Isabel Traquete y su abuela Esperança, dos mujeres de pies pequeños pero grandes ideas, siempre bromeaban sobre cómo sería diseñar zapatos para aquellas personas que como ellas, no conseguían encontrar calzado fuera de la sección infantil. Poco se imaginaban por aquel entonces, que la idea llegaría a materializarse gracias a la dedicación de Isabel.

Arquitecta y con una talla 32 de pie, Isabel Traquete decidió hacer realidad aquel sueño tras la muerte de su abuela. “El impulso definitivo para lanzarme a emprender fue el deseo de ambas de crear una marca que incluyese a mujeres con los pies pequeños. Traquete Portugal es sobre todo, un homenaje a mi abuela” afirma Isabel, que ahora compagina la dirección de su firma con el trabajo de arquitecta. Su experiencia en este sector le ha servido para elaborar el método y las estructuras de trabajo necesarias para crear este proyecto, pero la pasión por la moda le es innata.

Y es que Isabel no sólo es la fundadora de Traquete Portugal, sino que diseña en exclusiva los modelos de la firma. “Todos los diseños son realizados por mí, así como la elección de materiales. Y el resultado final viene de distintas fuentes de inspiración. Viajes, experiencias e historias del cotidiano y hasta de las personas que me rodean y admiro”. Isabel entiende que “la moda es una forma de expresarnos, pero además siempre esconde una historia. No se trata sólo de la imagen, sino también del mensaje. Y he ido dándome cuenta de esto a lo largo de mi carrera”.

Traquete Portugal es una firma sostenible y cien por cien portuguesa “La producción se realiza en el Norte de Portugal, zona en la que se concentran las mejores fábricas y donde, tras mucho buscar, encontré unos profesionales de la artesanía que me dieron la oportunidad de trabajar con ellos y se embarcaron en el proyecto. Todos los zapatos Traquete están realizados a mano” sostiene la diseñadora. La firma además apuesta por materiales como la piel y por unos diseños originales a la par que cómodos, en los que siempre predomina un tacón medio-bajo. Lo que convierte a los zapatos Traquete en los mejores aliados tanto para el cotidiano como para una ocasión especial.

Isabel que siempre ha tenido dificultades para encontrar un buen calzado tal y como nos confiesa, “compraba muchísimos zapatos en Zarakids”, no ha querido excluir a nadie de este bonito proyecto por lo que la firma calza hasta la talla 41.
Hace muy poco, justo al finalizar la cuarentena, Traquete Portugal lanzó su segunda colección; Fidúcia “porque fidúcia, (confianza en portugués), es todo lo que necesitas para ser quien quieras ser”, explica la diseñadora.

Talento, originalidad y si me lo permitís, una historia entrañable, son los pilares fundamentales en los que se basa este proyecto portugués cuya filosofía es “Creer en el amor y en la voluntad de soñar” tal y como nos cuenta Isabel.
Con estos elementos no nos cabe duda de que Traquete Portugal conseguirá crecer tanto dentro como fuera de Portugal y robar los corazones de las tallas 32 a la 41.


Manuela Castilla Rojas