.

En primer lugar, los looks de entonces estaban caracterizados por ser extravagantes y extrovertidos. Además, se buscaba el volumen acentuando la cintura de la mujer con corsés y ensanchando la zona de la cadera con volantes y capas de tela. Del mismo modo, el armario de toda mujer se llenó de polisones, que eran almohadillas situadas sobre las nalgas que aportaban volumen a las faldas. Asimismo, una de las tendencia de entonces fue la línea princesa, una de las siluetas más usada por las mujeres. La línea princesa era aquel vestido ajustado sin costura en la zona de la cintura, resaltando así el busto y las caderas.

Los hombres, sin embargo, se mantuvieron con un estilo clásico. De este modo, el traje de tres piezas masculino se convirtió en el aliado de cada uno, llevándolo al trabajo e incluso a las fiestas y bailes a los que acudían las familias más ricas.

¿Cómo copiar el estilo de la edad dorada?

En pleno siglo XXI, parece que nos volvemos nostálgicas y anhelamos tendencias del pasado. Y no, no estamos hablando de los polisones y la exageración. Ni de la opresión de la mujer en aquella época, vista como un accesorio del hombre. A lo que nos referimos es al tópico literario collige, virgo, rosas. Coge, muchacha, las rosas como forma de animar a las jóvenes mujeres a disfrutar de ese momento perfecto, idealizado, simbolizado por la rosa. Esa actitud y esencia lírica es lo que hace que nos guste tanto la edad dorada, y el estreno de The Gilded Age en HBO ha sido la respuesta a todas nuestras plegarias.

Por ello, y para que seas capaz de copiar este estilo tan lleno de belleza y feminidad, te dejamos una selección de prendas para que lleves la edad dorada al siglo XXI ¡Nos lo agradecerás!

#1 Top corsetero de Zara 19,95 €

#2 Corsé de Bershka 17,99 €

#3 Colgante de perlas de TOUS 120,00 €

#4 Falda con encaje de H&M 29,99 €

#5 Pendientes de Parfois 6,99 €

#6 Anillo de ALEYOLÉ 49,00 €

#7 Blusa de Mango 39,99 €


María Padilla

“Algunas personas sueñan con piscinas. Yo sueño con armarios“. Audrey Hepburn