la-belleza-azul

Green beauty, Clean beauty, Cruelty free… y ahora llega el movimiento blue beauty o belleza azul. Descubre la nueva ola en cosmética alternativa, respetuosa con los océanos.

Todavía queda mucho por hacer, pero poco a poco vamos avanzando en cuanto a la sostenibilidad en el mundo de la belleza. Cada vez son más las personas, que apuestan por un cuidado personal más respetuoso con el medio ambiente. Con el tiempo hemos ido aprendido sobre como de perjudiciales pueden ser para el medio ambiente, productos tan cotidianos como las toallitas o los discos desmaquillantes.

De promedio una toallita húmeda no biodegradable tarda más de 100 años en degradarse, por su parte las compresas y tampones junto a sus envoltorios de plástico y aplicadores tardan más de 300 años. En su camino hacia la descomposición dejan desde desperdicio de agua, ya que una gran cantidad de personas desechan estos productos al váter, pasando por atascos, hasta llegar a la contaminación marítima con las toneladas de desperdicios.

En este contexto, nacen movimientos en clave beauty cuyo objetivo es contribuir en la construcción de una industria más sostenible. De esta manera, no solo hablamos de una industria green beauty o clean beauty, cuyo objetico es crear cosmética totalmente natural, sino que ha surgido un nuevo término: blue beauty o belleza azul. El objetivo de la belleza azul, es a través de los cosméticos cuidar y preservar los océanos y la vida marina.

Las marcas que engloban el movimiento belleza azul, se aseguran de que sus productos no dañan la fauna y flora marítima, gracias a una producción más sostenible, con productos naturales. No solo aplican un movimiento sostenible y positivo para el planeta, sino que además desarrollan tecnología innovadora para minimizar la huella de carbono.

#¿Cómo evita la belleza azul el uso de plástico?

El plástico es uno de los mayores enemigos de los océanos, cualquier plástico que usamos en nuestro día a día puede acabar en el mar, aunque lo hayamos depositado correctamente en el contenedor amarillo. Según cifras de Green Peace el 79% de los plásticos desechados hasta ahora han acabado en el medio ambiente, cada año mueren un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos como consecuencia de todos los plásticos del mar.

Por esta razón, todos los productos de belleza azul apuestan por alternativas que sean reutilizables, y otros materiales reciclados y reciclables, evitando así envases de plástico. Con esta sencilla medida las marcas blue beauty reducen el uso de plástico de forma considerada, todos sus envases proporcionan una alternativa sostenible.

#Ingredientes de la belleza azul

Las marcas blue beauty siguen la misma tendencia comentada, todos sus ingredientes deben estar libres de químicos que puedan terminar contaminando el agua. La belleza azul hace especial hincapié en los arrecifes de coral, los ingredientes sintéticos de las siliconas de las cremas, champús, y demás productos son una gran amenaza para los arrecifes.

#Marcas de belleza que se unen a esta corriente sostenible

Por suerte, el mercado cuenta con una gran variedad de marcas relevantes comprometidas con la preservación del medio ambiente, y en especial los océanos. Una de las más veteranas es la empresa de cosméticos inglesa Lush, con un amplio catálogo de productos de origen natural, prescinde de envases en plásticos, además no testa en animales y fomenta el reciclaje.

Freshly Cosmetics, es la firma española de cosmética natural que está invadiendo internet en los últimos meses, con una gran expansión en todo el territorio y a nivel internacional, ya que prepara su entrada en el mercado chino. Otras marcas como Caudalie, Biotherm o Lierac han desarrollado líneas de productos solares sin oxibenzona y octinoxato, dos de los filtros químicos más nocivos para el ecosistema marino.

Lo que está claro es que la belleza azul ha llegado para quedarse, lo que nos hace preguntarnos… ¿pasará este efecto blue a la moda?.


Olga Juárez

Periodista y documentalista, dispuesta a aceptar nuevos retos y a adaptarme a cualquier cambio que me haga salir de mi zona de confort.