Urbanita, en Status of Empire, somos de compartir secretos… Y si hay uno que debes conocer para lucir tu mejor versión (sea cual sea el momento y la ocasión) esa es la tecnología LPG.

Llamado también lipomassage. Es un procedimiento que los profesionales llevan a cabo con un aparato de amasamiento tisular mecanizado, donde su función es liberar las grasas resistentes, alisar la celulitis y reafirmar la piel. 

Porque esa es precisamente su función principal: reducir la celulitis, drenar, mejorar la circulación y reducir volumen de los tejidos, principalmente en brazos, espalda, abdomen, nalgas, caderas y muslos. Gracias a los masajes de sus dos rodillos se reduce la retención de líquidos, favoreciendo así la remodelación del cuerpo y la eliminación de la celulitis localizada. 

#AsíFunciona

Se trata de un equipo que dispone de un cabezal compuesto por rodillos motorizados que se van desplazando por el cuerpo del paciente. Este aparato combina tres movimientos: ondulado, en espiga y en forma de ocho. Gracias a esta combinación de movimientos, la tecnología de LPG ofrece mayor seguridad, evitando la aparición de roturas capilares y hematomas.

¿Dónde lo puedo usar? Donde tú quieras. En todo el cuerpo, o en zonas localizas. Tú eliges. En sus primeros años, este tratamiento corporal se utilizaba con potencias muy altas, y podía crear algo de flacidez, pero ahora, gracias a la tecnología se utiliza una potencia más suave y sirve igual a nivel linfático. Por lo tanto, además de eliminar la celulitis o la grasa localizada, mejora la tersura de los tejidos.

Es magia, sin dolor y con resultados desde la primera sesión

Además, no es doloroso. Tampoco es un método invasivo, aunque existen partes del cuerpo en las que se puede sentir más sensibilidad. Para realizar la técnica del LPG es necesario el uso de una malla personalizada, ya que ésta permite que el cabezal del aparato se deslice con mayor facilidad sobre el cuerpo, y a su vez asegura una mayor privacidad y una higiene óptima.

Como en todos los tratamientos de aparatología, para mantener y potenciar sus efectos, es recomendable beber alrededor de dos litros de agua al día para mejorar el efecto drenante, además de realizar algo de ejercicio y llevar una dieta equilibrada y saludable. El conjunto de todo ello, te ayudará a reducir la retención de líquidos. 

¿Los resultados? Puedes notarlos desde la primera sesión: se puede apreciar una reducción de volumen y una mejora de la zona. Cuando aplicas el LPG en la zona de las piernas, puedes sentir mayor ligereza, la sensación de piernas cansadas desaparece. En cuanto al número de sesiones necesarias, aunque por lo general empiezan a notarse los resultados en torno a la sexta sesión, se recomienda completar un ciclo de 20 sesiones de 30 minutos, dos veces por semana. No obstante, son los profesionales los que deciden el número de sesiones de LPG que se necesitan dependiendo de las de cada paciente. 

#NoSinMiCentro

Lo confesamos… Nosotrxs ya lo hemos probado. Pero en las ojeras y nos súperencantó. Pero como no todos los centros son iguales… Urbanita, apunta el nombre, porque no te arrepentirás: Alexandra Arráez. Barcelona o Madrid… La decisión es tuya. ¿Te apuntas a descubrir la magia del LPG?