Las luces, el bullicio y los rascacielos son, entre otras, las palabras que representan la capital japonesa. ¿Su misión? Ser una de las ciudades con mayor vida nocturna del planeta. El alcohol y la fiesta están entre sus planes, sin embargo, lo que hace de Tokio una ciudad inolvidable son los edificios que iluminan la oscuridad de la noche.

#1 Shibuya (渋谷)

Conocido como “el barrio que nunca duerme”, es el barrio preferido por la población joven de la ciudad.  Al pasear por las calles del distrito, se pueden apreciar, a parte de los centros comerciales, las galerías de arte. Sus obras de arte pueden visitarse incluso por la noche, puesto que muchas de las galerías cuentan con horario nocturno.

Fotografía de Alex Knight

#2 Las luces de Shinjuku (新宿)

“El barrio de las luces rojas”. Podría decirse que este barrio se encuentra incluso aún más despierto que Shibuya. A su paso por las diferentes calles, se puede disfrutar del espectáculo de luces de neón que las iluminan.

#3 Odaiba (お台場)

Odaiba es una isla artificial que se encuentra en la ciudad. El paisaje nocturno es uno de los más bonitos que se pueden presenciar en la noche tokiota. Los edificios pueden recordar a la entrada en Manhattan a través del puente de Brooklyn. ¡Hay incluso una Estatua de la Libertad!

#4 Templo de Sensoji (浅草寺)

A pesar de que suele estar abarrotado de gente durante el día, después de la caída del sol, este lugar ese torna en un lugar mágico.  Las luces de color rojo que envuelven el templo crean una escenografía única de la Asia oriental.

#5 Roppongi (六本木)

Así se llama el lujoso distrito de la ciudad de Tokio que cuenta con un área lleno de rascacielos. Uno de ellos es el Mori Tower, en el que se encuentra  uno de los mejores observatorios de la ciudad. Imprescindible si se quiere vivir un momento para no olvidar en la noche tokiota.  

Las entradas al mirador se pueden conseguir aquí.

#6 Tokyo Skytree  (東京スカイツリー)

No podía faltar en esta lista el símbolo de la capital japonesa, la construcción más alta que existe a día de hoy en Tokio, llegando a los 634 metros de altitud. Se encuentra en el barrio de Sumida y es la parabólica más grande para televisión y radio en la región de Kanto.


Candela Jiménez

Periodista. Adicta a la radio y a la televisión desde pequeña. Cubro parte de la información local de Madrid en Cadena SER. El tiempo proveerá. ¿Qué digo siempre?: "No aceleres algo que quieras que dure para siempre".