madres paralelas vestuario

El cine y la moda siempre han ido de la mano, el vestuario es un símbolo más en la escena, capaz de completar el dialogo, generando narrativas cinematográfica brillantes. Como bien hemos podido comprobar a lo largo de la historia fílmica, desde las primeras películas mudas de Charlie Chaplin, pasando por  ‘Lo que el viento se llevó’ o incluso ‘Desayuno con diamante’.

A través del vestuario los directores consiguen transportar al espectador a un época concreta, e incluso revelan sentimientos y pensamientos de los propios personajes. Bien lo sabe Pedro Almodóvar, gran amante de la simbología en el vestuario de sus películas.

Ya en sus primeras películas demostró su posicionamiento apoyando la moda, de la mano de José María de Cossío coordinador de vestuario escénico con taller propio, quién lo acompaño en ‘La ley del deseo’, ‘Átame’ o ‘Mujeres al borde de un ataque de nervios’ (entre otras).

Durante toda su carrera no solo ha contado con la ayuda de grandes asesores de vestuario, además diseñadores de la altura de Francis Montesinos o Jean Paul Gaultier han colaborado con el director manchego. También, podemos disfrutar de grandes piezas de Gucci y Giorgio Armani en ‘Todo sobre mi madre’ y ‘Tacones lejanos’, esta última conto con la contribución de Chanel. Este otoño llega a los cines ‘Madres Paralelas’, e igual que hizo en 2016 con ‘Julieta’ Almodóvar se apoya en Dior.

En las primeras imágenes de ‘Madres paralelas’ que ha facilitado la productora El Deseo (empresa privada de Pedro y Agustín Almodóvar), hemos podido comprobar que el director no deja de lado la moda con mensaje. Janis, personaje interpretado por Penélope Cruz, aparece con un diseño de Dior en el que resalta la frase ‘We should all be feminist’ (Todas deberíamos ser feministas) de la escritora Chimamanda Ngozi.

madres paralelas camiseta feminista dior
Milena Smith y Penélope Cruz durante la grabación de ‘Madres paralelas’.

Una frase que se ha convertido en todo un lema de la maison tras la llegada de Maria Grazia Chiuri, la primera diseñadora mujer en ponerse al frente de la firma francesa. En 2017 cuando salió a la venta, fue un diseño muy aplaudido y criticado. Elogiado por defender los derechos de la mujer, e implicar socialmente una firma de alta costura con una historia marcada por directivos masculinos. Por el contrario, recibió una oleada de quejas por su elevado precio: 620 euros. 

Debemos señalar, que este lema no solo comparte el feminismo con ‘Mujeres paralelas’, la última creación de Almodóvar también ha sido elogiada y criticada a la par. Elogiada por el empoderamiento femenino que engloba todo el guion, sobre todo, el personaje de Penélope Cruz que muestra a una mujer madura, segura de sí misma, capaz de apaciguar todos sus demonios internos y convencionales.

Por otro lado, aunque la película todavía no se ha estrenado, el pasado mes de agosto el largometraje fue criticado ferozmente en redes sociales, tras la publicación de su primer cartel promocional. Instagram, enemigo de los pezones femeninos censuro el primer póster promocional de la cinta, el cuál mostraba en primer plano un pezón lactando. Una imagen todopoderosamente dañina para el algoritmo de la red social, que califico la foto como ofensiva y obscena. En un par de horas la imagen había desaparecido, pero la polémica ya estaba servida.

Como hemos visto, el vestuario no llega de pura casualidad al cine, la moda va unida a las emociones y sentimientos que quiere mostrar el director. Poco hemos podido descubrir del vestuario de ‘Madres Paralelas’, pero los primeros instantes han dejado un rico trasfondo, seguro que Almodóvar nos sorprenderá mucho más con la cinta al completo.


Olga Juárez

Periodista y documentalista, dispuesta a aceptar nuevos retos y a adaptarme a cualquier cambio que me haga salir de mi zona de confort.