El positivismo sexual es un movimiento que defiende la libertad de vivir la sexualidad como queramos. Si quieres saber más, ¡sigue leyendo hasta el final!

#Positivismosexual

#Tolerancia

El positivismo sexual surge del movimiento Pro-sex, que promueve la sexualidad basada en tres pilares principales: sexo seguro, tolerante y consentido, sea cual sea la práctica sexual, y por supuesto, nuestra condición sexual.

#Libertad sexual

En el positivismo sexual no existe una lista de lo que deberías o no hacer ( deberías tener sexo x veces al día o no deberías tener tantas parejas sexuales antes de casarte).

La verdadera liberación sexual no tiene reglas ni jerarquías de placer. Es tan simple como darte el permiso de ser quien quieres ser sexualmente.

Y es que durante muchos años el sexo ha sido un tema de conversación tabú, pero también hay veces que los jóvenes nos sentimos incómodos al hablar de sexo con nuestro amigos y amigas, porque tienen una visión muy diferente a la nuestra, y pensamos que no vamos a ser comprendidos. El positivismo sexual te ayudará a sentirte cómodo/a con tu manera de entender el sexo.

#Conexión humana

Una de las razones por las que unirse al movimiento es porque el sexo es una de las maneras más humanas de conectarnos con los demás, y con nosotros mismos. El sexo alivia el estrés, mejora la calidad del sueño y disminuye la presión arterial.

Por eso es importante que insistamos en que se imparta educación sexual en las aulas, para que todos seamos conscientes de la importancia que tiene que el sexo sea consentido, seguro y proporcione placer a las personas que lo practican.

#Placer femenino

La liberación sexual de la mujer es uno de los pilares del feminismo. La “revolución“ del satisfyer ha puesto en el punto de mira el placer sexual femenino.

Placer, sexo seguro y responsable. Así podría resumirse el positivismo sexual, un movimiento del que merece la pena informarse y compartirlo con nuestros amigos más cercanos.