Estamos a unos días de entrar oficialmente en el verano, aunque muchos de nosotros estemos ya en él. Hemos aprovechado el fin de restricciones de viajes para emprender visitas a lugares. Un hábito que nos pedía el cuerpo desde hace mucho tiempo. Pero, el verano también es una época ideal para ahorrar porque llueven ofertas de trabajo, aunque sean temporales. Y, aunque seas de aquellos que consideran que las vacaciones son sagradas, en un chasquido de dedos te encontrarás en septiembre con la necesidad de trabajar o hacer algo de provecho para sentirte realizado. Sigue estos consejos para venderte mejor y no solo triunfarás en el ámbito laboral, sino también en tu día a día.

Defiende como eres a ultranza

No titubees, no dudes, que no se te escape el famoso “creo” cuando te pregunten algo. En una entrevista de trabajo no hay espacio para la indecisión, tienes que tomar decisiones. Por muy inseguros que cada uno de nosotros seamos, necesitamos creer en nuestras posibilidades, revestirnos de acero para mostrarnos impenetrables. Tener personalidad es un hecho invisibilizado socialmente, salirse de la norma está visto con malos ojos, pero eso mismo te puede hacer ganar puntos en busca de un trabajo. La personalidad te hace destacar, ser especial.

Mostrarse activo y dar la espalda a la pasividad

No es cuestión de que lleves la voz cantante durante la entrevista, eso puede ser negativo. Pero es necesario que te muestres activo, te anticipes a las preguntas y lleves las respuestas a terrenos que son de tu agrado. Esto se puede aplicar para cualquier conversación con personas o entrevistas de ingreso a cualquier centro. Tener la cualidad de prestar atención es tan importante como saber venderte.

No renegar de la experiencia previa

Eso de la experiencia es un mantra en todos los trabajos que busques. Recuerdo cuando buscaba trabajo las famosas demandas de los negocios: “se requieren dos años de experiencia laboral”. Pues bien, ¿de donde quieres que saque esa experiencia si en todos los trabajos me la piden? Es un círculo vicioso, un gato que no para de morderse la cola. En un mundo como en el que vivimos, donde la competitividad parece no tener fin, es esencial que destaques tus logros aunque puedas considerar que sean nimios. Toda experiencia es un plus.

Un currículum… digno

Tener un currículum actualizado, moderno, con tus redes sociales (sí) enlazadas, una foto de perfil con buena pose y de calidad. Todo eso añade una valoración positiva para que en el momento de la entrevista, la empresa que te contrate espere y tenga una actitud positiva contigo. Vivimos en un mundo visual…

Saber adaptarte a las exigencias del trabajo

Hay una serie de requisitos que se repiten una y otra vez en todas las entrevistas, cualidades como ser bueno de cara al público, tener determinación, saber trabajar con los compañeros, estar motivado… tienes que mostrar al entrevistador que eres capaz de todo esto y más. La confianza con que respondas dará resultados satisfactorios. No eres solo una piedra en un mar de rocas, eres la perla que ilumina el océano. Debes de adoptar esta mentalidad.

Estos consejos te ayudarán en tu futuro laboral, también te pueden servir para ganar confianza en ti mismo. Todo depende de ti. Levántate del sofá y sal a comerte el mundo querido lector.


Oliver De la Torre

Soy un joven corriente con nombre extranjero. Escribo sobre cultura y aquello que me haga aprender nuevas cosas. Vuelo y me alimento de mis pasiones, ya sea cine, libros o música. ¿Qué seríamos sin el arte?